¿Se puede perdonar una infidelidad?

Sufrir una infidelidad es algo muy doloroso, de manera que puede llegar a afectar negativamente a una persona. Sin embargo, en el día a día podemos encontrar casos tanto de personas que son capaces de perdonar una infidelidad como otras que nunca lo harían pero, llegado el momento, ¿cómo actuarías tú? Vamos a intentar analizar algunas de las particularidades y por supuesto también analizaremos el efecto que la infidelidad puede tener en la relación y las posibilidades de perdonar a la persona en función de diversos factores.

La infidelidad y la ruptura de una historia de amor

No hay duda alguna de que, uno de los efectos negativos de la infidelidad es precisamente el hecho de que causa un gran dolor a la pareja, pero en realidad es importante tener en cuenta que no es el único daño que se produce, sino que hay otro que incluso puede llegar a ser mayor como el hecho de que desaparece la ilusión.

Es decir, todos tenemos nuestra relación en pareja y sentimos que es única e irrepetible, de manera que, en el caso de que se produzca la infidelidad, automáticamente desaparecen todos los motivos y las razones que nos hacían pensar que verdaderamente lo nuestro era especial.

Incluso aunque se perdonase la infidelidad, en realidad ese sueño en el que creíamos vivir se habrá esfumado por completo, lo cual es razón suficiente como para perder la confianza en la pareja y acabar rompiendo definitivamente la relación.

Debemos tener en cuenta que cada miembro de la pareja supone un apoyo y un soporte muy importante para el otro, con lo cual, al perder la confianza y al ver que realmente ha desaparecido todo ese sueño que nos hacía vivir una historia de amor, lo habitual es que cree una mala sensación entre ambos.

Debemos recordar que en la mayor parte de los casos este tipo de situaciones acaban en la ruptura, ya que está claro que es muy complicado volver a confiar en una persona que ya te ha traicionado de esta manera, y es que no debemos olvidar que por otra parte también daña la autoestima de la persona engañada, es decir, si ves que la otra persona está buscando lo que tú deberías ofrecerle fuera de la relación, automáticamente te hacen sentir que no eres todo lo que necesita.

La lucha por perdonar una infidelidad

Dependiendo de los años que se lleve en pareja con esa persona, en ocasiones muchos hacen todo lo posible por conseguir perdonar esa infidelidad, ya que intentan valorar los aspectos positivos de la relación y hacen todo lo posible por dejar atrás ese error, aunque, como comentábamos en el apartado anterior, resulta bastante complicado debido a que, una vez se tiene la confianza, resulta muy complicado volver a recuperarla.

Sin embargo debemos tener muy claro que esto es algo que no se puede elegir, es decir, hay personas que pueden conseguir vencer las dificultades y volver a recuperar su relación de pareja, y otras, por mucho que lo intenten, nunca llegan al lograr superar la situación y al final, por mucho que no lo quieran, la pareja acaba rompiéndose por completo.

Los elementos a tener en cuenta para saber si vale la pena perdonar la infidelidad

Cabe destacar que todos estos consejos os los damos independientemente de si sois hombres o mujeres, es decir, básicamente en este caso nos podemos encontrar en la misma tesitura con independencia de nuestro sexo, de manera que la forma de reaccionar habitualmente es bastante coincidente en ambos casos.

Dicho esto, existen determinados elementos que podemos valorar a través de los cuales tendremos más posibilidades de averiguar si realmente vamos a conseguir perdonar o no la infidelidad de esa persona en la que habíamos confiado hasta ahora.

Eso sí, es importante que todos estos aspectos los analicemos de forma consciente, es decir, en el momento en el que se ha producido la situación no es bueno entrar a realizar valoraciones, ya que lo único que haremos será hacernos más daño y sobre todo no estaremos actuando de forma convincente, sino que podemos llegar a tomar decisiones que llegaríamos a lamentar en el futuro.

Eso significa que, si os encontráis en este tipo de situación, lo mejor que podéis hacer es tomaros unos días para relajaros y desconectar y, cuando todo se haya calmado, entonces es el momento de empezar a realizar una valoración en profundidad teniendo en cuenta todos los puntos que vamos a detallar a continuación.

Nuestra recomendación en este caso es que durante este tiempo de desconexión os separéis ya que es la mejor forma de calmar las aguas y evitar que la cosa vaya a peor. Está comprobado que aquellas parejas que tras sufrir un golpe de este tipo siguen juntas día tras día, al final tienen menos posibilidades que las que se toman por ejemplo una semana de margen en el que como mucho hablan por teléfono, por lo que quizás puede ser una forma interesante de dar más posibilidades a la relación.

No es lo mismo una pareja reciente que una pareja de muchos años

Lo primero que puede influir en si se perdona o no la situación es el tiempo que llevemos juntos. Está claro que no es lo mismo hablar de una pareja que apenas un par de meses saliendo, en cuyo caso cortar realmente no supone un gran dolor real, que aquellas que pueden llevar incluso más de 10 años, en cuyo caso la situación se complica bastante, puesto que lo habitual es hacer un mayor esfuerzo por evitar la ruptura, pero por supuesto el dolor también es mucho más intenso.

El tipo de infidelidad que hemos sufrido

Otro detalle a valorar es el tipo de infidelidad, es decir, no es lo mismo que nuestra pareja nos haya sido infiel con varias personas y en múltiples ocasiones, que el hecho de que haya podido tener un pequeño desliz como por ejemplo un simple beso del que rápidamente se haya arrepentido.

Las razones por las que se ha producido la infidelidad

También vamos a tener en cuenta las razones por las que se puede haber producido esta infidelidad, es decir, habitualmente hablamos de una infidelidad debido a un enamoramiento ocasional, pero en otros casos podemos encontrarnos por ejemplo con una pareja que no funciona de manera que ambos empiezan a perder la relación hasta el punto de que finalmente son más compañeros de piso que amantes.

Hay que tener en cuenta si esto lo podemos tomar como una llamada de atención para realizar cambios en nuestra pareja o, si por contra, en realidad es razón suficiente como para considerar que no vale la pena seguir adelante y esforzarnos puesto que seguramente en el futuro volvería a ocurrir lo mismo. Es decir, es muy importante que valoremos las razones por las que se ha producido esta situación, ya que dependiendo de ellas es posible que nos encontremos ante una situación en la que existen muchas posibilidades de solucionarlo y dejar este inconveniente en el pasado, o que por contra se algo que pensemos que puede acabar repitiéndose.

Valora el daño causado con la infidelidad

También es elemental que realicemos un análisis para poder averiguar realmente hasta qué punto nos ha podido hacer daño esta infidelidad. Cada persona es un mundo en este sentido, de manera que es esencial que estudiemos bien nuestros sentimientos y analicemos qué es lo que sentimos hacia esa otra persona a partir de ahora.

Es esencial que averigüemos si realmente vamos a tener la capacidad para poder cerrar esa herida y no volver a abrirla nunca más, es decir, si decidimos pasar página, es esencial que nos olvidemos por completo de este problema, ya que de lo contrario se acabaría convirtiendo en un reproche constante que, tarde o temprano, minaría la relación y finalmente se acabaría rompiendo. Por esa razón, si finalmente tomamos la decisión de seguir adelante, es necesario que sepamos dejar atrás este incidente y lo archivemos para no volver a sacarlo de nuevo nunca en ningún momento y menos en discusiones.

Básicamente aquí vamos a tener que analizar si vamos a poder recuperar la confianza en nuestra pareja, y en caso de ser afirmativo y de tener también la capacidad para dejar esto en el olvido, entonces tendremos posibilidades para poder seguir adelante y volver a ser felices de nuevo, pero en caso negativo, entonces es mejor que analicemos bien si realmente nos vale la pena seguir sacrificándonos y sufriendo con una relación que realmente tarde o temprano acabará muriendo.

Por supuesto también va a ser muy importante que tengamos en cuenta los sentimientos que hay hacia esa persona que nos ha sido infiel, ya que éste va a ser un factor determinante a la hora de saber si vais a tener la fuerza y energía suficiente para conseguir salir adelante, o realmente el amor ha desaparecido o incluso se ha ido diluyendo con el paso del tiempo hasta que en la actualidad somos conscientes de que verdaderamente ya no había nada entre nosotros.

Una vez que tomes la decisión, comunícala a tu pareja

Y evidentemente, una vez que hayamos tomado una decisión en función de todos los apartados anteriores, es el momento de reunirnos tranquilamente con nuestra pareja y contar las valoraciones que hemos realizado así como la decisión que hemos tomado.

Es muy importante que, independientemente del modo en que se desarrolle la conversación, seáis firmes con la decisión, y es que muchas veces por pena o por los miedos, lástimas, etcétera acabamos cambiando en el último momento pero en realidad tan sólo estaremos alargando lo inevitable, con lo cual estaremos motivando un mayor dolor tanto para nosotros como para nuestra pareja.

El momento de comunicar dicha decisión deberá ser calmado, en un sitio neutro y sobre todo sin discusiones, es decir, no debemos tirarnos trastos a la cabeza ni cabrearnos, sino que simplemente a partir de ahora vamos a tomar un rumbo diferente y esa es vuestra decisión, con lo cual esa persona debe respetarla y aceptarla independientemente de si la apoya o está en contra.

Y por supuesto, si optamos por seguir adelante con la relación, es muy importante que en ese mismo instante ambos establezcamos un compromiso a través del cual, la persona que ha sido infiel garantice que no va a volver a cometer un error similar, y la persona afectada, deberá garantizar que dejara todo esto en el olvido y no lo utilizará para hacer más daño en la relación.

Aunque parezca complicado hacerlo, es muy importante que tengamos en cuenta todos estos detalles ya que de lo contrario será imposible que logremos salir adelante con el objetivo de recuperar todo lo que esa infidelidad ha dañado en nuestra relación.

Así que ya sabéis, si os planteáis perdonar una infidelidad, deberéis analizar todos estos detalles para tomar una decisión acertada y justa tanto para vosotros como para vuestra pareja.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.