Rabdomiólisis: síntomas, causas y tratamientos

Son cada vez más las personas que se dan cuenta de la importancia que tiene cuidarse, hacer deporte y tener buena salud. Este culto al cuerpo si no es excesivo sin duda puede ser buena idea y bueno para la salud… Pero cuando el culto al cuerpo se convierte en una obsesión o no hay límites claros entre el culto al cuerpo y el descanso para mejorar la salud, se puede desarrollar una condición grave que se llama rabdomiólisis.

Qué es

La rabdomiólisis es una condición grave que ocurre por una lesión muscular directa o indirecta. Es el resultado de la muerte de las fibras musculares y la liberación de mioglobina en el torrente sanguíneo.  La mioglobina es la proteína que almacena el oxígeno en los músculos. Esto puede llevar a complicaciones graves como la insuficiencia renal (en el riñón). Cuando esto ocurre los riñones no son capaces de eliminar los desechos del organismo ni tampoco la orina.

En casos graves y poco frecuentes, la rabdomiólisis puede causar la muerte. Es necesario un tratamiento rápido para que la condición no se vuelva grave y la persona afectada se pueda recuperar. En este sentido, es imprescindible reconocer los síntomas lo antes posible para buscar ayuda médica.  La mayoría de las personas con rabdomiólisis son tratadas con líquidos administrados a través de sus venas en un goteo intravenoso. Algunas personas pueden requerir diálisis o hemofiltración para tratar el daño renal en casos más graves.

Causas

En realidad, la rabdomiólisis siempre se desencadena por una lesión muscular, pero puede ocurrir por muchos motivos. La lesión puede tener causas físicas, químicas o genéticas. Cualquier motivo que dañe los músculos puede causar esta condición. Las posibles causas incluyen las siguientes.

  • Lesión o esfuerzo
  • Lesión por aplastamiento (cuando cae algo pesado)
  • Un golpe de calor extremo
  • Una quemadura de 3er grado
  • Temblores intensos
  • Lesión isquémica en una extremidad (el tejido no tiene la sangre que necesita)
  • Esfuerzo muscular patológico
  • Un accidente te coche
  • Ejercicio intenso
  • Trastornos genéticos y metabólicos
  • Problemas grasos
  • Problemas con los carbohidratos
  • Alimentación poco adecuado para el hígado
  • Hipotiroidismo o niveles bajos de la hormona tiroides
  • Cetoacidosis diabética, acumulación de cetonas en el cuerpo
  • Desequilibrio de los electrolitos
  • Deficiencia de carnitina
  • Enfermedad de McArdle
  • Distrofia muscular de Duchenne
  • Infección e inflamación
  • Infecciones virales
  • Infecciones bacterianas
  • Polimiositis
  • Dermatomiositis
  • Picaduras de serpiente
  • Medicamentos y toxinas

Una de las causas importantes de la rabdomiolisis son los medicamentos con estatinas, que son medicamentos para reducir el colesterol que muchas personas toman. Las estatinas incluyen

  • Atorvastatina (Lipitor)
  • Rosuvastatina (Crestor)
  • Pravastatina (Pravachol)

Aunque la rabdomiolisis solo ocurre en algunas personas que toman estatinas, muchas personas toman estos medicamentos que es importante estar al tanto del riesgo.

La condición también puede ocurrir debido a la exposición a otras drogas, ciertas toxinas y altos niveles de alcohol. Otros medicamentos que pueden causar rabdomiolisis incluyen:

  • Ciclosporina
  • Eritromicina
  • Colchicina
  • Cocaína
  • Anfetaminas
  • Éxtasis
  • LSD

Muchas otras causas potenciales existen en estas cuatro categorías más allá de las enumeradas.

Síntomas

Como cualquier otra afección de la salud la rabdomiólisis tiene síntomas aunque pueden ser difíciles de identificar y sobre todo, puede ser complicado de asociar los síntomas con esta condición. La rabdomiólisis tendrá un curso u otro dependiendo de la causa que lo esté originando. Los síntomas pueden ocurrir solo en una parte del cuerpo o que afecte al cuerpo entero. Además, las complicaciones pueden ocurrir en diferentes etapas.

Normalmente existen tres síntomas característicos que son:

  • Dolor muscular en los hombros, los músculos y la parte inferior de la espalda
  • Debilidad muscular o dificultad o para mover los brazos y las piernas
  • Orina de color rojo oscuro o marrón o una disminución de la micción

También existen otras señales de esta dolencia que hay que reconocer:

  • Dolor abdominal
  • Vómitos o náuseas
  • Fiebre
  • Palpitaciones
  • Confusión
  • Deshidratación
  • Falta de conciencia

Diagnóstico

Para diagnosticar la rabdomiólisis será necesario hacer un análisis de sangre para descubrir los niveles de creatina quinasa (sustancia que provoca la degradación muscular) y también se necesitará hacer un análisis de orina para ver los niveles de mioglobina (se libera de los músculos dañados).  Si el médico tiene sospechas también puede indicar otras pruebas que considere oportunas dependiendo del caso concreto.

En el diagnóstico se pueden encontrar complicaciones de la rabdomiólisis como el tener niveles altos de potasio que pueden probar palpitaciones, paros cardíacos y daño renal. Cuando una persona tiene esta afección también puede tener altas probabilidades de tener problemas en el hígado.

Una condición llamada síndrome compartimental también puede ocurrir después del tratamiento con líquidos. Esta grave compresión de los nervios, los vasos sanguíneos y los músculos puede causar daños en los tejidos y problemas con el flujo sanguíneo.

Tratamiento

Es fundamental un diagnóstico precoz para que el tratamiento sea lo más eficaz posible. Si el tratamiento se realiza a tiempo la recuperación será completa, incluso se puede revertir el daño renal. En cambio, si no se trata a tiempo podría causar daños duraderos en la persona afectada.

Si tienes esta afección deberás estar en el hospital para el tratamiento a través de líquidos intravenosos y así poder mantener la producción de orina, algo que te ayudará a prevenir la insuficiencia renal. En raras ocasiones se necesitaría un tratamiento de diálisis para ayudar a los riñones a trabajar mejor.

El control de las anomalías electrolíticas (potasio, calcio y fósforo) ayuda a proteger a tu corazón y otros órganos. También puedes necesitar un procedimiento quirúrgico (fasciotomía) para aliviar la tensión o la presión y la pérdida de circulación si el síndrome compartimental amenaza la muerte muscular o el daño nervioso. En algunos casos, es posible que se deba estar en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para permitir un seguimiento más exhaustivo.

Merece la pena tener en cuenta que la mayoría de las causas de rabdomiólisis son reversibles. Si la rabdomiólisis está relacionada con una afección médica, como la diabetes o un trastorno de la tiroides, se necesitará un tratamiento adecuado para esa afección médica. Si la rabdomiólisis está relacionada con un medicamento, su consumo deberá interrumpirse o reemplazarse con una alternativa.  Y, por supuesto, evita cualquier posible causa de rabdomiólisis en el futuro… pide consejo a tu médico para que te dé las recomendaciones necesarias dependiendo de tu estilo de vida (como beber agua antes, durante y después de realizar ejercicio intenso).

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Salud, Síndromes

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.