Omfalofobia: cuando tienes miedo a tocar ombligos

miedo a los ombligos

Existen fobias y miedos irracionales de todo tipo, y una de las fobias más raras que existen es la fobia a los ombligos… es decir, tener miedo irracional a los ombligos. En lo que respecta a las fobias más raras y menos documentadas, la omfalofobia, el miedo a los ombligos, quizás encabeza la lista. La palabra se deriva del griego Omphalo que significa ombligo y phobos que. significa miedo o miedo profundo.

Las personas que sufren de omfalofobia sienten mucho miedo por los ombligos, los suyos o, en algunos casos, los de los demás. No les gusta tocar su ombligo ni que otros se lo toquen. A veces, simplemente ver un ombligo es suficiente para hacer que se sientan asqueados o aterrorizados.

El miedo a la fobia a los ombligos afecta a hombres y mujeres por igual. Hay famosos incluso con esta fobia como por ejemplo Khloe Kardashian quien se siente agobiada con su vientre por culpa del ombligo… Pero no es la única en el mundo, aunque sea una fobia rara es una fobia que sucede.

fobia a los ombligos

Causas

Como ocurre con otras fobias específicas, la omfalofobia también tiene su origen en la infancia, sobre todo, debido a una experiencia traumática o negativa asociada a esta parte del cuerpo. En otras ocasiones las causas no se saben ciertamente, pero lo más habitual es que las causas tengan que ver con las siguientes que te contamos a continuación:

  • Tiene que ver con la infancia. La mayoría de los fóbicos con el ombligo, relatan, que cuando eran niños, solían estar fascinados con su ombligo, se lo tocan tanto que pueden hacerse daño, incluso algunos ven en su ombligo con el tiempo como una parte oscura y sucia que intentan limpiar con objetos afilados o bastoncillos de los oídos. Pero esta suciedad les hacen sentir sucios y náuseas cada vez que lo ven o piensan en el ombligo.
  • Un bebé está conectado a través del cordón umbilical al útero de la madre. Este conocimiento a veces hace que un fóbico suponga que los médicos accidentalmente dejaron una parte del cordón en su ombligo. Para los pacientes con más ansiedad que ya padecen otros trastornos, este pensamiento es suficiente para desencadenar una respuesta irracional de miedo cada vez que piensan en su ombligo o en el de los demás.
  • Algunos niños podrían haber sido pegados, tocados indebidamente o abusados sexualmente con el ombligo cuando eran niños. Luego, su cerebro desencadena una respuesta fóbica como mecanismo de defensa y protección mental.
  • Algunos fóbicos recuerdan el temor de que sus “tripas se caigan” si alguien tira o toca alrededor del ombligo.

tener miedo a los ombligos

Síntomas

Como en todas las fobias, en la omfalofobia también existen síntomas que se deben conocer para poder reconocer y ser consciente de que quizá, se tenga omfalofobia. Esta fobia da lugar a muchos síntomas físicos y mentales, sobre todo cuando la persona afectada toca accidentalmente su obligo, ve el de otra persona u otras personas tocan su barriga. Los síntomas más característicos son:

  • Temblores
  • Llanto
  • Sentir la necesidad de esconderse, huir o esconderse
  • Tener pensamientos sobre la muerte o que va a morir
  • Sensación de náuseas o vómitos
  • Palpitaciones y respiración rápida
  • Mareos
  • Sudores

Naturalmente y como cualquier otra fobia, este miedo persistente a los ombligos puede ser bastante debilitante y puede afectar negativamente la vida diaria.

¿Se puede superar el miedo a los ombligos?

La omfalofobia aunque es una fobia rara puede llegar a ser bastante grave e incapacitante, teniendo en cuenta sobre todo, que la persona no puede huir de su ombligo, no puede “escapar” de su miedo irracional. Tienen pensamientos constantes sobre ombligos que pueden hacer que desencadene en llantos o que tenga ansiedad y náuseas todo el tiempo. El organismo está todo el tiempo en modo tenso pensando que tiene que escapar de un gran peligro, pero en realidad ese peligro no existe, solo está en la mente de la persona afectada por omfalofobia.

Como en cualquier otra fobia, las personas afectadas con omfalofobia les cuesta buscar ayuda y muchas se niegan a ser tratadas. La realidad eso que este tipo de fobia es muy tratable y si se decidieran a  buscar ayuda las personas afectadas por esta fobia, es más que probable que pudieran superar esta fobia sin problemas.

Se pueden usar varias terapias como la hipnoterapia, la psicoterapia y la terapia cognitiva conductual (TCC), para ayudar a llegar al fondo de la fobia. Naturalmente, esto debe hacerse solo bajo la guía de un terapeuta que tenga la capacidad y experiencia suficiente para poder tratar con éxito este tipo de fobias.

ombligo de persona

Si la fobia es muy grave y está afectando a la vida cotidiana del paciente, entonces será más que necesario que se le prescriba medicamentos contra la ansiedad para intentar de este modo, que su vida no tenga tantas alteraciones a causa de la fobia. Aunque lo ideal siempre será buscar aydia profesional para poder esperar los miedos infundados hacia el ombligo. Los medicamentos pueden ayudar en cierto modo, sobre todo con los síntomas, pero no curan la fobia.

Aparte de estas terapias, pocas técnicas de autoayuda también pueden implementarse en casa con el amor y el apoyo de amigos y familiares. Estos incluyen meditación, visualización positiva y desensibilización gradual para superar el miedo a los ombligos. Este último incluye la exposición gradual del fóbico a su objeto de miedo. Por lo tanto, uno puede comenzar mirando una foto del ombligo, tocándolo o dejando que un miembro de la familia lo toque. La respiración profunda al realizar estos pasos puede ayudar mucho al fóbico a superar la omfalofobia.

Si no te ves varazo de poder superar tu miedo a los ombligos por tu cuenta o ves que cada vez va a peor y te sientes peor una y otra vez, entonces, será necesario que acudas a tu médico para que te derive a un profesional de salud mental para que puedan ayudarte de forma profesional. No pienses que el miedo a los ombligos se irá solo porque eso no pasará. Si tu miedo es irracional y comienza a afectarte demasiado, acude a tu médico cuanto antes para que te ayude a buscar una solución a tu malestar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.