Causas, consecuencias y enfrentamientos de la revolución de Ayutla

Fue llevada a cabo en el estado de Guerrero, ubicado al sur de México, la revolución de Ayutla fue un movimiento pionero en muchos hechos históricos relevantes en este país, uno de ellos, la ejecución de la reforma liberal, que fue una acción opuesta al gobierno del presidente vitalicio Antonio López de Santa Anna.

Los abusos, el estado de miseria en el que se había sumido la nación, y la venta de una parte de la Mesilla, territorio norte de lo que es actualmente la nación de México, fue la chispa que dio inicio al estallido de esta guerra, que perseguía la destitución de un dictador al que consideraban un traidor, pues luego de haber formado parte de las filas liberales, una vez establecido en el poder le había dado la espalda a quienes lo habían secundado, volcándose hacia el beneficio de los sectores acaudalados como lo eran los militares y los pertenecientes al clero.

Como resultado de este movimiento, se implementaron cambios importantes en la constitución del estado de Ayutla, donde se instauró un sistema que perseguía la igualdad social.

El inicio: la promulgación del plan Ayuteca.

El desarrollo de la revolución de Ayutla, vio su inicio en extendidos descontentos, motivados por decisiones tomadas por el dictador Antonio López de Santa Anna, quien bajo el resguardo de su título de Alteza Serenísima, desarrolló un gobierno de abusos y atropellos, traicionando las premisas que lo posicionaron como presidente. Muchas de las pautas que condicionaron el ascenso al poder de Santa Anna, fueron establecidas en el conocido plan de Jalisco, muchas de ellas fueron violadas una vez se posicionó como dictador, y entre la que más resalta de ellas, podemos mencionar la censura del derecho a la libertad de expresión de la población, con la prohibición del uso de la imprenta. Sobra decir que esto propició el descontentó popular, y la reacción natural de los oprimidos fue la puesta en circulación de publicaciones clandestinas contra el gobierno, y el surgimiento de grupos liberales conspiratorios.

La corrupción del gobierno, que, a costa de la pobreza y el hambre de la población, propició el enriquecimiento ilícito tanto del propio Antonio López de Santa Anna, como de las personas que eran afectos de su confianza. Esto empezó a despertar el repudio de la población, activando el deseo más profundo de un cambio, y empiezan a orquestarse los pilares de la que más tarde estallaría como una revolución de transformaciones, en la que los favorecidos sectores como el eclesiástico, y ciertos grupos militares, perderían los beneficios y el trato especial que les había ofrecido la gestión de Santa Anna.

Otro aspecto que desencadenó en descontentos fue la venta de una gran extensión del territorio de la Mesilla, cuya ejecución estuvo motivada por la satisfacción de intereses personales, y del grupo social que lo secundaba. Esta decisión, fue repudiada por los sectores nacionalistas, ya que condenó a los habitantes de esa región a la pérdida de su identidad, teniendo que someterse a la jurisdicción de una nueva nación.

El manifiesto del plan de Ayutla, del que fueron partícipes en su promulgación Florencio Villareal, Juan Álvarez e Ignacio Comonfort (principales exponentes de la insurrección), se promulgó el 1 de marzo de 1854, considerándose el punto de inicio de la revolución de Ayutla. El Plan de Ayutla es un documento en el que se exponían las causas de descontento, y se presentaban acciones en respuesta, las principales de ellas son mostradas a continuación:

  1. La destitución de su Alteza Serenísima, Antonio López de Santa Anna, y de aquellos funcionarios que hayan seguido su línea corrupta y opresiva.
  2. La anulación de aquellos estatutos que atentan contra el bienestar de la población, entre ellos: el sorteo de pasaportes y los tributos impuestos de usura, impuestos al pueblo, bajo el nombre de capitación.
  3. La elección de un presidente interino, en la que participará un miembro de cada estado, quien tendrá la facultad de atender y dar solución a los problemas referentes a seguridad e independencia de la Nación.
  4. Se proponía que el jefe principal, en conjunta acción con un grupo de 7 personas, diera forma al nuevo estado liberal, estableciendo el nuevo conjunto de leyes y estatutos que regirían al territorio, respetando siempre el principio de que la nación era sola, indivisible e independiente
  5. Se hace énfasis en la necesidad de que, tras su instauración, el nuevo gobierno debe prestar atención a los temas económicos, ya que el estado atravesaba una profunda crisis, la cual se había pronunciado con las políticas de gobierno. Se solicitaba se pusiera especial atención en temas que guardaban relación con el comercio externo e interno.
  6. Se estableció que se le daría el tratamiento de “enemigo de la nación” a todo aquel que atentara contra los lineamientos establecidos en este documento. Se insta a la transformación de ejército, en una fuerza que ayude a defender las garantías y derechos de la población.

Pasos de la revolución de Ayutla

Ante la aparición del mencionado Plan de Ayutla, la reacción del pueblo fue inmediata, y unánime: total apoyo y fuerza a la propuesta de los liberales, por lo tanto, con gran preocupación por la fuerza de movimiento, la respuesta del gobierno conservador fue inmediata, y sus acciones buscaban frenar la acción de los insurrectos mediante:

  • Incremento de la tasa de impuestos a fin de recaudar fondos para la guerra (esto lejos de apaciguar el descontentó, motivó a varios sectores a unirse a la lucha de Juan Álvarez).
  • Pena de muerte a aquellos que fueran encontrados con una copia del plan de Ayutla, y para los civiles que portaran armamento.

Enfrentamiento en la fortaleza de San Diego: Con más de 5000 hombres en su ejército, López de Santa Anna se dirige a Acapulco, donde se encontraban los insurrectos. Juan Álvarez contaba con apenas una fuerza de alrededor de 500 hombres, sin embargo, el ejército liberal logró hacer frente en la batalla, y su Alteza excelentísima tuvo que replegarse, ya que sufrió bajas, sin contar los hombres que perdió producto de enfermedades y deserción. En venganza, por esta derrota se iniciaron acciones violentas en contra de las propiedades de quienes formaban parte del movimiento, o que lo patrocinaban de alguna manera.

La revolución de Ayutla continuó su indetenible paso, despertando el temor en conservadores, por lo que el presidente conservador solicitó al gobernador de Puebla, mediante una carta, que mientras perdurara la sublevación mantuviera aislado a sus habitantes de los de Guerrero, pidiendo además que tomara medidas contra aquellos con conductas sospechosas.

Se hicieron grandes esfuerzos de parte del gobierno para mantener resguardados los puertos bajo amenaza de los liberales: La Paz, Acapulco, Guaymas y Mazatlán, eran los objetivos, sin embargo, todo fue inútil, ya que nada detuvo el avance Juan Álvarez. En vista de eso el gobierno inició acciones difamatorias, transmitiendo falsas noticias sobre la derrota de los insurrectos y el restablecimiento del orden.

Apoyo a la insurrección: Como respuesta del gran descontento ante las acciones del gobierno conservador, la revolución de Juan Álvarez empezó a ganar adeptos. El día de la virgen de Guadalupe, ocurrió un enfrentamiento en Puebla en el que el Regimiento de Lanceros de Puebla (que en otro tiempo fuera dirigido por Antonio López de Santa Anna) fuera el protagonista. El gobierno sofocó esta acción insurrecta, y ordenó el fusilamiento de los autores de la misma. También se sucedió un pronunciamiento en el cerro de Loreto, en que 100 hombres de la compañía del batallón activo de Querétano, se pronunciaron a favor del plan.

Año 1855: A inicios del año 1855 los esfuerzos liberales habían ganado terreno en la república, ya en este punto, la opinión pública de Puebla no se mostraba a favor de Santa Anna, sin embargo, a nivel oficial, las autoridades mantenían una actitud neutral, pero poco a poco la revolución fue invadiendo todos los espacios. Ya para el 15 de agosto del año 1855, los liberales habían conseguido la adhesión de Puebla al plan de Ayutla. Antonio López de Santa Anna derrotado por la revolución de Ayutla abandona el país derrotado rumbo a Nueva Granada. Se instaura un gobierno de transición, en el que Juan Álvarez es instaurado como presidente.

Consecuencias

La victoria de la Revolución de Ayutla, trajo una serie de acontecimientos en pro del restablecimiento de los principios de igualdad social, estos pueden resumirse en los siguientes aspectos:

  1. Presidencia de Juan Álvarez: a partir de la destitución del gobierno conservador, asciende al poder el líder revolucionario Juan Álvarez, quien estuvo apenas dos meses en el cargo, sin embargo, ejerció acciones contundentes en beneficio de los campesinos. Tras su renuncia, fue sucedido por su compañero de armas, el también liberal Ignacio Comonfort.
  2. La promulgación de diversas leyes contra la desigualdad: en 1855, se promulga  la ley de Juárez, la cual establecía la igualdad entre ciudadanos ante la ley, suprimiendo los tribunales especiales del clero y militares. Otro decreto importante fue la ley de lerdo, en que se obliga a la población civil y eclesiástica a vender las propiedades que no estuvieran ocupando a las personas a quienes se las habían arrendado, a fin de promover un mejor uso a las riquezas.
  3. Indulto a los desterrados: Tras la derrota de Santa Anna, el nuevo gobierno dio apertura al retorno de exiliados y perseguidos políticos.
  4. Ruptura con la iglesia: El clero resentido por ver afectado sus intereses demuestra oposición ante las reformas. Los bienes de la iglesia pasaron a la administración pública, se cerraron conventos y se les revocó la autoridad en el registro de procesos civiles: matrimonios, nacimientos, muertes.

Principales exponentes de la Revolución de Ayutla

Los siguientes fueron las figuras más influentes en este movimiento liberador:

  1. Antonio López de Santa Anna: Dictador, que llega al poder tras un acuerdo entre conservadores y liberales, quienes ante la crisis económica que embargaba a México, acordaron unir fuerzas. La postura política de este personaje fue calificada de ambigua, ya que a lo largo de historia militó en partidos de posturas opuestas.
  2. Juan Álvarez: Militar mexicano, que tuvo participación determinante en muchos de los conflictos mexicanos. Principal promotor de la promulgación del plan de reforma y cabecilla de la revolución de Ayutla, dirigió ataques de los rebeldes y trazó planes que derivaron en el derrocamiento del presidente Santa Anna.
  3. Florencio Villareal: Militar mexicano de origen cubano, quien trabajó junto a los revolucionarios en el establecimiento de reformas.
  4. Ignacio Comonfort: mexicano que sucedió a Juan Álvarez en la presidencia. Ejecutó reformas importantes de la consigna liberal. Su gobierno se caracterizó por una confrontación abierta con la iglesia católica, quien en gobiernos conservadores había ganado posiciones de poder, y participación política.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.