Qué es la enfermedad del costado

En la salud humana existen muchas enfermedades diferentes, algunas de ellas llevan entre nosotros desde el principio de los tiempo. Hoy en día, cuando nos resfriamos o tenemos gripes, sabemos que nos curaremos gracias a la medicina moderna, pero en otras épocas, podría suponer la muerte. Gracias a los avances en medicina algunas afecciones se tratan con total normalidad.

Comprender los problemas de salud es fundamental para encontrar el mejor tratamiento. Antiguamente existía una enfermedad que se llamaba la enfermedad del costado, que hoy sabemos se puede englobar a diferentes enfermedades y se sabe por qué ocurre y cuáles son los mejores tratamientos en cada caso.

Por qué se llamaba la enfermedad del costado

La enfermedad del costado se llamaba así porque lo que dolía era el costado del tronco, era un dolor en la zona abdominal y empeoraba con el esfuerzo o el movimiento. En la gran mayoría de ocasiones estaba acompañado de fiebre, problemas estomacales y alteraciones cardíacas. Cuando alguien padecía la enfermedad del costado, era bastante temido porque generaba muchas muertes.

Con el tiempo y muchas investigaciones empezaron a darse cuenta de cuáles eran las causas y cómo algunos tratamientos eran efectivos y las personas dejaron de morir por estas dolencias. Actualmente la enfermedad del costado tiene otros muchos nombres diferentes porque son muchas las afecciones que existen con los síntomas características de este tipo de enfermedad. Hoy en día no se habla de enfermedad del costado, aunque aún hay personas (normalmente mayores) que sí emplean este término.

Enfermedades asociadas a la enfermedad del costado

Existen actualmente algunas afecciones que se entienden que eran la enfermedad del costado (lo único que no sabían qué enfermedades eran en concreto). El término es demasiado general y no da información real de lo que ocurre por lo que es necesario saber exactamente cuál es el problema. A continuación vas a conocer algunas de las afecciones relacionadas con esta enfermedad.

Apendicitis

Es probable que la mayoría de muertes en el pasado causadas por la enfermedad del costado en realidad era por culpa de una apendicitis. A día de hoy existe mucha información sobre la apendicitis y no tiene que ser motivo de muerte si es extirpada a tiempo. Cuando ocurre la apendicitis se inflama el apéndice provocada por una obstrucción y no se puede drenar la mucosidad intestinal y esto provoca una rotura del mismo.

Existe un dolor muy fuerte localizado en el costado, también habrán vómitos, náuseas, fiebre, hipertermia y temblores. Cuando esta afección no se trata puede aparecer necrosis e infección en el tejido circundante y si se rompe el apéndice habrá una hemorragia grande que puede hacer que peligre la vida de la persona afectada.

Pleuritis

Pleuritis es una inflamación de la pleura parietal (cobertura de la superficie de la caja torácica interna) y la de pleura visceral (cobertura de los pulmones). Puede deberse a causa de una infección o un problema autoinmune. Algunos síntomas son dolor en el pecho, problemas respiratorios, tos, fibre, dolor en las zonas abdominales y el tórax.

Colecistitis aguda

Cuando ocurre la colecistitis agua es porque existe una inflamación de la vesícula biliar porque existen cálculos en el órgano. Cuando ocurre esta inflamación puede haber necrosis, superación y gangrena. También crea dolor en el costado y también pueden haber otras complicaciones. Si no se trata puede derivar en peritonitis o pancreatitis que puede ser mortal.

Perionitis

Cuando ocurre perionitis es porque se ha inflamado el peritoneo a causa de una infección bacteriana o una acumulación de líquidos o pus. Los síntomas son dolor abdominal, fiebre, hinchazón, vómitos, diarrea, problemas respiratorios, estreñimiento… Si no se trata, puede ser mortal.

Litiasis renal

Esta enfermedad es generada por la presencia de cálculos renales a causa de una acumulación excesiva de estos elementos que causa dolor y puede generar con el tiempo cólicos nefríticos.

Por lo tanto, los síntomas de cuando una persona se aquejaba del dolor del costado eran siempre parecidos aunque las afecciones reales fuesen otras (pero que no se sabía en el momento): tos, fiebre, dolor abdominal, dificultad para respirar, palpitaciones, etc.

También existían otras afecciones que daban el perfil a la enfermedad del costado, como por ejemplo: dolores abdominales severos, gastroenteritis, neumonía, cólico nefrítico, embarazo ectópico, úlcera péptica, endometriosis o ruptura de un quiste ovárico.

Diagnóstico y tratamiento

La enfermedad del costado acabó con la vida de muchas personas, en la actualidad dependiendo de la afección existen muchos tratamientos para que las personas superen la enfermedad sin tener que temer por su vida. Aunque es necesario ser conscientes de que si este tipo de enfermedades no se tratan correctamente y a tiempo, sí pueden ser mortales y poner en peligro la vida de quienes la padecen.

Si tienes un dolor característico con los síntomas de la enfermedad del costado, lo primero que tendrás que hacer es acudir a tu médico y no dejar que el dolor siga su curso. Cuando algo duele no es normal y debe ser mirado por un especialista. De esta manera podrá diagnosticar exactamente lo que te ocurre a través de una evaluación médica.

Es posible que si existe inflamación se recurra a hacer resonancias magnéticas o radiografías de contraste para poder valorar lo que no se ve a primera vista. El análisis de sangre, de orina y/o de heces también puede reflejar información de relevancia para hacer un mejor diagnóstico. Si es necesario pueden optar por hacer una colonoscopia para ver que no pase nada en el tubo digestivo y que no sea esa la causa del dolor abdominal.

Cuando se sepa qué es lo que ocurre y cuál es la afección concreta que tiene la persona y entonces se podrá valorar el tratamiento más acertado dependiendo de la dolencia, el nivel de afección y la salud general del paciente. (como el caso de la apendicitis). Si además existe infección, también será necesario la toma de antibióticos.


Categorías

Salud

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.