Saltar al contenido

Oligodendrocitos: El apoyo de las neuronas

Cuando nos referimos al cerebro humano generalmente pensamos que está conformado por neuronas que determinan nuestro pensamiento e inteligencia. Pues esto es cierto solo en un pequeño porcentaje.

El cerebro humano está constituido por más de 80.000 millones de neuronas, pero esta cifra viene a representar apenas un 15% del total de células de los órganos que lo componen.

Células y su función dentro del cuerpo humano

El otro 85% está compuesto por otras células microscópicas llamadas células gliales, responsables de formar una sustancia llamada glía que se extiende por todos los rincones del sistema nervioso.

Las células gliales son las encargadas de ayudar a las neuronas en su proceso de transmisión de los impulsos electroquímico mediante el sistema nervioso.   Las células gliales se encargan de aportar nutrientes, mantener la estructura o de acelerar la conducción neural propiamente dicha, reparar daños y  proveer energía a las neuronas.

Dentro de estas tantas células gliales que se encuentran en el cerebro son especialmente importantes los llamados oligodendrocitos por su facultad de formar las vainas de mielina protectoras de los axones del sistema nervioso central.

  • La mielina es una lipoproteína que permite la ampliación del potencial de acción en tiempo y distancia. Protegen al axón del impulso eléctrico haciendo más rápido su recorrido y evita su dispersión a través de la membrana neuronal.
  • Los oligodendrocitos, las células de Schwann, los  astrocitos y la microglia son las cuatro clases de células gliales consideradas más importantes.

Las células de Schwann

Son las únicas que se encuentran en los nervios que recorren todo el cuerpo. (Sistema  nervioso periférico). Son una especie de vainas microscópicas con apariencia de perlas compuestas de mielina.

Son capaces de segregar el “Factor de crecimiento nervioso” (FCN), molécula que sirve para la estimulación del crecimiento neuronal  durante el desarrollo.

Las  células de Schwann, son las encargadas de la formación de mielina en el sistema nervioso periférico. Las células de Schwann se enrollan en torno a un único axón mediante su citoplasma.

Los  astrocitos

Son células que se encuentran cerca de las neuronas, son de apariencia estrellada,   de mayor tamaño en comparación con las neuronas, se encuentran en el sistema nervioso central (SNC) y por el nervio óptico.

Los astrocitos son una especie de soldados integrantes de la Barrera Hematoencefálica (BHE), que es una membrana protectora del SNC cuya función es no permitir que la sangre desemboque directamente a él. 

Los astrocitos se encargan de filtrar lo que puede pasar o no al SNC. Permiten la entrada de oxígeno y glucosa; alimento de las neuronas.

Microglia

Es el grupo de células que conforman la base del sistema inmune cerebral. Debido a que la Barrera Hematoencefalica no permite el paso libre de las células del sistema inmune, el cerebro cuenta con su propio sistema defensivo y son estas células sus soldados protectores.

La función básica de estas células es defender y reparar el cerebro de las lesiones causadas por los microorganismos invasores, restos celulares, y la enfermedad.

Ellos constantemente escanean el SNC para placas dañadas, neuronas y agentes infecciosos. Ellos son sensibles al medio ambiente y son capaces de detectar los cambios más pequeños en la composición biológica del tejido cerebral. Las células escanear el SNC para localizar y neutralizar cualquier placa, fragmentos de ácido desoxirribonucleico (ADN), ovillos neuronales, células muertas, las células dañadas, y materiales extraños. Se pueden considerar las amas de casa del cerebro mediante la limpieza de los restos celulares.

Los oligodendrocitos

Es un tipo de célula  que se encargan de formar las vainas de mielina que envuelven los axones del sistema nervioso central. Se localizan únicamente en el encéfalo y en la médula ósea  (SNC). Poseen muchas prolongaciones que se enrollan alrededor de axones de varias neuronas.

Las vainas de mielina creadas alrededor de los axones de las neuronas tienen el objetivo de aislarlas e incrementar la velocidad de transmisión de los impulsos electroquímicos.

Esta mielinización se forma en la médula espinal alrededor de la semana 16 de vida intrauterina y avanza después del nacimiento hasta que prácticamente todas las fibras nerviosas están mielinizadas en el momento en que el niño comienza a caminar. Aun en la adultez del ser humano continúan reproduciéndose oligodendrocitos a partir de células madres.

Tipos de oligodendrocitos

Los oligodendrocitos pueden clasificarse principalmente por sus funciones, aunque estructural y molecularmente son muy similares. Hay dos tipos principales: interfasciculares y satelitales.

  • Los oligodendrocitos interfasciculares, son los que se encargan de la formación de vainas de mielina, conforman parte de la materia blanca del encéfalo.
  • Los oligodendrocitos satelitales, conforman parte de la materia gris, no son productores de mielina, no se adhieren a las neuronas, ni cumplen función de aislamiento. Se desconocen sus funciones.

Funciones

En vista de que no se sabe con exactitud cuáles son las funciones de los oligodendrocitos satelitales, solo entraremos en la descripción de las funciones de los interfasciculares.

Aceleración de la transmisión neuronal

La velocidad de los potenciales de acción se incrementa cuando los axones han sido mielinizados. El correcto funcionamiento del sistema hormonal y muscular se ve favorecido ante un ritmo adecuado de conducción neural. La inteligencia también se ve favorecida ante la acción de estas células en las neuronas.

Aislamiento de membranas celulares

El aislamiento de los axones  neuronales del medio exterior de las células previene la filtración de iones mediante la membrana celular.

Estructuración del sistema nervioso

Dado que las neuronas no son capaces de desempeñar su función por si solas, las células gliales en especial  los oligodendrocitos interfasciculares se ocupan de sostener la estructura de redes de las neuronas.

Apoyo al desarrollo de las neuronas

Los oligodendrocitos, son productores de proteínas que en su interacción con las neuronas, logran que éstas se mantengan activas, impidiendo así una muerte celular programada.  

Homeostasis del fluido extracelular

A pesar de que los oligodendrocitos satélites no tienen una función clara, son importantes para mantener el equilibrio homeostático del medio exterior de las neuronas cercanas a ellos.

Enfermedades asociadas a la mielina

El síndrome de Miller Fisher

Es una variante del síndrome de Guillain-Barré, enfermedad autoinmune que se caracteriza por la producción de anticuerpos contra la mielina de las neuronas del sistema nervioso periférico.

Se pierde la conducción de señales entre el organismo y el SNC, conduciendo a una parálisis muscular potencialmente grave. También se pierde el funcionamiento de los órganos de los sentidos.

Los síntomas asociados a esta enfermedad son oftalmología, ataxia y arreflexiaSi se atiende a tiempo tiene buenas expectativas de mejoría a largo plazo

La enfermedad de Charcot–Marie–Tooth, o CMT

Es una enfermedad hereditaria que afecta los nervios periféricos, es conocida como neuropatía periférica. Ocasiona el daño de los nervios periféricos, la causa más común es la diabetes.

La Esclerosis múltiple

Enfermedad del sistema nervioso que bloquea o retarda la comunicación entre el cerebro y el cuerpo. Esto ocurre cuando la vaina de mielina que protege las células nerviosas es lesionada, afecta al cerebro y la médula espinal.

La sintomatología más frecuente está dada por la pérdida de equilibrio, movimientos musculares involuntarios, problemas de movimiento, dificultades de coordinación, temblor, debilidad, estreñimiento o alteraciones intestinales.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

Ataca progresivamente las neuronas motoras, que controlan los músculos involuntarios. Se caracterizan por la degeneración gradual hasta llegar al muerte neuronal y del organismo.

La enfermedad de Baló o esclerosis concéntrica de Baló

Afecta generalmente a los niños y rara veces a los adultos. Consiste en la pérdida de la mielina en el cerebro. Es poco frecuente y se desconocen sus Provoca parálisis progresiva, movimientos involuntarios de los músculos entre otros problemas neurológicos.

Las leuco-distrofias

Consiste en alteraciones de la visión y el sistema motor. Se origina por la destrucción de la mielina por defectos enzimáticos en la formación o mantenimiento de la mielina o por procesos de origen vascular infeccioso, autoinmune, inflamatorio o tóxico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.