Qué es la serendipia o chiripa

serendepia escrito en madera

Es posible que la palabra “chiripa” la hayas escuchado más a menudo que serendipia, pero el significado es el mismo. Cuando hablamos de esta última estamos haciendo referencia a un descubrimiento o hallazgo fortuito, afortunado, valioso y que no te esperas. Es por lo tanto un hallazgo que tienes cuando en realidad estabas buscando algo totalmente diferente. Quizá, durante tu vida has tenido chiripas o serendipias, es decir, que ha llegado a tu vida algo inesperado cuando no lo buscabas o buscabas otra cosa.

Además de chiripa, también se conocen como “gratas sorpresas”, cuando te ocurre algo que no esperabas pero que es bueno para ti, como la llegada de una nueva persona a tu vida o cuando tu vida ha dado un giro inesperado… a mejor. En realidad, los grandes hallazgos de la ciencia son serendipias, es decir, grandes descubrimientos que se hicieron de chiripa, puesto que se descubría algo cuando se investigaba otra cosa.

Qué es

Por lo tanto, es algo que sucede de forma accidental y que no te esperas y que gracias a ello descubres algo que en realidad no estabas buscando. Para otros, el término más correcto es “suerte”. Aunque para muchas personas no es tan solo suerte y hay mucho más detrás del proceso cuando ocurre serendipia.

El significado del término fue cogiendo fuerza a medida que se iban realizando descubrimientos en el mundo científico. Unos descubrimientos que quizá parecían que estabas realizados de forma casual o por suerte, pero que en realidad, si ocurrieron era porque su descubridor estaba atento y abierto a que ocurriera lo inesperado (aunque buscasen otra cosa).

serendepia del universo

De otro modo, si no hubieran estado atentos a esas circunstancias, no hubiera ocurrido la serendipia. Esto quiere decir, que cuando ocurre la denominada “suerte” la persona no tiene que hacer nada, es un proceso pasivo. En cambio, cuando ocurre la “serendipia” es un proceso activo para la persona que hace el descubrimiento.

Algunos ejemplos de la historia

En la historia de la humanidad hay muchos ejemplos como por ejemplo:

  • El descubrimiento de América por parte de Cristobal Colón (él quería encontrar una ruta hacia las Indias por el oeste)
  • El descubrimiento de la gravedad de Newton cuando le cayó una manzana en la cabeza
  • La invención del velcro (el ingeniero George de Mestral lo descubrió cuando tenía que quitarle del pelo de su perro los cardos que se le quedaban enganchados después de pasearle).
  • Stevenson creó el Dr. Jekyll y Mr. Hyde a través de un sueño que le inspiró en la creación del personaje.
  • Hallazgo de la viagra cuando se intentaba buscar una solución para la angina de pecho
  • Y así cientos de ejemplos más…

En realidad, no solo las personas de la historia tuvieron “la suerte” de encontrarse con serendipias… tú también es posible que te encuentres con ellas en cualquier momento de tu vida cotidiana. Quizá alguna vez has encontrado algo por Internet de casualidad cuando en realidad estabas buscando otra cosa, eso también es una serendipia que te ocurre a ti.

serendepia teoria de gravedad de Newton

La serendipia también puede ocurrir en el aprendizaje activo, es decir, cuando estás explorando algo en concreto y la distracción o el factor sorpresa hacen su trabajo… Pero al estar atento/a a lo que está ocurriendo puedes descubrir un nuevo hallazgo aunque estabas pensando en hacer otro.

Experiencias inesperadas: todo un mundo por descubrir

Como estás pudiendo comprobar son todo un mundo por descubrir que causal o no, no te lo esperabas en absoluto pero que también son deseadas. Una serendipia puedes desearla y que finalmente aparezca en tu vida, aunque en el momento que ocurre, te cause una grata sorpresa.

“Serendipia” tiene su origen del inglés “serendipity”. La palabra la utilizó por primera vez hace más de 250 años por Horace Walpole cuando en un cuento de hadas persona hacía referencia a la historia: “Los tres príncipes de Serendip”, los cuales siempre estaban “haciendo descubrimientos accidentales y sagaces de cosas que no buscaban”. Eres tres príncipes aventureros que tenían el don de poder hacer descubrimientos por accidente. Esta idea fascinó al autor y lo bautizó con el nombre de “serendipity”. Aunque éste fue el origen de la palabra, después se quedó el término en el olvido hasta que muchas décadas más tarde, en 1955 la revista “Scientific American” lo recuperó para poder referirse a grandes hallazgos usuales de la humanidad, por lo que la palabra comenzó a tener significado de nuevo.

letras azules que ponen serendepia

En cambio, el término “serendipia” ha tardado mucho más tiempo en formar parte del vocabulario español, ya que no fue recogido en la lengua española hasta la 23ª Edición del Diccionario de la Real Academia Española definiéndola como “Hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual”. Así que en la actualidad, puedes utilizar éste término con propiedad porque está recogida la palabra en la RAE con un significado real y que además, ayuda a entender realmente la idea del término.

Es conveniente recordar que aunque se relaciona con chiripa o suerte, también hay quienes la relacionan con la palabra “eureka” pero que muchos estudiosos no están de acuerdo de igual modo que tampoco lo están con “suerte”. Cuando se utiliza el término “eureka” es cuando alguien está buscando algo con afán y al final lo encuentra… Algo que nada tiene que ver con serendipia que es el hallazgo casual de algo cuando en realidad se estaba buscando otra cosa.

Una palabra que nos hace sentir la magia…

En realidad, para muchos, la palabra tiene cierto contenido misterioso o mágico que nos transporta a un mundo inesperado que nos puede hacer sentir bien. Siempre acontece cosas buenas o maravillosas que aunque no se esperan, en el fondo son deseadas dentro de nuestro corazón. Es una casualidad favorable que parece que el universo te pone en tu camino por algún motivo mágico o misterioso.

Cuando se tiene una serendipia es una carga emocional positiva que invade y recorre el cuerpo de quien lo experimenta, pudiendo tener al mismo tiempo una fuerte carga de energía positiva. Parece que algo que no veíamos “el universo” o una fuerza extraña que no se puede entender ni controlar, se empeña en hacernos ver por nuestro bienestar. Algo que sin duda genera admiración en quien lo experimenta.

Para muchos, son regalos inesperados de la vida, que pueden llegar en forma de cosas, personas o experiencias vividas. Un regalo que no te dejará nunca indiferente y que incluso, puede cambiar tu percepción de las cosas a mejor. No pierdas detalle de lo que ocurre a tu alrededor, ¡porque seguro que acabas llevándote una grata sorpresa!

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.