Qué es la dependencia emocional

Pareja con dependencia emocional

La dependencia emocional es un problema bastante común en nuestra sociedad, por eso es tan importante saber qué es y saber cómo superarlo. En caso de no hacerlo, las consecuencias en la vida podrían ser muy negativas generando graves problemas en la persona que la padece. Si eres una persona a la que le cuesta tomar sus propias decisiones y que necesitas la aprobación constante de otros, es posible que te sientas identificado con las siguientes líneas.

La dependencia emocional no solo ocurre en las relaciones de pareja, también puede ocurrir en amistades, familia, compañeros de trabajo, etc. Cuando necesitas el apoyo constante de otras personas sin tenerte en cuenta a ti primero, puede incluso que estemos hablando de una dependencia emocional patológica.

Cuál es el significado de dependencia emocional

La dependencia emocional es un trastorno de personalidad que se conoce como un trastorno de personalidad ansioso. La persona que lo padece se siente débil e impotente ante las circunstancias de la vida, son personas sumisas, y en muchas ocasiones, incapaces de cuidarse a sí mismos.

Tienen un profundo miedo al abandono, al rechazo… por lo que siempre se aferrará a otra persona de manera excesiva, no sabrá poner límites saludables en sus relaciones interpersonales.

Algunas señales que pueden dejarte claro de que eres una persona dependiente emocionalmente son los siguientes:

  • Necesitas saber de otros, su consejo e incluso que tomen decisiones por ti.
  • Requieres la ayuda de otros para poder llevar a cabo tus responsabilidades.
  • Temes llevar la contraria a otras personas por si te rechazan.
  • No eres capaz de tomar tus decisiones ni iniciar proyectos sin que otros te hayan aprobado antes.
  • Necesitas el cuidado y el apoyo de los demás de manera excesiva.
  • Eres capaz de mantener una actitud sumisa ante circunstancias denigrantes o de maltrato solo por temor al rechazo o al abandono.
  • Te sientes vulnerable e indefenso cuando estás solo.
  • Cuando acabas la relación con una persona buscas desesperadamente el inicio de otra, por ejemplo, en las relaciones de pareja.
  • Te preocupas de forma irreal sobre diferentes escenarios (que no han ocurrido) si te quedas solo.

En ocasiones, una persona que es dependiente emocionalmente puede ser más difícil de detectar cuando sí es capaz de tomar decisiones en su vida diaria y funcionan bien como profesionales, pero sienten una gran ansiedad o inseguridad cuando alguien les desaprueba o les rechazan.

Candando que simboliza la dependencia emocional

No saben encontrar el equilibrio entre la intimidad emocional y la autonomía. Dependen de otras personas para satisfacer todas sus necesidades emocionales. Sienten ansiedad de separación cuando no están cerca de aquellos de los que dependen. Son personas inseguras con gran temor a perder a las personas que tienen cerca.

Esto afectará gravemente a la felicidad de la persona ya que no podrá tener bienestar si no es a través de otras personas. Esto le causará altos niveles de estrés y ansiedad, sintiéndose vulnerable e incapaz.

Las personas con dependencia emocional intentan mantener el control de su interior complaciendo a los demás, algo que es muy destructivo. De manera inconsciente se intenta controlar a los demás para que sean sus lacayos. Obligan a otros a comportarse de cierta manera para que ellos estén bien, no les importa llegar a situaciones extremas para conseguirlo, como el maltrato o la manipulación.

La codependencia

Las personas que son dependientes emocionalmente suelen tener una relación codependiente. Normalmente uno de los dos suele ser la parte dominante y agresiva y la otra parte, la sumisa y complaciente. Ambos están ligados por una dependencia emocional altamente tóxica y peligrosa para un bienestar emocional conjunto.

Esto acabará en una vida totalmente infeliz, con abusos, manipulaciones y una relación en definitiva, tóxica. Esto puede ocurrir tanto en parejas, familias, amigos, compañeros… Normalmente la codependencia ocurre cuando se descuidan las propias necesidades para atender las necesidades del otro.

En la dependencia emocional se pasan por alto las propias necesidades emocionales para priorizar las emociones de la otra persona. Aunque esto signifique anularse o soportar situaciones tóxicas.

Cómo superar la dependencia emocional

No es una tarea fácil pero no es imposible. Es un problema que puede causarte ansiedad y sentimientos de disfunción de la vida. Hay formas de abordar el problema así como las consecuencias que lo provocan. Algunas de las formas en las que se puede superar la dependencia emocional son las siguientes:

Busca ayuda profesional

El primer paso cuando te das cuenta de que tienes una dependencia emocional que no te permite ser feliz como realmente mereces, es buscando ayuda profesional. Te ayudarán a comprender por qué te ocurre, cuáles son los factores desencadenantes y a controlar tus reacciones cuando ocurre.

Podrás abordar las causas subyacentes y también trabajar en tu inseguridad, ansiedad, estrés o miedos irracionales. Trabajar en tu fuerza interior para que te des cuenta de que eres capaz de llevar una vida feliz y plena.

Sufrir con dependencia emocional

Aprende asertividad

La asertividad es fundamental para tener unas relaciones interpersonales saludables. Tendrás las herramientas necesarias para comunicarte con otras personas con seguridad en ti mismo/a y no estar en ninguna relación abusiva. Podrás poner límites claros y podrás aceptar los que te impongan.

Se puede entender a la asertividad como el opuesto directo a la sumisión. Con ella podrás respetarte más y también a los demás.

Trabaja tu inteligencia emocional

Si eres una persona con una buena inteligencia emocional serás capaz de reconocer tus emociones y las de los demás. Esto es necesario para poder entenderlas y gestionarlas cuando sea necesario. Podrás controlar tus reacciones emocionales siendo cada vez una persona más segura de sí misma.

Chica que sufre dependencia emocional

Cuídate

Es fundamental que te cuides a ti primero antes que a los demás. De esta manera la dependencia emocional no será un problema para ti. Si es necesario trabaja la autocompasión y la soledad. Aprende a estar bien estando contigo mismo y cuidándote sin la ayuda de nadie.

Cuando desarrolles la capacidad de estar bien únicamente con tu compañía te darás cuenta de que será más fácil tomar tus propias decisiones y de cuidarte tanto física como emocionalmente.

Poco a poco comenzarás a sentirte mejor y a darte cuenta de que si vas tú primero en tu vida, te sentirás bien tanto contigo mismo como con el resto del mundo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.