Qué es la amnesia infantil y por qué nos impide recordar los primeros años de nuestra vida

Si intentas recordar tu primer recuerdo, te darás cuenta que los primeros años de tu vida simplemente se han borrado de tu mente… o eso parece. Es posible que creas que los bebés no recuerdan nada porque tú no te acuerdas, que se olvidan de lo que les ocurre, pero en realidad, ocurre algo mucho más importante que eso. La amnesia infantil ocurre para que los bebés aprendan de su entorno todo lo que necesitan para poder desarrollarse correctamente.

La amnesia infantil es necesaria, pero esos recuerdos que creen que se borran… No se eliminan, quedan en nuestro subconsciente y nos ayudan a ser quienes somos hoy en día.

Por este motivo es tan importante estimular a los niños desde que nacen hasta los 4 años (y después también, por supuesto). Pero hasta los 4 años aproximadamente dura la amnesia infantil y las vivencias que tienen los pequeños hasta ese momento son cruciales para su desarrollo de la personalidad y tanto para su salud física como mental.

La amnesia infantil

Durante la amnesia infantil se está vivo y se está aprendiendo, que no lo recuerdes no significa que no sea importante. Ese vacío de recuerdos en la mente tiene una función muy clara en el desarrollo: aprender a adaptarse al medio. La amnesia infantil es la no capacidad de recordar lo que ha ocurrido en la primera infancia, no serías capaz de describir cómo fue tu primer cumpleaños o cómo aprendiste a montar en bici si lo hiciste antes de los 4 o 5 años.

Durante la amnesia infantil se adquieren habilidades básicas para el desarrollo humano, como hablar o caminar, pero nunca recordarás cómo lo hiciste. Los recuerdos comienzan a partir de los 4 o 5 años y el primer recuerdo suele ser un momento de la infancia a partir de este momento que ha impactado emocionalmente, entonces se empieza a recordar.

Los bebés y los niños generan recuerdos pero los olvidan porque para el cerebro en ese momento no son importantes, se centra en aprender habilidades básicas para el desarrollo y en el aprendizaje de las mismas. Los bebés y los niños pequeños apenas tienen retentiva en la memoria, si no piensa, ¿cuántas veces tienes que decirle a un niño de dos años una orden? Si no le acompañas en la orden, se le olvidará y se pondrá a hacer otra cosa. No es que no te haya escuchado, solo se le ha olvidado. Los niños tienen memoria, les ayuda a aprender, pero con el tiempo se van desvaneciendo.

La memoria de los niños

Si le haces una pregunta a un niño de dos años sobre eventos recientes, es probable que te conteste sin problemas aunque necesite algunas pautas para recuperar los recuerdos. Cuando los niños tienen entre 4 y 5 años comienzan a recordar mejor y son capaces de describir experiencias que han vivido. Cuando llegan a los 7 u 8 años, los niños ya tienen la capacidad suficiente para generar recuerdos autobiográficos bien desarrollados y con el mismo índice de olvido (normal) que se tiene en los adultos.

En cambio, cuando a un niño se le pregunta sobre recuerdos bastante pasados, les cuesta recordar eventos que ocurrieron antes de los tres o cuatro años (a ti también te pasa si lo intentas como te hemos mencionado más arriba). Estos primeros recuerdos se vuelven más difíciles de acceder a medida que las personas van creciendo.

Por qué ocurre la amnesia infantil

Aunque entender la amnesia infantil es todo un misterio a pesar de todas las investigaciones que existen actualmente, en realidad se supone que es para que los bebés sean capaces de adaptarse al entorno. Saber quienes son sus cuidadores, aprender el idioma materno para comunicarse, aprender habilidades básicas de desarrollo… El cerebro en los primeros años de vida se centra sobre todo en estos aprendizajes y moldea los recuerdos para que los niños se desarrollen. La felicidad y las emociones también son muy importantes en los primeros años de vida, puesto que moldearán la personalidad del niño en toda su vida.

También existe la teoría del desarrollo del cerebro. Esto quiere decir que los niños pequeños o incluso los bebés parecen ser capaces de recordar la información durante semanas o meses, pero es más complicado vincular esos recuerdos con señales verbales y por tanto, se olvidan y van desapareciendo con el tiempo.

En una investigación se entrevistó a niños de 7 a 9 años sobre eventos que habían recordado previamente con sus madres a la edad de tres años. Entre los niños de siete años, el 60% recordó los mismos eventos mientras que los niños evaluados a la edad de ocho o nueve recordaron solo del 36 al 38% de los eventos vividos. Esto sugiere que la amnesia para eventos tempranos ocurre rápidamente en solo dos años. En general, los niños más pequeños parecen ser mucho más vulnerables al olvido que los niños más grandes, aunque a medida que se avanza en edad los recuerdos se desvanecen también.

Por tanto, estos datos revelan que la amnesia infantil ocurre entre el nacimiento y los 4 años de edad, pero es a partir de los 7 años cuando aparece en la memoria de los niños. Los niños más pequeños son más capaces de tener más recuerdos pero los niños más mayores tiene un recuerdo más detallado aunque no recuerdan sus primeros años de vida.

Lo que está claro que el cerebro es un misterio aún para los investigadores y para todas las personas, pero la amnesia infantil es real y necesaria para el desarrollo del ser humano. Los primeros años de vida de cualquier persona les marcará para siempre y les formará internamente, por eso es tan importante cuidar los primeros años de vida de los niños, que tengan la protección y seguridad que se merecen, el cuidado físico y emocional que necesitan y también que reciban una buena estimulación para establecer un buen desarrollo integral.


Categorías

Psicología

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.