Saltar al contenido

Semillas de Chía — Propiedades, Beneficios, Contraindicaciones y Usos

Cada cierto tiempo sale a flote un nuevo ingrediente natural con beneficios y propiedades fuera de lo común. En este caso, hablaremos de las semillas de chía, de las que ofreceremos toda información posible y además, algunas formas de utilizarlas.

¿Qué son las semillas de chía?

Las semillas de chía provienen de la planta Salvia Hispánica (Chía), la cual proviene de algunos países de América Central, como México, Nicaragua y Guatemala. Estas se utilizan como alimento en una gran variedad de recetas y su principal característica es que contiene una gran cantidad de omega 3; el cual es conocido por sus positivas propiedades para la salud.

Estas semillas son sumamente versátiles a la hora de cocinarlas, puesto que su sabor es magnífico y además, pueden ser usadas como complementos de recetas ya conocidas; lo que significa que podrás hacer combinaciones con tus platos favoritos (sean dulces o salados).

Las semillas de esta planta fueron utilizadas en culturas como las mayas y aztecas, las cuales formaban parte de su dieta básica. Sin embargo, no fue hasta hace poco años que se descubrieron nuevamente y empezaron a ser utilizadas.

Cabe destacar que las semillas pueden ser de color blanco y negro. Las primeras aportan una mayor cantidad de proteínas; mientras que las segundas contienen más fibras. Además, la planta Chía puede ser cultivada sin necesidad de usar pesticidas, ya que estas soportan las plagas.

¿Cuáles son las propiedades de las semillas de chía?

Como decíamos, estas semillas tienen unas propiedades realmente increíbles debido a sus nutrientes. Entre ellos encontramos principalmente el omega 3, pero además, también contienen vitaminas, zinc, manganero, magnesio, potasio, antioxidantes, hierro, calcio, boro, proteínas, entre otros.

Para tener una idea más acertada acerca de sus propiedades, se puede hacer una comparación con otros alimentos que solemos usar a diario, donde veremos cómo las semillas multiplican la cantidad:

  • En comparación con cualquier tipo de verdura, las semillas de chía contienen 2 veces más proteínas.
  • Las espinacas son conocidas por la cantidad de hierro que aportan. Sin embargo, estas semillas multiplican por tres ese número.
  • Tiene 3 veces más antioxidantes que los conocidos arándanos y además, 5 veces más calcio que la leche.

¿Se pueden considerar como un superalimento?

A pesar de que el término es más bien utilizado para campañas publicitarias y marketing, estas semillas sí entran en dicha categoría debido a la cantidad de nutrientes que aportan. Sin embargo, aunque no se puede hablar de forma general, no se debe dejar a un lado el consumo de otros alimentos que a pesar de aportar menos nutrientes que las semillas, de seguro tendrán otras propiedades y beneficios para la salud.

Beneficios de las semillas de chía

Obviamente al tratarse de un alimento que contiene tanta cantidad de nutrientes, al consumirlo existen muchos beneficios para nuestra salud. Por ese motivo te presentaremos algunos de ellos:

Ideal para los diabéticos

Aunque aún es objeto de estudio, se ha comprobado que las semillas ayudan a evitar los picos altos de azúcar, ya que permite regular los niveles de la misma. Esto es gracias nuevamente a la fibra que contiene. Por otro lado, también ayuda a mejorar la presión arterial de las personas que padecen esta enfermedad.

 Perder peso efectivamente

La mayoría de estos alimentos suelen ser utilizados en dietas para perder peso debido a sus nutrientes. Sin embargo, el beneficio principal para reducir de peso es que estas semillas ayudan a producir la tan anhelada sensación de saciedad; la cual es una de las más difícil de controlar al momento de hace dietas. La razón es que tienen la capacidad de absorber líquidos y con la regulación del azúcar, también nos elimina las ganas de comer dulces.

Tienen un agradable sabor

Debido a que el sabor de las semillas de chía es bastante suave y ligero, es posible combinarlas en cualquier comida del día; por lo tanto, no estarás limitado en este aspecto.

Ayudan a mejorar el estreñimiento

Debido a que la fibra que posee tiene la capacidad de aumentar de tamaño una vez que pasan al tracto digestivo, estas estimulan el movimiento de los intestinos; lo cual a su vez mejora el estreñimiento.

Ayudan en la hidratación y ejercicio físico

Se sabe que el cuerpo debe mantenerse hidratado para funcionar correctamente. Pues debido a la capacidad de absorber líquido, hará que te mantengas hidratado. Es ideal para las personas que practican deportes en intensidades mucho más altas; pero también se recomienda a cualquier persona que practique alguna actividad física.

Si tienes un día muy activo por las tareas y ejercicio, estas semillas te permiten tener más energía gracias a sus propiedades de potasio y proteínas. Si eres de los que se levantan temprano o hace una rutina de ejercicios intensa, comerlas será perfecto para ti.

Mantén los huesos y dientes saludables

Puedes mantener la salud de tus dientes y huesos gracias al fósforo, el cual también se utiliza para sintetizar proteínas y reparar tanto células, como tejidos. Increíble, ¿verdad?

Otros beneficios del chía

  • Mejora el estaod de ánimo, regula el sueño y el apetito.
  • Reduce el colesterol malo y los triglicéridos.
  • No tienen colesterol y contienen 4.4g de proteínas en tan sólo 28g de estas semillas.
  • Tiene el nutriente manganeso, el cual tiene entre sus funciones mejorar el uso de otros nutrientes como la biotina.
  • Ayuda en la salud del cerebro con la ayuda del omega 3.

Contraindicaciones o efectos secundarios de consumir semillas de chía

Por muy bueno y saludable que parezca, existen efectos secundarios que pueden afectar a algunas personas al consumir estas semillas. Sin embargo, no todos los cuerpos son iguales, así que a un amigo le caiga mal no significa que a ti también. Por otra parte, es posible que tengas alguno de ellos al principio de consumo o si abusas de las semillas (no es que ahora se las vas a poner a todos tus platos, eh).

  • Puedes tener problemas con el nivel de azúcar. Si es cierto que hablábamos de los beneficios que tenían las semillas en este aspecto; el problema es que es posible que el efecto sea contrario si estás consumiendo medicamentos que ya controlan estos niveles. Así que acude a tu médico antes de empezar a consumirlas si este es tu caso.
  • No se aconseja consumir estas semillas si estás embarazada o en período de lactancia, ya que los profesiones advierten que aún no hay suficientes investigaciones. Es preferible evitar que lamentar, ya que es una etapa muy delicada.
  • Existen personas alérgicas a estas semillas, aunque es algo muy poco común. Entre los síntomas más frecuentes están las erupciones y ojos llorosos; pero si se trata de una alergia más severa, se puede tener dificultad para respirar, vómitos y los típicos síntomas que presentan aquellos que sufren de alergia a ciertos alimentos.
  • Es posible que hayan problemas gastroinstentinales por el exceso de fibra. Por esa razón debes adecuar tu dieta a las semillas cuando empieces el consumo. Por otra parte, se recomienda tener precaución con la frecuencia de uso y cantidad consumida durante el día. En caso de tener muchas dudas, es preferible recurrir a un nutricionista o especialista en el área.

Cómo usar o comer semillas de chía

Como dijimos anteriormente, las semillas de chía son bastante versátiles; por lo que podremos crear una gran variedad de platos y también modificar los ya existentes. A continuación te presentaremos algunas de las recetas más recomendadas para consumir este superalimento.

Recuerda que puedes usarlo para platos dulces y salados, por lo que el límite es tu imaginación. Además, cabe destacar que también es muy bueno el aceite extraído de dichas semillas, el cual se puede encontrar en cápsulas de tiendas naturistas; de manera que podrás incluirlo en tu dieta sin necesidad de añadir el alimento al plato.

Por último, se recomienda no consumir más de 40g de semillas diarias. Aunque depende del cuerpo y los objetivos de cada personas, es preferible que consulte a un especialista.

  • Las semillas de chía se pueden tomar, para ello se recomienda dejarlas remojando en agua durante algunos minutos y después tomar el vaso. Aunque es posible añadirla a batidos, yogures y otro tipos de bebidas.
  • Si deseas comerlas enteras o molidas, entonces dependerá de la receta que escojas. Se pueden añadir molidas a un puré, aunque depende del gusto de cada quién.

Recetas de comidas con chía

  • Puedes hacer un gel de chía del cual puedes tomar hasta tres cucharadas diariamente. Para ello deberás calentar una taza de agua y luego colocar una cucharada y media de semillas en la misma. Después de unos quince minutos verás el resultado, el cual puede mantenerse en la nevera.
  • Aunque no es algo demasiado exquisito, también se puede beber en una limonada. Para ello deberás agarrar agua a temperatura ambiente o fría, echarle medio limón y una cucharada de semillas. Revolver y tomar.
  • Algo más agradable al paladar es hacer una ensalada de frutas o servirte un plato de cereal y añadirle una cucharada de salvia hispánica. El sabor será muy bueno y aumentarás tu ingesta de nutrientes.

Esperamos que este artículo sobre las semillas de chía haya sido de tu agrado. Si te gustó, compártelo en tus redes sociales para que las demás personas puedan conocer este superalimento lleno de nutrientes. Además si ya has probado las semillas y tienes experiencia con su uso, no olvides dejar un comentario para que podamos enterarnos de todos tus resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.