¿Qué son y cómo se manifiestan los procesos cognitivos?

La mente humana es de las cosas más impresionantes que podemos llegar a conocer. Su capacidad para llevar a cabo complicados cálculos matemáticos, de retener información y de realizar diferentes procesos que podrían superar en gran manera a los que realiza la más poderosa de las computadoras conocidas.

Es importante para el ser humano reconocer y saber cómo funcionan estos procesos, pues el estudio de la mente humana es algo de suma importancia para los científicos, no solo de nuestra época, sino también de las épocas más antiguas.

Los procesos que se llevan a cabo dentro de la corteza cerebral son aquellos que dotan al ser humano de memoria, de conocimientos, de sensibilidad, y de la capacidad de llevar a cabo sus actividades motoras. Gracias a los procesos cognitivos podemos comunicarnos, expresarnos, movernos y llevar a cabo la gran mayoría de las actividades, sin las cuales no podríamos sobrevivir.

Estudiar estos procesos es parte de lo que los más conocidos neurólogos deben hacer diariamente. En este post conoceremos buena parte de lo que puede hacer nuestra mente, además de lo que nosotros como personas podemos llegar a hacer simplemente poniéndole un poco más de cuidado a los procesos de nuestro cerebro.

Definamos el proceso cognitivo

La capacidad que permite al ser humano desarrollar conocimientos recibe el nombre de cognición. Se trata de la habilidad para analizar datos, valorando la información que obtenemos a través de la experiencia, la observación y alunas otras vías.

Los procesos cognitivos, entonces, son los procesos mediante los cuales incorporamos o le damos uso a dichos conocimientos. Estos procesos pueden verse ligados a la inteligencia, la atención, el lenguaje, la memoria y algunos otros más. Esto es precisamente lo que permite que estos procesos puedan ser abordados desde diferentes áreas.

La percepción, por su parte, nos permite organizar estímulos y favorecer la continuación del proceso cognitivo, todo a través de los sentidos. En este caso el individuo no se encuentra únicamente regido por las propiedades que definen los estímulos, sino que también puede regirse por sus propios intereses y necesidades.

Los procesos cognitivos principales

Existen varios procesos cognitivos básicos; son aquellos que nos permiten que nuestro sistema procese la información de que disponemos. Nos permiten que captemos la información a fin de que cale bien profundo en nuestro sistema y podamos trabajar con ella.

Sensopercepción

Puede verse de cuando en cuando de manera separada: sensación y percepción. Este proceso básico es el que permite que la información sea captada y procesada por nuestros sistemas. Captamos las sensaciones a través de los diferentes receptores que tenemos en nuestro organismo, y luego de ello podemos organizar la información, analizarla y dotarla de sentido.

Atención

La atención es el proceso cognitivo que permite que un individuo pueda enfocarse en una información o en una actividad de manera sencilla; al mismo tiempo nos permite tomar la decisión de si queremos continuar focalizados en esta información o si lo que deseamos es dejar de percibirla. Existen varios tipos de atención a la hora de ponernos en contacto con una información. Estas son unas pocas:

  • Focalizada.
  • Involuntaria.
  • Voluntaria.
  • Sostenida.
  • Dividida.
  • Abierta.
  • Encubierta.

Procesamiento de la información

Entre los procesos cognitivos básicos, el procesamiento de la información es aquel que permite que, una vez adquirida dicha información, sea analizada, procesada y organizada a fin de que podamos llevar a cabo decisiones y/o tareas con dicha información.

Este es el proceso cognitivo relacionado con el pensamiento y que nos permite trabajar en base a la información de que disponemos.

Memoria: Este es un proceso cognitivo importante, pues una vez que la información ha sido procesada, la memoria es aquella que nos deja almacenar la información en nuestros archivos, de manera que podamos utilizarla a corto, mediano y largo plazo. Inclusive es capaz de almacenarla de manera tal que no tengamos que preocuparnos de dicha información hasta que llegue el momento.

Imagina que hace muchos años que aprendiste cómo cocinar un determinado platillo, y luego de un tiempo no volviste a prepararlo. Años después, inclusive, se te presenta la oportunidad de preparar dicho platillo y descubres, para tu sorpresa que todavía recuerdas la receta como si lo hubieses preparado ayer.

Procesos cognitivos superiores

Estos procesos van más allá de los mencionados anteriormente. Pues requieren el análisis de la información desde varias modalidades sensoriales. Generalmente son conscientes, y necesitan de un esfuerzo mental para realizarlos.

Pensamiento

El principal y más conocido proceso cognitivo superior es el pensamiento. En él integramos toda la información y a partir de él podemos elaborar soluciones y situaciones basándonos en ese mismo conocimiento.

Algunos de los tipos de pensamiento que podemos encontrar son el razonamiento deductivo, inductivo e hipotetico-deductivo.

Dentro del pensamiento podemos incluir tanto la capacidad de representación y simbolización, como el análisis y la integración de información, además de la realización de inferencias.

Lenguaje

El lenguaje es considerado un proceso cognitivo superior, pues debemos de realizar un esfuerzo mental a fin de aprenderlo, y es el que nos permite mayormente comunicarnos con nuestro entorno y con nuestros semejantes, así como comprenderlos y tomar la información que de ellos obtenemos. Cabe destacar que en lo que a lenguaje se refiere, no se habla únicamente del lenguaje oral, sino de cualquier otro tipo de comunicación.

Aprendizaje

La capacidad de aprendizaje se deriva del hecho de poder adquirir y almacenar información dentro de la memoria para poder utilizarla luego. Se denomina como un proceso cognitivo superior puesto que se requiere un esfuerzo mental mayor no sólo para captar la información y aprenderla, sino también para ponerla en práctica una vez llega el momento.

Motivación

Es un proceso cognitivo superior que nos permite dedicar nuestra energía a una empresa particular. Este proceso nos hace particularmente fácil o difícil dedicarnos a determinada tarea, pues puede hacernos más fácil o más difícil la adquisición de información y la posterior utilización de esta.

Por citar un ejemplo, nuestro trabajo es algo para lo que sentimos una motivación. Pero dependiendo de si es buena o no, nos hará más fácil o más difícil el poder cumplirlo.

Creatividad

Es tenido como un proceso cognitivo superior por los estudiosos, debido a que para utilizarla debes salirte de la rutina y crear rutinas de pensamiento novedosas. Es la capacidad de la mente de poder saltarse los parámetros que utilizaba antes, pero al mismo tiempo utilizar esa información en la creación de algo innovador.

¿Se pueden “dañar” estos procesos?

Efectivamente. Los procesos cognitivos pueden no poder abarcar completamente; como es el caso de los niños que padecen retraso mental infantil. Puesto que estos procesos no son trabajados en su totalidad y pueden irse deteriorando un poco más con el pasar del tiempo.

También pueden degenerarse de pronto debido a trastornos de pensamiento o de enfermedades que degeneran la mente. Un ejemplo claro es el Alzheimer, que es la primera causa en el mundo de deterioro cognitivo, pues ataca directamente al cerebro y le impide llevar a cabo con normalidad aquellos procesos que antes no le costaba llevar a cabo.

¿Deseas mejorar tus procesos cognitivos?

La respuesta a esta pregunta también es sí: Los procesos cognitivos pueden mejorarse significativamente, y más si trabajamos en ello desde la infancia.

Tomemos a nuestro cerebro como el equivalente mental de nuestros músculos. Al igual que hacemos con estos, a nuestro cerebro podemos ejercitarlo.

Solo que, en lugar de ponerlo a levantar pesas, en una caminadora o a utilizar una bicicleta, debemos ejercitarlo mediante estímulos mentales como leer periódicamente, que se considera el más fácil. También podemos ponerlo a prueba aprendiendo un nuevo idioma o aprendiendo a tocar un instrumento musical.

Tampoco debemos de ignorar los efectos que tiene en nuestro cuerpo algo tan sencillo como la alimentación. Después de todo, si el cerebro es comparable con los músculos, si pasamos el día comiendo chatarra y llevando una vida sedentaria podríamos atrofiar nuestro cerebro como atrofiamos a nuestros músculos con eso. Hay algo importante que recordar, y es: mente sana en un cuerpo sano.


Un comentario

  1.   Anónimo dijo

    muy buena informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.