¿Qué es el Pensamiento científico? Origen, premisas y características

La ciencia ha evolucionado al hombre de manera exponencial, gracias a los diferentes términos, investigaciones, teorías y fundamentos explicativos de la ciencia, es que la sociedad ha podido establecer principios científicos.

Basándose en el pensamiento científico, el ser humano ha sido capaz de explicar ciertos fenómenos naturales, avanzar en el área de la medicina, evolucionar a nivel profesional y dentro de las facultades que construyen los componentes sociales.

¿Qué es el pensamiento?

Es la capacidad que tiene el ser humano de crear imágenes mentales en torno a una situación, objeto y escenarios. Es una actividad concebida en la mente, donde las abstracciones de la imaginación y las funciones del intelecto constituyen el destino final del producto.

Todo lo inherente a la naturaleza mental hace referencia al pensamiento: la naturaleza de lo abstracto, lo racional, lo creativo o lo artístico por ejemplo.

Otras definiciones de los sinónimos al acto de pensar, también pueden ser consideradas como pensamiento y no debe por ningún motivo ser objeto de dudas; como por ejemplo: la definición de “pensar”, es el acto de reflexionar y de crear ideas en la mente.

  • “Imagen”: es la representación virtual de la concepción del progreso psicológico, es de carácter subjetivo donde términos como conocer, juzgar y razonar son bien relacionados.
  • “Lenguaje”: es la función mediante la cual el pensamiento puede tener libre expresión, que plantea una definición del pensamiento como el acto directo de solucionar problemáticas.

Según sus diversas definiciones el pensamiento se puede dividir por diversas clasificaciones basándose en las características principales del mismo. Los pensamientos: analítico, deductivo, crítico, creativo, instintivo, sistémico, interrogativo, racional y social; son los que estructuran las teorías del pensamiento mismo, son considerados igualmente como los tipos de pensamiento.

Orígenes del pensamiento científico

Desde la prehistoria, el hombre se ha visto en la necesidad de desarrollar las distintas capacidades del pensamiento, principalmente gracias a la necesidad de supervivencia que este tenía y a las diferentes estrategias que debía aplicar para solucionar sus demás necesidades básicas como la alimentación y refugio.

Poco a poco las necesidades del hombre han cambiado con el descubrimiento de herramientas que se van adaptando a las cotidianidades; por ejemplo, en la edad de los metales, el hombre tuvo acceso a la construcción de dichas herramientas mediante el hierro, cobre y bronce; y así fue descubriendo los infinitos usos que los materiales naturales le brindaba.

Luego, siglos más tarde en la antigua Grecia, las necesidades de poder desarrollar el pensamiento científico eran aún mayores. El hombre se enfrentaba a una dualidad filosófica que exponía las diversas capacidades del ser de auto entendimiento. Ya la necesidad que tuvieron los ancestros chamanes y espirituales de hacer ritos alrededor de los fenómenos naturales interpretados como dioses, debían ser puestos de lado; incluso la misma mitología griega empezaba a ser puesta en duda gracias a los avances de la ciencia que se dieron en la época.

Grandes filósofos se vieron en la tarea de explicar los diferentes comportamientos del ser humano de una manera analítica basándose en experiencias sensoriales y en juicios críticos,  aun así, este tipo de pensamientos no se podía considerar científico por la incapacidad de cuantificar la veracidad de una información basada en conclusiones analíticas sin pruebas concretas.

En el renacimiento, pensadores como Da Vinci estudian el cuerpo humano, sus funciones y órganos y determina estudios como la proporción corporal. Es considerada la etapa histórica más brillante del hombre, donde el mismo llegó a ser arquitecto, psicólogo, artista, científico y capaz de desempeñar demás funciones de la ciencia.

Luego en la edad media, el hombre presenta dificultades a nivel sanitario, a pesar de que desde la antigüedad se habían visto enfermedades mortales, no fue sino a este periodo temporal que la falta de higiene complica la vida cotidiana. Es entonces que el hombre se ve obligado a solucionar dichos problemas de salud mediante éste pensamiento

También tuvo importancia las controversias causadas sobre la existencia de Dios y su influencia en los demás fenómenos naturales; en este periodo el hombre sufre de fuertes represiones al tener un pensamiento menos alineado bajo doctrinas religiosas, por ende, el pensamiento científico se observaba en secreto.

Posteriormente, los avances de Newton y Galileo, dan apertura a un pensamiento racional que se basa en experiencias demostrables.

En el siglo XVI, se empieza a desplazar a Dios como principal creador de todo lo que el hombre conoce, y el segundo toma protagonismo en los fenómenos que le afectan directamente; se hace énfasis en poder explicar de manera racional procesos tan simples como los de condensación y evaporación.

En conclusión, el individuo debe ser capaz de procesar diversos tipos de información para poder conocer a profundidad los elementos que condicionan su entorno; es decir que, para poder llegar a una teoría basada en varias pruebas comprobables, el hombre debe ser capaz de darle significado a los aspectos mágicos y científicos que ocurren a su alrededor.

Premisas 

Para que el pensamiento científico sea denominado como tal, debe tener las siguientes premisas:

Objetividad

La objetividad de las ideas hace que el objeto o fenómeno en estudio sea mucho más sencillo de comprender; este elemento añadido a la veracidad de los hechos, puede ser de fácil digestión para el sujeto que lo estudia.

Racionalidad

Factor clave que le permite distinguir al hombre lo bueno de lo malo basándose en leyes científicas que facilitan la comprensión de la realidad. El uso de este elemento en éste pensamiento integra de manera exitosa los conceptos y leyes en estudio.  

Principales características del pensamiento científico

Dentro de la configuración que  lo define, encontramos a las siguientes características:

Analítico

El pensamiento científico es de carácter analítico, debe comprender cada una de las partes que constituyen al fenómeno. Este término también hace referencia al acto de descomponer y componer los elementos para recrear los hechos que se desencadenan entorno al mismo.

Preciso

Posee precisión, deben ser necesariamente precisos para dar con el resultado exacto del estudio; por ejemplo, el aprendizaje de un lenguaje nuevo o la resolución de problemas matemáticos, requieren ser bien aprendidos para tener exactitud e idoneidad en su uso.

Simbólico

Hace referencia a la capacidad de abstracción que amerita tener el ser humano para poder plantearse mentalmente las imágenes del problema u objeto en estudio. El pensamiento analógico debe ser implementado para poder sustraer y componer los distintos elementos que componen el estudio y así poder tener un proceso repetitivo que le lleve al individuo al resultado final del análisis.

Trascendente

Es persistente en el tiempo, por ejemplo, el resultado de las teorías demostrables no presenta ni presentará cambio alguno a menos que factores externos condicionen su composición.

Comunicable

La libertad que tiene de permitirle al individuo su estudio no es limitante, es decir, que cualquiera que desea acceder a información mediante el pensamiento científico, lo puede hacer por el método que quiera en el tiempo que quiera; basta la necesidad que debe tener la persona de comprenderlo.

Metódico

Siempre planteará las diferentes etapas del conocimiento, esto a su vez, facilita el análisis de las analogías, complicaciones y evidencias que deben ser estudiadas a profundidad y con precisión.  

Predictivo

Puede predecir con exactitud diferentes procesos y etapas que pueden desencadenar el objeto en estudio. Siempre basándose en principios y leyes propios de la ciencia.

Útil

Es y será siempre de utilidad para el ser humano, bien sea para llegar a conclusiones en el área de la medicina o para facilitar algún avance tecnológico de gran importancia para la humanidad.

Importancia en la contemporaneidad

Es evidentemente vital para la evolución del hombre moderno, muchos experimentos y teorías actuales dependen del pensamiento científico para que su desarrollo llegue a su máxima expresión.

Un claro ejemplo de la necesidad de su aplicación en la actualidad, es la posible cura contra el cáncer; aunque sociedades afirman que dicha cura ya existe, la existencia de la misma todavía puede ser puesta en duda.

Para que la conclusión de la cura del cáncer llegue a la medicina universal, es necesario implementar el pensamiento científico en conjunto a sus premisas.

Por otra parte, avances tecnológicos que ayudarán al ser humano a futuro a ser independientes de órganos vitales, dependen del éste pensamiento. Por ende se debe hacer un énfasis en los distintos métodos educativos que cada estado tenga, para poder pulir cada vez más a las generaciones futuras y que sean capaces de llegar a conclusiones y conocimientos complejos que le sean de utilidad para aportar a la raza humana.


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.