Cómo mantener la calma cuando te hacen preguntas comprometidas

preguntas comprometidas

Hay personas que pueden hacer preguntas comprometidas y que sin darte cuenta te veas en la tesitura de contestar o no a esas preguntas. Por supuesto, si alguien, sea quien sea te hace una pregunta que no quieres contestar, simplemente no tienes que hacerlo.

Aunque también puede ser que te encuentres en una situación en la que creas que es oportuno contestar, como por ejemplo si estás en una entrevista de trabajo o si te la hace una persona que te gusta y que quieres que haya algo más que amistad entre vosotros.

En ocasiones, es buena idea tener sinceridad cuando te hacen una pregunta, pero la realidad es que no es necesario contestar a una pregunta cuando ésta te incomoda de alguna manera. A continuación vamos a explicarte cuáles podrían ser algunas de estas preguntas comprometidas y después, cómo mantener la calma y superar esa situación con éxito.

Artículo relacionado:
Las 85 mejores preguntas personales para conocer alguien

Ejemplos de preguntas comprometidas

A continuación vamos a dejarte un listado de preguntas comprometidas para que te hagas una idea de cuáles son. Aunque independientemente del tipo de frases que vas a leer a continuación, las preguntas comprometidas son siempre aquellas que te hacen sentir incómodo y que no crees que sea acertado contestar.

  • ¿Has sido cruel o malo con alguien en alguna ocasión?
  • ¿Tienes algún miedo que no le hayas contado a nadie?
  • ¿Cuál es el mayor rechazo que has tenido en el amor?
  • ¿Tendrías relaciones conmigo?
  • ¿Por qué sigues soltero/a?
  • ¿Quién te cae peor de esta habitación y por qué?
  • ¿Con cuántas personas te has acostado?
  • ¿Alguna vez has tenido alguna adicción?
  • ¿Cuál es el peor delito que has cometido?
  • ¿Cambiarías a tu pareja por un millón de euros?
  • ¿Qué cosa es la más bizarra que has hecho estando solo?
  • ¿Hay algún secreto que no le hayas contado a tus padres?
  • ¿Cuál es la mentira más grande que has contado y no te han pillado?
  • ¿Cuál es tu límite en las relaciones íntimas?
  • ¿Te gustaría tener una experiencia íntima con alguien de tu mismo sexo?
  • ¿Tienes alguna fantasía sexual?
  • ¿Has sido infiel alguna vez?
  • ¿Cada cuánto te masturbas?
  • ¿Cuál es el pensamiento más sucio que has tenido?
  • ¿Qué es lo más extravagante que has llegado a hacer en la cama?
  • ¿Te arrepientes de haberte acostado con alguien?
  • ¿Hasta cuándo piensas mantener tu estilo de vida actual?
  • ¿Cuánto dinero tienes ahorrado en el banco?
  • ¿Cuánto dinero ganas?
  • ¿Has estado alguna vez detenido o en el calabozo?

preguntas comprometidas

Cómo mantener la calma ante estas preguntas comprometidas

Las preguntas de arriba son solo algunos ejemplos de preguntas comprometidas para que entiendas a qué tipo de preguntas nos referimos. Cuando te hacen estas preguntas es posible que te quedes con cara de circunstancia sin saber exactamente qué decir, pero es importante que bordees la situación con éxito y que si quieres las contestes o si no quieres, pues no.

Artículo relacionado:
6 preguntas incómodas que pueden hacerte en una entrevista de trabajo

Pero de todas maneras, vamos a darte algunos consejos para que mantengas la calma en este tipo de situaciones. Queremos darte los consejos para mantener la calma porque es normal que sientas ciertos nervios ante estas cuestiones.

Acepta que te sientes incómodo

La incomodidad es algo normal y no tienes que sentirte mal por eso ni mucho menos. No niegues esa incomodidad puesto que si lo niegas podrías sentirte aún más incómodo. Si notas síntomas fiscos de nervios o de incomodidad y no eres capaz de mantener el contacto visual con la persona que estás hablando, entonces acepta que esa pregunta te está poniendo nervioso.

Si la pregunta te ha hecho sentir incómodo, dilo con respeto a tu interlocutor. Esto hará que la otra persona tenga empatía contigo y que el nivel de incomodidad baje. Si el interlocutor no tiene empatía contigo, es posible que sus intenciones no sean buenas y en este sentido, será necesario que marques límites emocionales en esa situación.

No faltes al respeto pero sé directo

Es importante que cuando alguien te hace una pregunta comprometida, seas totalmente respetuoso con esa persona pero que al mismo tiempo seas firme y directo con lo que quieres transmitirle. Tienes que tener cuidado si quieres que el mensaje llegue a un buen lugar. Suaviza tus palabras pero sin que tu mensaje sea débil. Tienes que ser contundente para que tu interlocutor se dé cuenta de que la pregunta que ha hecho no era oportuna en ese contexto.

Para ello es importante que seas asertivo y que aunque seas contundente en tu mensaje, nunca faltes al respeto a la persona con la que estás hablando, aunque la pregunta que te haya hecho te haya sentado mal.

preguntas comprometidas

Zanja la conversación si es necesario

Si las pregunta comprometida ha dado lugar una conversación incómoda, entonces es importante que no te metas en una situación agobiante para ti en este sentido evita el malestar y la confusión lo antes posible y desvía la atención a otra cosa o simplemente, zanja la conversación.

Si quieres que la otra persona te dé explicaciones de su pregunta comprometida hacia ti, díselo claramente. Si quieres que la conversación acabe sin más, también dilo para que la otra persona sepa que no quieres saber nada más al respecto.

Artículo relacionado:
Encuentra las preguntas de cultura general más comunes

Con estos conejos podrás superar cualquier pregunta comprometedora que te hagan con éxito. Recuerdo que por muy cercana que sea esa persona o importante en un momento determinado, NUNCA tienes que contestar a una pregunta que no quieras hacerlo. Nadie tiene que saber nada de ti que tú no quieras revelar. Tienes derecho a tu intimidad y también tienes derecho a la privacidad de tus cosas, y esto, los demás, tienen que respetarlo.

preguntas comprometidas

Una vez sabido esto, también debes tener en cuenta que si no quieres que otros no te hagan preguntas comprometedoras, deberas ser una persona que no las haga. Las preguntas de este tipo pueden ser muy molestas para las personas que las reciben y por este motivo, si no quieres contestar preguntas que te han sentir incómodo, no las hagas tú primero a los demás. Con estos consejos y con todo esto en cuenta, las preguntas comprometidas no serán un problema para ti nunca más.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.