Psicopatía, ¿cómo son este tipo de mentes?

Quizá hayas escuchado alguna vez hablar sobre psicópatas pero no sepas exactamente bien a que se define cuando se dice término “Psicópata”. Estas personas tienen problemas para entender las emociones de otros por eso son egoístas, desprecian el bienestar de los demás Y son capaces de cometer delitos violentos de una manera atroz.

En cambio, aunque carecen de empatía, no tienen dificultades para entender los pensamientos de otras personas lo que otros quieren o creen. Tiene una capacidad para ver las cosas con perspectiva. El comportamiento que tienen simplemente es así porque a aunque puedan entender los pensamientos de otros, carecen de empatía como para entenderle emocionalmente y ponerse en su lugar.

No les importa ni entienden la perspectiva de otros

Este tipo de personas entienden lo que otros piensan pero no les importa y por eso actúan como lo hacen. Las personas pensamos de manera automática, Desde la infancia, otras mentes se filtran involuntariamente en la nuestra. Lo mismo, aparentemente, ocurre con menos fuerza en los psicópatas.

Los psicópatas pueden pensar de forma deliberada en la perspectiva de otra persona, aunque no lo hacen de forma automática como lo hacen otros, sobre todo aquellos con más empatía. No todas las personas que son psicópatas tienen las mismas características ya que cada uno puede presentar rasgos diferentes. Se puede decir que con rasgos generales los psicópatas intentan engañar en su beneficio, son narcisistas y simplistas. Pueden ser agresivos… aunque cada uno puede variar en su comportamiento.

No entienden la perspectiva de otras personas de manera automática necesitan hacerlo de forma activa si les ayuda a alcanzar sus objetivos, si no, simplemente lo ignoran. Eso ayuda a explicar por qué se comportan de manera tan cruel e incluso violenta en algunas ocasiones. No prestan atención a cosas que no sean relevantes a sus intereses u objetivos, por eso ignoran la información ‘periférica’, es como si no fuesen buenos teniendo pensamientos en ‘multitarea’.

Qué es exactamente

Como has podido comprobar el psicópata es una persona que sufre un trastorno de la personalidad que se caracteriza por un comportamiento antisocial (puesto que se necesita empatía y comprensión del otro para poder socializar). Pueden realizar actos delictivos de forma violenta y cruel sin importarles demasiado lo que otros piensen o sientan. Todo esto lo hacen con una inteligencia normal y con insensibilidad hacia los sentimientos de los demás.

Es capaz de manipular o romper las normas sociales solo pensando en su propio beneficio sin importarle de ninguna manera las leyes morales o éticas de la sociedad. Tampoco piensan ni les importa las consecuencias de cómo sus actos pueden afectar a los demás o a la sociedad en general.

Este trastorno aparece en nada menos que en 4 de cada 100 personas, dándose más en hombres que en mujeres. El individualismo y la competitividad social pueden estar haciendo que exista más este trastorno entre las personas. Los psicópatas son capaces de aprovecharse de otras personas, de hacerles daño si es necesario por conseguir sus propios objetivos y no sentir ni un ápice de culpa. A aquellos que no llegan a expresarse violentamente se les denomina ‘psicópatas de guante blanco’

En muchos casos, los psicópatas actúan de forma no violenta, a través de la manipulación, consiguiendo lo que quieren a cualquier precio sin preocuparse de las consecuencias de sus actos. Son personas que pueden parecer normales, con una vida ‘normal’, porque el término ‘psicópata’ la sociedad lo achaca a personas violentas o asesinas, pero en realidad, un psicópata puede ser una persona no violenta camuflado como ‘persona normal’.

¿Nacen o se hacen?

Las causas que llevan a una persona a ser psicópata aún no se pueden saber ciertamente, aunque se entiende que existe un factor genético que puede provocar que según las circunstancias de la vida, una persona pueda tener psicopatía Esto ocurre porque tiene en su genética el ‘despertar’ este rasgo de la personalidad, que en este caso, se considera un trastorno.

El ambiente en el que se desarrolla la persona es importante porque esto puede hacer que se ‘active’ la psicopatía o no. Por ejemplo, una persona que ha crecido sin cariño de sus progenitores, con malos tratos, con despreocupación por su educación moral… todo esto puede hacer que en la infancia tenga problemas de conducta y que cuando crece, la psicopatía esté presente.

Aunque las conductas inadecuadas en la infancia no tienen por qué causar psicopatía, en realidad es necesario saber por qué un niño se comporta de forma cruel con otros, porque de esta manera se podría descartar la posible patología. En caso de diagnosticarse se debería intervenir a tiempo para que el tratamiento para este trastorno fuese lo más eficaz posible.

La psicopatía también puede ser causado por alteraciones en el cerebro de la persona afectada, sobre todo, alteraciones en el lóbulo frontal, ya sea por enfermedades, malformaciones o por algún tipo de lesión.

Características de la psicopatía

En los casos más graves, a un psicópata le delatan sus actos delictivos, pero en realidad, puedes tener a un psicópata cerca y que no te hayas dado ni cuenta. Algunos de los rasgos que pueden delatarle son los siguientes:

  • Persona fría sin empatía
  • Manipulador/a
  • Tiene cierto encanto personal para conseguir lo que le conviene
  • Es capaz de romper las normas sociales en su convivencia pudiendo cometer actos delictivos y crueles
  • No muestra arrepentimiento ni culpa por sus acciones aunque sepa que puede estar causando daños a otros
  • Saben distinguir entre el bien y el mal porque tienen buena inteligencia pero les da lo mismo lo que otros piensen
  • Son capaces de tener relaciones saludables con otras personas
  • Su comportamiento no está inducido por alucinaciones o ansiedad, saben perfectamente lo que hacen y por qué lo hacen
  • Narcisismo social
  • No suelen tener miedo a las consecuencias de sus actos
  • Les da igual al opinión de otros
  • Parecen personas con vidas normales porque ocultan sus intenciones
  • No huyen de las situaciones de estrés o riesgo, sino que en ocasiones lo buscan, como el practicar deportes de riesgo para poder liberar las tensiones internas
  • Pueden ser violentos si sienten irritabilidad o irascibilidad por algún motivo en concreto
  • Suelen tener una conducta adictiva

Una vez que se diagnostica este trastorno se deberá valorar el mejor tratamiento en cada caso concreto. Normalmente la psicopetaria es la mejor opción aunque suele haber una falta de implicación por parte de la persona psicópata que se trata de un comportamiento consciente y totalmente deliberado. Pueden recetar medicamentos para reducir la posible agresividad en los casos más severos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología, Trastornos

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Un comentario

  1.   Anónimo dijo

    buenos consejs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.