Retraso mental — Clasificación, patologías y diagnóstico

También conocida como discapacidad intelectual, está afectando el 1% de la población, por ser una discapacidad cognitiva, non una enfermedad mental, la cual se caracteriza por limitar el desarrollo mental del individuo hasta llegar al punto que dificulta la comunicación, bien sea en la familia o en la sociedad, llega a no tener aspiraciones ni objetivos, e incluso altera las necesidades fisiológicas del mismo, se puede decir que el retraso mental tiene más prevalencia a partir de los 18 años.

Retraso mental y su clasificación

Además de limitar al individuo emocional, físico y psicológicamente, también es medible por medio de una escala que calcula la inteligencia, un individuo normal debe tener resultados mayores de 70 en dicha escala, si está por debajo ya se considera como un retraso mental.

Leve

De 50-70 según el cálculo de inteligencia, el individuo es capaz de socializar, tener un trabajo, estar en familia, ser independiente, debido a que la discapacidad motora es mínima, no notable, e incluso no requiere de ayuda, pero en situaciones de riesgo, estrés y problemas económicos, si puede necesitar ayuda, o trágicamente buscara otros caminos como alcohol, drogas o peor aun el suicidio. Todo esto es a causa de un retraso mental mínimo, el cual puede dificultar la realización de las actividades mencionadas, y es allí donde se da a conocer con más notoriedad su discapacidad. Las personas más afectadas son niños de 0 a 5 años de edad.

Moderado

De 35-50 según calculo de inteligencia, el individuo además de poder estudiar y llevar una vida normal con un lenguaje adecuado, es capaz de escribir y leer, pero no posee la capacidad de entender, esta discapacidad estará latente al momento de interpretar el poco conocimiento retenido, y en algunas ocasiones se trasladara solo por lugares conocidos por lo que no es recomendable que vivan solos. Esta clasificación de la discapacidad cognitiva afecta un 10% de la población, y viven aproximadamente hasta los 55 años.

Grave

De 20-35 según calculo intelectual, el individuo en el periodo de la niñez no es capaz de aprender a hablar, si no a partir de la edad preescolar, es ahí donde puede expresar una serie de palabras, pero con bastante dificultad, además será capaz de realizar trabajos supervisados, debido a que el nivel de retraso mental es considerado, aunque no logren ser independientes. Afectan el 4% de la población, y su edad de vida varía entre los 40-45 años si no nacen con una discapacidad motora.

Profunda

De 20-0 según calculo intelectual, mayormente el individuo padece de una enfermedad neurológica, la cual le dificultad hablar, vestirse, comer, entre otros. Padece de otras patologías como las enfermedades del corazón y motoras, es un ser humano dependiente debido a su discapacidad mental y neurológica. Este nivel de retraso mental afecta el 2% de la población y la edad de vida es muy corta.

No especifica

Este nivel de trastorno mental es poco conocido, ya que según el test o calculo mental no es capaz de evaluar el grado de inteligencia requerido para demostrar que posee la discapacidad, pero el individuo si posee una serie de características motoras que lo distingue con el retraso mental, pueden llegar a tener una vida normal supervisada y son capaces de trabajar, si la empresa lo permite.

El retraso mental y sus patologías

Estas discapacidades cognitivas van sujeto a la herencia, trastornos de desarrollo, bioquímicas y la genética, es por ello que todas las enfermedades o sindromes donde prevalezca una alteración en los cromosomas del individuo da como resultado un retraso mental.

Síndrome de Prader – Willi

Este síndrome se caracteriza por la pérdida del segmento del brazo (q) del cromosoma 15 de origen paterno, el individuo con esta patología además de presentar rasgos faciales como el tabique nasal pequeño y el labio superior delgado, también se puede notar un aumento de masa corporal. En épocas anteriores confundieron esta patología con la obesidad, Afecta a 1 de cada 15.000 niños en el mundo y no se transmite de generación en generación.

Síndrome de Rett

Trastorno neurológico progresivo severo, ligado al cromosoma X, este síndrome es conocido solo en niñas y se va desarrollando desde sus primeros meses de vida, hasta los 6 meses donde pierden totalmente el habla y no poseen capacidad motora. No es común en niños vivos ya que mueren en abortos espontáneos, es una enfermedad no hereditaria y aun no se ha conseguido la cura.

Síndrome de Down

Ocasionado por la alteración del cromosoma 21 producido por una trisomia,  la cual causa retrasos mentales desde los niveles leves hasta los profundos y 1 de cada 600 niños nace con esta patología. Todas las madres están en posibilidad de tener un niño diagnosticado con síndrome de down, pero a los 40 años se produce en mayor riesgo en la gestación.

Síndrome de Asperger

Trastorno de característica autista,  el individuo tiene dificultad con el comportamiento, esto lo lleva a no socializarse, son muy inteligentes pero solo sienten afinación por temas en específicos, su discapacidad motora es notable y suelen adoptar movimientos estereotipias.

Síndrome de X frágil

Causado por un solo gen en el cromosoma X. Es considerado como el promotor del retraso mental hereditario, afecta a los dos géneros, pero con mayor intensidad en los varones, ya que en las niñas el síndrome actúa de manera moderada, se caracterizan por poseer discapacidad cognitiva, retraso en el lenguaje y sufren de convulsiones en varias ocasiones.

Cómo diagnosticar el retraso mental

Mediante las pruebas de inteligencia, se puede determinar el valor de un cálculo de inteligencia, esto puede ser mediante el test, el cual consiste en hacer varias preguntas, para luego analizar las respuesta, y obtener un resultado, el cual se puede observar en la clasificación de retrasos mentales descrita anteriormente.

La herencia  y la genética tienen un papel muy importante en estas discapacidades, es trascendental preguntar a los familiares si han padecido de algún antecedente, o discapacidad mental y motora, a lo largo de su árbol genealógico, esto ayudara a descartar alguna enfermedad genética o retraso mental.

En caso de tener niños, es substancial saber si este presenta algún discapacidad cognitiva, por lo que se deben de tomar en cuenta las actitudes y desarrollo del niño, se mencionarán algunos ejemplos para guiarse con más facilidad.

  • Problemas para comunicarse.
  • Problemas de concentración.
  • Dificultad para moverse.
  • Después de los 11 se le dificulta mantenerse en pie.
  • Después de los 9 meses no gatea.
  • Dificultad para memorizar textos.
  • Después de los 8 meses no se sienta, aunque se apoye.
  • Después de los 4 meses de vida, no puede mantener firme la cabeza.

El objetivo principal es mantener siempre una supervisión del proceso de crecimiento de los niños, para poder determinar a una temprana edad, si este posee retraso mental.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.