Parafasias: qué son, tipos y ejemplos

Cuando una persona padece parafasia es un trastorno del lenguaje en el que la persona no es capaz de recordar un fonema o palabra adecuada para el contexto en el que se encuentra. Normalmente la persona intenta superar o disimular este problema dando rodeaos o utilizando otras palabras sinónimas cuando habla con otra persona.

La parafasia es parte de un grupo de trastornos del lenguaje como las afasias (afasias de reducción, afasias de deformación, trastornos de comprensión verbal o trastornos del lenguaje escrito). Un sinónimo de parafasia puede ser paralalia. Es una alteración de la expresión verbal donde se sustituye un morfema por otro creando errores semánticos (cambian una palabra por otra) o se altera la fonética de un morfema (cambian una letra en una palabra).

Causas

Cuando ocurre la parafasia, normalmente es un síntoma de lesión cerebral que puede deberse a infecciones, tumores en la cabeza, a padecer demencia, a tener la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Huntington, abuso de sustancias, etc. Si una persona padece alguna de estas causas es probable que manifiesten una serie de alteraciones del lenguaje que les impida tener una comunicación normal con los interlocutores.

Tipos de parafasias

Existen diferentes tipos de parafasias que se deben tener en cuenta para entender mejor la condición. Las diferentes parafasias son:

  • Parafasia fonética o literal. En este tipo de parafasia se añade, se desplazan o directamente se omiten los fonemas. Es una secuencia inadecuada de fonemas, por ejemplo decir: ‘capa’ en lugar de ‘cama’.
  • Parafasia verbal morfológica. En este tipo de parafasia se cambian las palabras por otras que son parecidas tanto en la pronunciación como en la forma en que se escriben.
  • Parafasia verbal semántica. Este tipo de parafasia ocurre cuando la palabra se reemplaza por otra cercana o un sinónimo. Por ejemplo se puede decir ‘mesa’ por ‘silla’ o ‘perro’ por ‘lobo’. Estas palabras pertenecen a un mismo campo semántico (muebles, caninos) pero no son lo mismo. También puede darse el caso que el uso de palabras utilizadas sean antónimas o que la palabra que se diga sea el campo semántico, por ejemplo decir ‘animal’ en lugar de ‘perro’.
  • Neologismos. Esto ocurre cuando una persona dice una palabra para expresar una idea que no es capaz de expresar de otro modo.
  • Parafasia verbal inconexa. Este tipo de parafasia ocurre cuando cuando la palabra que se dice no se relaciona en nada con la palabra que se está buscando, por ejemplo decir ‘libro’ cuando se quiere decir ‘tijeras’.
  • Parafasia sintagmática. Este tipo de parafasia ocurre cuando hay sustituciones que pueden aparecer en unidades lingüísticas más complejas por ejemplo una persona puede decir comida para perro en lugar de menú del día.

Qué es lo que falla cuando ocurren parafasias

El lenguaje es un proceso muy complicado aunque parezca que es realmente sencillo ya que es un proceso totalmente automático que se aprende en la infancia y que nos dura toda la vida. Aunque si te fijas bien, aprender un nuevo idioma cuando se es adulto, ya no es tan sencillo. Cuando se habla hay muchos procesos cognitivos en juego.

  • Para poder hablar se requieren seguir unos procesos muy claros:
  • Se transforman las ideas abstractas en lenguaje, buscando las palabras para expresar estas ideas.
  • Se activan los fonemas de cada palabra con el ordena adecuado para pronunciar las palabras y las frases correctamente.
  • Se articulan los fonemas a través del aparato fonador (boca, cuerdas vocales, faringe, laringe, cavidades infraglóticas…).

Una persona que padece afasia este proceso no funciona bien y puede tener errores al hablar, al leer en voz alta, al escribir o en todas ellas. Dependerá del nivel de daño que tiene la persona que padece esa afasia. Normalmente para poder evaluar los errores se utilizan pruebas con dibujos. El profesional presente a la persona dibujos de objetos y tiene que decir el nombre.

Cuando una persona ve un objeto tendrá que percibir el objeto a través del análisis visual y reconocerlo para compararlo con los conocimientos previos que se tiene en la memoria. Es decir, la imagen se pasa a la ‘unidad de reconocimiento de objetos’ del cerebro y se le asigna la palabra correspondiente (el nombre del objeto) para comprender el significado utilizando el sistema semántico. Entonces se le añade la palabra que corresponde en este caso a través del léxico fonológico y se elige la manera de decirlo o pronunciar la palabra (a través de los fonemas). De esta manera las personas pueden decir los sonidos necesarios para producir la respuesta a cuando le pregunta el experto; ¿qué objeto estás viendo en esta lámina?’

Si alguno de los procesos descritos anteriormente falla, entonces es cuando ocurren los problemas y no se dice el nombre del objeto correctamente. Si un profesional detecta este problema tendrá que averiguar exactamente dónde se encuentra el error y qué es lo que le ocurre a la persona para presentar este tipo de lenguaje y habla dañada.

Primero se piensa que la persona no está viendo correctamente el objeto en la lámina, pero también puede tener problemas de vocabulario que le impidan saber qué es el objeto en cuestión. Es posible del mismo modo que sepa exactamente qué objeto es pero que no pueda recuperar la forma fonológica de la palabra para poder expresarla.

Hay qué saber qué ocurre para encontrar el mejor tratamiento

Cuando el experto detecta que puede haber algún tipo de problema tendrá que hacerle más pruebas a la persona, también de tipo médico y poder saber con exactitud por qué la persona presenta este tipo de alteración en el lenguaje. Una vez detectado el problema será cuando entonces, se pueda pensar el tipo de tratamiento a seguir para mejorar la situación de la persona afectada por las parafasias.

En algunos casos, las personas afectadas por afasias o parafasias pueden necesitar hacer ejercicios del lenguaje, ejercicio cogntivos y de memoria a manos de un terapeuta del lenguaje. Esto podría ayudar a que la persona mejorase la expresión hablada, la forma de pronunciar las palabras y recordar o reprender algunos fonemas que por diferentes circunstancias tenía olvidados.

Si crees que puedes tener algún tipo de trastornos del lenguaje, tendrás que acudir a tu médico para que evalúe correctamente tu situación.


Categorías

Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.