Saltar al contenido

La información más completa acerca de la respiración branquial

En la diversidad de la fauna, existen muchas especies que tienen métodos de supervivencia diferentes, la misma evolución ha hecho que cada una de ellas se adapte al medio ambiente en donde vive, los animales marinos por ejemplo, tienen una vida totalmente diferente a los terrestres.

El método de alimentación, reproducción e incluso respiración son algunos factores que determinan la evolución del animal. La respiración branquial por ejemplo, es algo de suma importancia para el desarrollo de los peces y demás animales acuáticos, debido a esto, quisimos darte toda la información que necesitas y mereces saber acerca del sistema respiratorio de los peces y demás animales marinos que respiran a través de sus branquias.

¿Que son las branquias?

Son órganos externos que les permiten a peces y algunos animales marinos hacer el proceso de absorción de oxígeno del agua.  Entendemos que la composición química del agua es H2O, por lo tanto, la branquia es capaz de extraer el O2 del agua y así llevarla a los demás órganos del cuerpo del animal para que este lo expulse como CO2  al medio.

Los animales que tienen este órgano en su cuerpo, son capaces de hacer llegar el oxígeno que este absorbe hacia lo demás órganos corporales para evitar alguna intoxicación. La respiración celular se hace mediante la respiración branquial del animal y de la mitocondria, que es un orgánulo celular.

Características de las branquias

  • A diferencia de los pulmones, las branquias son órganos externos.
  • Son apropiadas para el movimiento constante que desarrolla el animal en el agua.
  • Tienen dos formas, una similar a la de un apéndice que va adherida al animal, este tipo de branquia la tienen los moluscos, larvas, salamandras y tritones.
  • Su otra forma es la que se ve usualmente en los peces, que están organizadas dentro de las estructuras de la faringe del animal.
  • Están relacionadas con el aparato circulatorio del animal.

Tipos de branquias

Gracias a la evolución de las especies, podemos encontrar a animales marinos con dos tipos de branquias: internas y externas. Según las necesidades de cada especie acuática, sus ancestros desarrollaron una branquia en específico.

Por ejemplo los moluscos y tritones, tienen una branquia parecida a un apéndice que se encuentra a nivel externo para hacer de los procesos de oxigenación del animal una tarea mucho más sencilla para su capacidad respiratoria. La función de la protección de estas branquias, se basa en poder hacer el proceso de oxigenación mucho más fácil para las células del animal.

Por otra parte, las branquias internas son las que vemos comúnmente en tiburones o demás especies de peces pequeños. Estas branquias están adheridas al cuerpo en el exterior de manera que el pez no tenga ninguna dificultad para desplazarse por el agua  y a su vez no tenga problemas de oxigenación.

Branquias externas

Este tipo de branquias, están compuestas por grandes láminas en forma de apéndices que están en la parte externa del animal.

Según las diferentes teorías evolutivas, las branquias externas son las más antiguas en el mundo marino.

La branquia externa puede hacer que la vida del animal corra riesgos ya que lo hace más visible al depredador, también hay mayor posibilidad de que el animal se lesiones ya que están expuestas a tocar todos los lugares que este recorre.

Los animales invertebrados son los que poseen este tipo de branquias; también se ha comprobado que estas estructuras embrionarias desaparecen en las larvas, a diferencia de las branquias internas que permanecen en el animal hasta la metamorfosis o evolución del mismo.

Branquias internas

Por su parte, las branquias internas son las que vemos usualmente en la mayoría de los animales marinos como los peces y tiburones. Según las teorías evolutivas, este tipo de branquias son las más jóvenes en la evolución.

Desde hace millones de años, los animales acuáticos tenían branquias externas, eran de por sí las más comunes.

Luego de que las especies se fueron diversificando, las branquias internas se fueron implementando dentro de los organismos de cada animal; todo gracias a las diferentes necesidades alimenticias y de supervivencia que tuviese el animal.

Este sistema respiratorio es mucho más complejo que el de la branquia externa, ya que está ubicada debajo de la faringe del pez.

Cada una de las hendiduras está recubierta por vasos sanguíneos, así, el oxígeno que entra a través de la branquia puede recorrer todo el sistema circulatorio del animal oxigenando los demás órganos que lo componen.

Los vertebrados son los que poseen este tipo de branquias, que a pesar de ser el sistema respiratorio más complejo, ya que es el que mayor dinamismo le permite al animal para desplazarse por el agua.

¿Qué es la respiración branquial y cómo funciona?

La respiración branquial consiste en el intercambio de gases y oxigeno que se da a través de las branquias.

Así como el hombre respira a través de los pulmones y aire, el ser que posee branquias necesita absorber el agua del océano, mar, río, lago y demás escenarios hidrográficos para poder utilizar el oxígeno que compone el agua y así mantener vivos sus órganos internos y su misma especie.

Las láminas o agallas branquiales están ubicadas en la cabeza del animal, justo en la parte posterior.

Para que el proceso de respiración branquial se cumpla, es necesario que el animal marino absorba el oxígeno del agua, existen varias formas de hacerlo, ya sea por la corriente marina que lo envuelva o con la ayuda de un órgano que se llama opérculo.

El oxígeno que absorbe el animal, es enviado a la sangre del mismo o en su defecto a otro fluido que cumple la misma función que la sangre llamado, hemolinfa. Una vez el oxígeno hace este recorrido, el gas realiza la respiración celular gracias a la mitocondria.

Una vez que el oxígeno ha realizado su función dentro del cuerpo del animal, es expulsado como dióxido de carbono al agua. Es necesario que este gas sea eliminado del cuerpo del animal para evitar una intoxicación.

Animales con respiración branquial

  • Ranas
  • Pulpo
  • Almeja
  • Tiburón
  • Pulpo
  • Manta Raya
  • Liebre de mar
  • Carpa
  • Larvas
  • Tritones

 

Las especies marinas deben ser cuidadas por el ser humano, cada una tiene una razón de ser y de existir; si no hay diversidad en la fauna del mundo, los mismos procesos de evolución del hombre se pueden ver afectados.

Es por ello que debemos tener consciencia sobre los residuos que son lanzados al mar, dejar de hacer este tipo de irresponsabilidad, asegura que la vida de las diferentes especies marinas sea perdurable en el tiempo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.