Cómo definir tu pasión en la vida

La vida está llena de emociones y algunas te harán sentir mejor que otras, pero lo que importa es que esas emociones te muevan para poder mejorar tu día a día, y sobre todo, para que te sientas realizado/a en todo lo que haces. Para que esta satisfacción sea patente, entonces, necesitarás poner pasión en todo lo que haces. ¿Sabes en qué consiste esa pasión y cómo encontrarla en tu vida cotidiana?

Descubrir y reclamar algo que te encanta hacer tiene un efecto sorprendente en toda tu vida. Es como una pequeña gota de lluvia perfecta que cae sobre una extensión de agua anodina y sin complicaciones. En el instante en que llega la gota, hermosas ondas de anillos cada vez más grandes fluyen por toda la superficie, extendiéndose virtualmente hasta el infinito.

Conocer tu pasión en la vida te brinda algo para construir el resto de ella. Puede ser cualquier cosa que simultáneamente te desafíe, intrigue y motive. Contrariamente a la idea de que hacer lo que amas hace que el trabajo sea fácil, una pasión te pone a trabajar para conseguir tus objetivos y metas. Es importante buscar esa pasión para crecer como personas… ¿Sabes cómo empezar la búsqueda de la pasión de tu vida? Sigue los siguientes consejos y serás capaz de definir la pasión que te está esperando para mejorar tu calidad de vida.

Revive tu pasado

Tu mayor pasión podría haber surgido temprano en la vida… pero lo has olvidado porque nadie te prestó la atención que necesitabas. Los talentos naturales a menudo surgen cuando somos jóvenes a través de los deportes, la música, las matemáticas o la ciencia.

Revisar lo que solías amar cuando eras más joven pero te has alejado en los años puede ser una forma de recuperar una pasión. Mira hacia atrás en tu infancia y analiza cómo las antiguas fascinaciones podrían comenzar de nuevo en tu vida de hoy.

En realidad, esta es la forma más sencilla de descubrir qué actividades tienes potencial. Antes de que el mundo adulto se apoderase de ti, sabías qué era lo que te hacía más feliz. ¿Estabas obsesionado con los caballos? Tal vez deberías dirigirte a un rancho para tus próximas vacaciones. ¿Te gustaba pintar con los dedos o dibujar? Apúntate en una clase de arte. ¿Cantabas hasta poner la cabeza a tu madre a punto de estallar? ¡Apúntate al coro de tu ciudad!

Inventa tus talentos

Si crees que nunca has tenido pasión en tu vida pero te gustaría encontrarlo, entonces tendrás que inventarlo, centrándote en tus gustos e intereses. Hazte esta pregunta: “¿Para qué eres bueno o tienes una aptitud natural?” Tiene que ser algo que te guste hacer mucho, cosas que te encanten y que te hagan ser feliz solo haciéndolas.

¿Hay cosas que te gusta hacer que no te parezcan tan buenas, pero que otras personas te hayan felicitado? Tal vez incluso descartaste tu entusiasmo al pensar que quizá no era tan bueno como parecía. Quizá te encante tomar fotos pero no suelas hacerlas nunca… ¿tienes algunas tomadas? Habla con alguien que entienda de fotografía para que te diga si las haces bien o para que te enseñen a hacerlas mejor.

Identificar las cosas que te gustan y en las que eres bueno es una excelente manera de descubrir pasiones potenciales. No te preocupes si lo que te gusta hacer no es práctico o común… lo que importa es que te guste a ti. Ten en cuenta que no tienes que ser bueno en algo para que la calidad sea una pasión. Tampoco es necesario que ganes dinero haciéndolo (aunque sería perfecto). El talento puede ser simplemente una pista… Cuando se trata de tus pasiones, lo único que importa es que las disfrutes.

Presta atención a quien te pone celoso

Aunque parezca una tontería no lo es en absoluto y si te fijas en quien te pone celoso con las cosas que hace, es más que probable que encuentres tus pasiones ocultas… ¡que debes comenzar a sacar a la luz! Si hay alguien que te pone celoso, ¿es posible que te gustaría hacer lo mismo que esa persona?

Quizá quieras dedicar tiempo de tu vida para escribir y bailar, ¡y ya está! Si son tus pasiones encontradas querrás explotarlas al máximo. Y quizá, puedas en un futuro vivir de esas pasiones… Lo importante es que prestes atención a esas personas que quizá estén haciendo algo que cuando lo ves te causa recelo. ¿Quizá tienes una amiga que va cada tarde a bailar pero tú no puedes porque tienes otras responsabilidades? Quizá si reorganizas tu vida y te aventuras a ir a bailar, todo cambie dentro de ti… a mejor.

Piensa: ¿cuándo pierdes la noción del tiempo?

Quizá en tu trabajo actual mires el reloj una y otra vez esperando a que se pase el tiempo, ¡que parece que se ha detenido! En cambio, cuando sales del trabajo y te vas a bailar te das cuenta de que el tiempo comienza a ir más rápido de la cuenta… ¡tanto que no te das ni cuenta de que pasa volando! Esto significa que has perdido la noción del tiempo porque te está gustando lo que estás haciendo.

¿Qué te gustaría pasar horas haciendo pero que nunca tienes suficiente tiempo para hacer? Eso es una pasión, y probablemente necesites hacerlo más de lo que crees ahora mismo… ¡Piensa qué es eso que hace que el reloj pase volando!

Tu pasión te hará más feliz

Cuando descubras cuál es tu pasión, de repente te darás cuenta que tu vida está mejorando a pasos agigantados. Tu estado de ánimo también mejorará y te sentirás mucho mejor cada día. Si cada día tienes un ratito para dedicar a aquello que te gusta realmente hacer, disfrutarás cada mañana al despertar porque sabrás que, además de tus responsabilidades diarias, también podrás hacer tu pasión.

¿Y qué pasa si de tu pasión puedes crear tu estilo de vida? Hay quienes hacen que su pasión sea su trabajo, por lo que cuando se levantan cada mañana se dan cuenta de que en realidad, ¡no trabajarán nunca más! Porque lo que hacen realmente les encanta y el tiempo vuela mientras “trabajan”. Además, al ser su pasión, son buenos en lo que hacen… ¡y más se motivan para hacer las cosas mejor!

Cuando te abres deliberadamente para darte cuenta de cosas que podrías disfrutar haciendo, no tengas miedo de equivocarte. Todo es una aventura, estás aprendiendo y creciendo a medida que avanzas. Probar cosas nuevas aumenta los niveles de dopamina en el cerebro, lo que contribuye a niveles sostenidos de satisfacción… ¡y felicidad!

Recuerda fijarte en: lo que amas, lo que te hace sentir como un niño, en lo que te gustaría pasar más tiempo haciendo. Saca tiempo para hacer esas cosas, y tu vida comenzará a cambiar… ¡se llenará de magia!


Sé el primero en comentar