Distinguir entre el refuerzo positivo y el negativo

El refuerzo se utiliza para aumentar la probabilidad de que un comportamiento específico ocurra gracias a un estímulo y elemento inmediatamente después de que se muestra una respuesta o comportamiento. El uso de estos procedimientos se utilizan normalmente para modificar la conducta de los niños y adolescentes, pero también se utiliza para las personas adultas con o sin trastornos psicológicos y también con animales.

Hay dos tipos de refuerzo, el refuerzo positivo y el negativo. Puede ser complicado distinguir entre los dos, pero es primordial hacerlo para que se puedan conseguir buenos resultados en el comportamiento y evitar así, que existan comportamientos indeseados o poco saludables para las personas.

Refuerzo positivo

El refuerzo positivo es la herramienta más poderosa que existe para potenciar un comportamiento. Es una estrategia efectiva para ayudar a formar y cambiar un comportamiento concreto. Para que funcione hay que presentar un elemento motivador a la persona después de que haya habido un comportamiento deseado, y de esta manera el comportamiento deseado es más probable que ocurra en el futuro.

Ejemplos de refuerzo positivo

  • Un niño limpia su habitación y después tiene un rato de televisión
  • Una madre le da un caramelo a su hijo después de haberse portado bien durante la tarde
  • Las personas adultas reciben dinero a cambio del trabajo bien hecho

Refuerzo negativo

El refuerzo negativo ocurre cuando un determinado estímulo o elemento se elimina después de que se exhiba un comportamiento particular. La probabilidad de que el comportamiento negativo ocurra en el futuro aumenta al eliminar o evitar los estímulos negativos. Esto no es un castigo, es un refuerzo negativo que aumenta un comportamiento.

Ejemplos de refuerzo negativo

  • Aunque a Pablo no le gusta lavar los platos, los lava después de comer para evitar que su madre le riña, pero en realidad, odia lavar los platos y lo hace a desgana.
  • A Laura le duele la cabeza porque tiene que hacer la tarea, como su madre le permite ir a la cama sin hacer la tarea para descansar, siempre le ‘dolerá’ la cabeza cuando toca hacer la tarea.
  • Una madre le da un dulce a su hijo para que deje de tener un mal comportamiento en la tienda, como consecuencia, el hijo siempre querrá un dulce o se portará cada vez peor siempre que vayan a la tienda.

La diferencia entre el refuerzo positivo y el negativo

En la psicología del comportamiento, un refuerzo es la introducción de una condición favorable que hará que un comportamiento deseado sea más probable que continúe o se fortaleza en el futuro.  Debido a que la condición favorable actúa como una recompensa, el refuerzo es un condicionamiento basado en la recompensa.

Es necesario distinguir entre ambos tipos de refuerzo porque pueden ser confusos. Como lenguaje técnico, positivo se refiere a agregar un factor, mientras que negativo se refiere a eliminar un factor. Pero positivo y negativo no representan la calidad del factor que se agrega o elimina. Ese factor puede ser agradable o desagradable.

Por ejemplo, lo positivo puede ser agregar algo desagradable que resulte en sentimientos desagradables, mientras que lo negativo puede ser eliminar algo desagradable que resulte en sentimientos agradables. Por lo tanto, recuerda  que lo positivo y lo negativo se refieren a agregar y eliminar algo, no a la calidad del factor agregado/eliminado o los sentimientos resultantes.

Por lo tanto, el refuerzo positivo es un concepto de condicionamiento operante que presenta un reforzador favorable y por tanto el sujeto repite su comportamiento. En el refuerzo negativo, es el concepto del condicionamiento operante que presenta ciertos reincorporantes lo que aumenta el comportamiento del sujeto para evitar esos reforzadores.

Similitudes entre el refuerzo positivo y negativo

A pesar de sus diferencias, hay muchas similitudes entre los dos tipos de refuerzos. La principal similitud radica en su objetivo principal, que es aumentar la tasa de cualquier comportamiento (operante). Ambas están bajo el concepto de condicionamiento operante, es decir, de un refuerzo.

No solo comparten un mismo objetivo, sino que los factores que afectan su tasa de éxito también son bastante similares. Ambas formas de refuerzos están influenciadas en gran medida por la consistencia, la frecuencia y la respuesta inmediata al comportamiento.

Al igual que en el concepto de castigo, otra similitud entre los dos es su ineficacia. Es un proceso de aprendizaje notable, y se practica en todo el mundo, en sus propios términos en función de sus normas y valores. Sin embargo, no es sorpresa ver que en algunos casos estos refuerzos no funcionan.

Un refuerzo NO es lo mismo que un castigo

Hay personas que confunden términos y se piensan que un refuerzo positivo es como un castigo positivo y un refuerzo negativo, es como un castigo negativo. Pero nada más lejos de la realidad. Además de que los castigos no son nunca una buena opción para modificar realmente un comportamiento (porque a largo plazo volvería a aparecer), no tienen nada que ver. Es necesario entender las diferencias de esto.

El castigo es un proceso por donde la consecuencia sigue inmediatamente después de un comportamiento (sin avisar a quien se le castiga, si no que es una imposición) para que disminuya la frecuencia futura de ese comportamiento. Al igual que el refuerzo, puede haber un castigo positivo (agregar estímulo) o castigo negativo (eliminar estímulo).

El castigo positivo

El castigo positivo funciona una consecuencia negativa después de que haya el comportamiento no deseado, haciendo que el comportamiento sea menos probable en el futuro. Por ejemplo, un niño toca una estufa caliente (comportamiento) y se quema (estímulo aversivo) o cuando un niño se toca la nariz en clase (comportamiento) y el maestro le riñe delante de todos sus comportamientos avergonzándole (estímulo aversivo).

El castigo negativo

El castigo negativo funciona cuando se elimina un estímulo de refuerzo después de un comportamiento no deseado, lo que hará que el comportamiento disminuya en el futuro. Un ejemplo sería cuando un adolescente no recoge su dormitorio (comportamiento) y no saldrá con sus amigos por eso (se elimina el estímulo de refuerzo) o también cuando un niño se pelea con su hermano (comportamiento) y sus padres le quitan su juguete favorito y no podrá jugar con él (se elimina el estímulo de refuerzo).

Por tanto, el castigo positivo implica agregar una consecuencia negativa después de que se emite un comportamiento no deseado para disminuir las respuestas futuras. El castigo negativo incluye quitar un determinado elemento de refuerzo después de que ocurra el comportamiento indeseado para disminuir las respuestas futuras.


Categorías

Psicología

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

2 comentarios

  1.   Angelique de Cervantes dijo

    Me encantan sus publicaciones, gracias por compartirla y hacer que otros se motiven para algo mejor en su vida.

    1.    Maria Jose Roldan dijo

      ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.