Saltar al contenido

Pasar desapercibido

Pasar desapercibidoMe gusta pasar desapercibido. No ser el centro de atención.

¿Y tú? ¿Cómo eres? ¿Te gusta ser el centro de atención? ¿Tu conversación es lo bastante interesante como para que te sigan con atención tus interlocutores? ¿O eres de los que se cree que son la mar de divertidos pero tus interlocutores piensan que eres un pesado?

Sea cual sea tu personalidad, debes estar orgullosa/o de la misma. Es la que tu genética y medio ambiente forjaron.

Sin embargo, siempre puedes poner tu mayor esfuerzo en limar esas asperezas de tu carácter. Es lo atrayente del desarrollo personal… de la excelencia, aunque es cierto que nuestras debilidades nos hacen más humanos y hasta, a veces, más queridos.

Yo, por mi parte, estoy orgulloso de ser como soy. Lo he conseguido gracias al amor de mis padres y a mi fortaleza mental, no tanto física.

Espero que tu también te sientas en armonía con tu personalidad y te comprometas cada día a mejorar algún aspecto de la misma. Sin estos ambiciosos retos, la vida se convertiría en monótona y mediocre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.