Sentado en la vida: Esperando

Parece que todos estamos esperando algo para que podamos seguir adelante en la vida:

“Esperando a ganar más dinero antes de empezar mi negocio.”

“Esperar hasta el día que me retire para que realmente pueda disfrutar de la vida.”

Cada “espera” es una excusa que puede ser superada en la actualidad.

El mito de que tenemos que esperar a que pase algo para poder dar un paso más parece estar invadiendo la vida de todos. Todos parecen estar esperando a mañana, y cuando llegue el mañana nos esperará otro mañana. No puedes cambiar tu futuro a menos que cambies el día de ayer, y la única forma de cambiar el ayer es cambiar el día de hoy.

¿Por qué no hacer que el día de hoy sea productivo para el día de mañana?

Te presento 4 excusas que incluyen un “esperando” y cómo superarlas:

4 excusas que incluyen un “esperando”

1) EN ESPERA DE MÁS CONOCIMIENTOS.

Todos parecen estar a la espera de convertirse en expertos en algo antes de seguir adelante con sus vidas, a la espera de obtener más conocimientos: en el proceso de la escritura antes de escribir un libro, a la espera de adquirir más conocimientos sobre un tema en particular antes de aplicarlo en el trabajo, a la espera de obtener más conocimientos sobre un deporte antes de practicarlo.

Aprendemos haciendo.

Al hacer algo, aprendemos rápidamente a hacer más preguntas. Sin embargo, si esperamos hasta obtener un conocimiento profundo de algo antes de empezar, nunca tendremos ningún conocimiento real ni aprenderemos a hacer las preguntas pertinentes que debemos hacernos.

Obviamente, tendremos que hacer un doctorado con el fin de practicar la medicina, pero para la mayoría de las cosas en la vida no necesitamos ser expertos antes de empezar a practicar algo.

2) EN ESPERA DE MÁS DINERO.

Se trata de un clásico de “la espera”. “Estoy esperando a que me toque la lotería antes de poder hacer todo lo que quiero en la vida”.

¿Qué te gustaría hacer si ganases la lotería? Muchas de las respuestas serían algo así como:

“Viajar por el mundo.”

“Me compraría un Ferrari.”

“Yo renunciaría a mi trabajo y trabajaría como voluntario”

Lo que estamos buscando una gran parte del tiempo no es algo propio, como el Ferrari, sino la experiencia. Puedes experimentar conducir un Ferrari por 900 euros.

Puedes viajar por el mundo utilizando tu período de vacaciones y viajar es relativamente barato en estos días, no necesitas un grueso fajo de dinero en efectivo para hacer esto.

Puedes hacer un trabajo como voluntario en cualquier momento, no tienes que renunciar a tu trabajo para experimentar la emoción de ayudar a otros menos afortunados que tú.

La mayoría de las cosas que queremos en la vida se pueden experimentar por muy buen precio así que ¿por qué esperar?

3) EN ESPERA DE MÁS TIEMPO.

Si estás usando esta excusa mucho, hazte esta pregunta:

Si alguien te apunta con una pistola en la cabeza y te dice “encuentra más tiempo para hacer esto, o voy a apretar el gatillo”, ¿encontrarías más tiempo?

No tener tiempo nunca es una excusa válida. El problema es que no le das la importancia necesaria a lo que estás aplazando. Sé honesto contigo mismo y encuentra una manera de asignar importancia a algo que estás aplazando. Una gran manera de hacerlo es decirle a alguien que vas a hacer algo en una fecha determinada.

4) ESPERANDO PARA CREER EN MI MISMO.

Piensa en qué creencia acerca de ti te está deteniendo. Puede ser que creas que no eres bueno en situaciones sociales, pero quieres desesperadamente ser social. Durante años has recogido pruebas para demostrar esta creencia, por lo que se refuerza con el tiempo. Empieza a buscar pruebas que demuestren que que eres bueno en situaciones sociales y verás que tu vieja creencia comienza a derretirse muy lentamente. Puedes buscar más y más pruebas y muy pronto comenzarás a creer que eres el Rey del Mambo en una fiesta 😉

Tener confianza en ti mismo no es un problema externo, es un problema interno, al igual que todos los demás “esperando” que pones como excusas. Creer en uno mismo es simplemente una cuestión de reunir pruebas suficientes para demostrarte que estás en lo cierto.

Trata de impugnar tus viejas creencias e instala una nueva creencia. Se necesita trabajo, pero créeme que vale la pena.

¿Usas otro “Esperando” como excusa?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.