Reducir el estrés matutino en 10 pasos

¿Cómo podemos reducir el estrés?

La mañana puede ser la parte más estresante del día: prepararse para ir a trabajar, los desayunos, los niños y el colegio, el tráfico…

Mediante una adecuada gestión del tiempo, este estrés matutino puede controlarse. Aquí te dejo estos 10 pasos que puedes realizar para reducir el estrés en las mañanas:

1) Crea una rutina a la noche para dejarlo todo preparado.

Prepara la ropa que te vas a poner, deja todo listo para los desayunos, prepara tu bolso, etc. Estas tareas sencillas no te llevarán más de 10 minutos a la noche y te ahorraras un buen porcentaje de estrés a las mañanas.

2) Planifica un día realista.

Planifica una pequeña lista con las tareas que tienes que hacer al día siguiente. Procura no sobrecargar demasiado esa lista, recuerda que estamos tratando de reducir los niveles de estrés.

3) Trata de dormir bien durante la noche.

Irse siempre a dormir a la misma hora es un excelente comienzo para crear una buena rutina de sueño. Trata de dormir 8 horas por lo que esa hora de irse a la cama debe ser adecuada. Mantén la temperatura de tu cuarto estable, ni demasiado frío ni demasiado calor. Evita el consumo de cafeína durante la tarde y mantente activa/o durante todo el día. Si puedes reservar una hora para hacer ejercicio todos los días, mejor.

4) Despiértate 25 minutos antes de tu hora programada.

Esos 25 minutos te pueden dar la tranquilidad que necesitas. Utiliza ese tiempo para ducharte, pensar, estirarte.

5) Mantén tu mente en calma.

Muchas veces el estrés empieza poco a poco sin darnos cuenta. Focaliza tu atención en lo que estás haciendo y hazlo de manera relajada y armoniosa. Intenta entrar en un estado de flujo.

Vídeo: ¿Cómo se desencadena el estrés?

6) Motívate para hacer las actividades que tienes pendientes.

¿Tienes que preparar varios desayunos? Ya hemos dicho en el paso anterior que tienes que mantenerte concentrado pero además motivado: intenta hacer un buen desayuno con una buena presentación. A veces el mero hecho de querer hacer las cosas bien hace que le encontremos el gusto a dicha actividad.

7) La ducha es un poderoso desestresante.

Intenta disfrutar de ese pequeño momento de ducha. ¿Te acuerdas cómo disfrutabas del baño o la ducha cuando eras pequeña/o? El agua caía por tu pelo, cerrabas los ojos y permanecías unos minutos en ese estado. ¿Conoces algo más relajante que eso?

8) Mantén la casa ordenada.

Organiza tu casa para que siempre sepas dónde se encuentra cada cosa. Ver un cuarto limpio y ordenado me produce armonía. Lo contrario me produce estrés.

9) No veas los imprevistos como algo negativo.

Los imprevistos son la sal de la vida, algo que rompe la monotonía. ¡Qué aburrida sería la vida sin imprevistos!

10) Reserva tu hueco para hacer algo que realmente te gusta.

Necesitas cuidarte a ti misma/o así que regálate un momento de ocio para realizar aquello que verdaderamente te apetece.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.