Saltar al contenido

9 razones que nos impiden estar en forma

No hay excusas que valgan para hacer deporte y si no fíjate en el siguiente vídeo. Se trata de un grupo de chicos que viven rodeados de agua y eso no les impidió crear un equipo de fútbol local.

El vídeo resulta tremendamente inspirador porque pone de manifiesto que cuando algo se quiere de verdad, se reúnen las fuerzas necesarias para llevarlo a cabo, por muy grandes que sean los obstáculos:

[mashshare]

Seguro que muchas veces has dicho “esta vez sí que me voy a poner en forma” y después, sin saber muy bien el porqué, has terminado desistiendo. A continuación, hemos recopilado 9 causas indirectas que influyen en el hecho de tener que abandonar la práctica de algún deporte:

1) Hacer deporte en solitario

Está comprobado que hacer deporte en solitario nos puede llegar a resultar muy aburrido. Y más si seguimos siempre la misma rutina. Intenta escoger a un compañero o compañera para realizarlo y no tendrás ninguna excusa para poder dejarlo.

2) No hidratarse lo suficiente

Esta también es otra de las razones indirectas que nos impiden ponernos en forma. Si no nos hidratamos lo suficiente, el cuerpo no tendrá la suficiente energía y entonces nuestra mente se mostrará reacia seguir esforzándose. Es importante beber la cantidad de agua diaria recomendada e hidratarse antes y después de practicar deporte.

3) Comer comida basura

La comida basura no aporta nada bueno al organismo. El cuerpo necesita una energía específica: una cierta cantidad de grasas, proteínas, e hidratos de carbono. El problema de la comida basura es que tiene una gran cantidad de grasa. En consecuencia, nos sentiremos más pesados y nos costará más esfuerzo realizar cualquier tipo de actividad.

4) No seguir una dieta equilibrada

Esta característica está muy relacionada con lo anterior. Cuando empezamos a practicar deporte lo primero que nos recomiendan es que sigamos una dieta específica. Si nos las saltamos, el cuerpo no tolerará bien el deporte y nos cansaremos muy rápido. Nuestra mente se negará a seguir haciendo ejercicio y será más difícil “forzarle” a hacerlo.

5) No seguir un plan específico

Si decides practicar deporte tienes que saber que no basta con decidirlo un día y al día siguiente empezar a hacer lo que te dé la gana. Tienes que pensar en el deporte que vas a practicar y cómo lo vas a hacer: qué rutinas vas a ejercer, cómo te vas a reorganizar tu trabajo o labores de casa, qué vas hacer para no perder la motivación.

Solo de esta manera podrás seguir una rutina específica y decidir con qué frecuencia lo vas a hacer para conseguir los mejores resultados.

hacer deporte

6) Dejar el entrenamiento “a medias”

De nada sirve empezar el entrenamiento y dejarlo a medias. La idea es intentar que el cuerpo cada vez se supere más y esto supone constancia.

7) No utilizar productos de cuidado corporal

Ya hemos hablando de lo importante para el cuerpo que resulta hidratarse… pero también la piel necesita hacerlo. Existen algunos productos especiales para deportistas que ayudan a reducir la fatiga y sentirse mejor cuando tienen que someterse a entrenamientos duros.

8) No ser constante

Piensan que los resultados no van a venir de un día para otro. Por eso, cuando no ves resultados inmediatos, comienzas a desanimarte. Para conseguir ponernos en forma es importante insistir una y otra vez hasta conseguir adoptar una rutina firme y precisa.

9) No descansar correctamente

Gran parte de la energía que necesita el cuerpo la obtiene durante el descanso. Por eso es tan importante dormir bien antes de ponernos a entrenar. De esta forma podremos rendir más, prolongaremos el entrenamiento y esto nos servirá para ponernos en forma mucho antes de lo que pensábamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.