Saltar al contenido

¿A qué se debe el aumento de niños con TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad)?

hiperactividad

Nuevas investigaciones revelan las causas de los comportamientos del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Este síndrome conductual es un trastorno de déficit de atención que se ve caracterizado por una combinación de falta de atención, distracción, hiperactividad e impulsividad.

hiperactividad

En los últimos seis años la tasa de diagnóstico de TDAH se ha incrementado en un 15%, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Una de las posibilidades que expliquen este aumento puede ser el sobre diagnóstico de esta patología por parte de los especialistas aunque, cabe destacar, que los criterios para la diagnosis de esta conducta no han cambiado. Otra posibilidad radica en la presión de los padres y maestros para que el niño vaya mejor en la escuela y mejore rápida y fácilmente su rendimiento.

Un factor muy importante a tener en cuenta es que los tiempos han cambiado, con el ritmo de vida actual los niños deban pasar sus momentos de entretenimiento dentro de las casas y solo pasan al aire libre la mitad del tiempo que pasaban los niños hace unos 20 años. Los niños con TDAH necesitan de la exposición al aire libre para poder expresarse libremente y suelen tener mejorías notorias cuando pasan más tiempo en contacto con la naturaleza, jugando en lugares como jardines o parques. El aumento de los dispositivos digitales y su uso por los niños es un punto negativo a tener en cuenta, ya que su uso adictivo hace que los síntomas empeoren.

La falta de estructura en la vida del niño puede ser otro factor que influye en el del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, los buenos hábitos como horarios regulares para estudiar, comer y acostarse ayudan a bajar los niveles de ansiedad.

Aunque es verdad que el TDAH está también relacionado con la predisposición genética, todos los factores antes mencionados ayudan a que se manifieste de manera más acentuada. Una combinación de factores como malos hábitos en los horarios, falta de estructura, no poseer vida al aire libre, la presión por la excelencia académica y el abuso de los juegos electrónicos, solo empeora el panorama.

Es muy importante que los padres cuyos hijos posean TDAH tengan en cuenta que deben mantener tanta estructura como sea posible, limitar el uso de dispositivos electrónicos durante la semana y por la noche antes de acostarse, pero permitiendo su uso en periodos cortos como una recompensa ante las tareas realizadas y el buen comportamiento. Mantener el flujo de control sobre los niños es una tarea fundamental, en caso de que esto no sea posible es un buen consejo acudir al pediatra, con el fin de que nos aconseje sobre la necesidad de acudir a un psicólogo infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.