Sexting: un problema cada vez más real

chica enviando foto sexy

El sexting es un problema cada vez más real que ha venido de la mano de las nuevas tecnologías y de la inmadurez que presentan los adolescentes. Es un problema que preocupa a los padres hoy en día y no es para menos. Ocurre cuando se envían vídeos o fotos sexualmente explícitos a través del teléfono, ordenador o cualquier otro dispositivo digital. Esas imágenes pueden incluir desnudos o actos sexuales simulados. También pueden ser mensajes de texto con contenido sexual.

Cada vez son más los niños y adolescentes que usan dispositivos móviles, tienen acceso a las redes sociales y por eso, los riesgos aumentan. Al principio el sexting parece inofensivo o una broma, es como una manera de flirtear, pero conlleva muchos riesgos y los padres deben informar a sus hijos para evitar que esto les ocasiones problemas serios.

El sexting es un problema

Una foto compartida entre dos personas puede convertirse rápidamente en un fenómeno viral. Los adolescentes pueden creer que se mantendrá en privado y luego descubrir que se ha compartido ampliamente con los compañeros, a veces con graves consecuencias… incluso legales.

chica asombrada viendo sexting

La intimidación, el acoso y la humillación son problemas comunes cuando ocurre el sexting, incluso la posesión de este tipo de imágenes provoca entre los adolescentes un tipo de extorsión con graves consecuencias emocionales y sociales. Hay adolescentes que desgraciadamente se han quitado la vida a causa de las graves consecuencias emocionales que han tenido al enviar imágenes comprometidas y que después esas imágenes se hayan compartido o se hayan usado en su contra.

Por qué hacen sexting

Como padres se puede pensar, ¿y por qué los adolescentes se involucran en este tipo de actividades sabiendo que son negativas para ellos? Existen algunas razones por las que niños y adolescentes se involucran en el sexting, estas son algunas de ellas:

  • Sienten presión de sus parejas para enviar mensajes explícitos. Existe un desequilibrio de poder en estas relaciones y quienes envían las imágenes pueden tener ciertos problemas de autoestima. Puede que no se den cuenta de que están siendo presionados o por la otra parte, quizá no se dan cuenta de que están presionando a la otra parte de la pareja.
  • Quien recibe esa imagen lo siente como un trofeo para presumir con los amigos de que tiene una relación sexualmente activa.
  • Los adolescentes piensan que es una forma de flirteo adecuado para poder tener pareja o recibir elogios de los demás.
  • Lo hacen como parte de una broma o desafío entre amigos o con la pareja.
  • Las parejas adolescentes intercambian imágenes sexualmente explícitas como una forma de mostrar su compromiso hacia la relación.
  • Quieren humillar o acosar a otros o tener “material” para poder utilizar como chantaje en caso de que se acabe la relación. Pueden incluso tomar fotografías o hacer vídeos sin el consentimiento de la otra parte, como en el baño o mientras se mantienen relaciones sexuales.

sexting en el movil

Ayuda a tus hijos

Lo primero que debes hacer para ayudar a tus hijos es hablarles sobre el sexting de manera abierta y con sinceridad. Diles claramente que no es adecuado ser partícipes de este tipo de conductas porque en el futuro, podrían causarle grandes problemas. Es necesario hablar sobre esto antes de que pueda suceder, no esperes a que pase para hablarlo… es mejor prevenir. Si tu hijo tiene un móvil o cualquier otro dispositivo con acceso a internet, redes sociales o con cámara, es necesario mantener una conversación sobre el sexting lo antes posible. También puedes utilizar las noticias sobre este tema para comenzar la conversación.

El mejor enfoque para hablar sobre el tema es tomar un criterio imparcial e informativo. Mantener el diálogo abierto deja espacio para que tus hijos hablen contigo en lugar de esconder las cosas. Además, ten en cuenta que los niños pueden tener un nombre diferente para sexting, por lo que deberás tener claro el tema que estás hablando. Para romper el hielo puedes decirle cosas del tipo:

  • ¿Has oído hablar sobre el sexting? ¿Sabes qué es o de qué trata?
  • He estado viendo la televisión y he visto una noticia sobre unos adolescentes que han tenido serios problemas por enviar imágenes sexualmente explícitas.
  • ¿Alguna vez has recibido o enviado imágenes sexualmente explícitas?

En lugar de dirigir la conversación, tienes que asegurarte de escuchar a tu hijo adolescente. Es posible que tu hijo no esté de acuerdo contigo acerca de lo que es y lo que no es apropiado y puede tener algunas razones convincentes para ello. Anima a tu hijo a que piense las consecuencias del sexting y en cómo quiere que los demás le vean y le respeten.

adolescentes y sexting

La conversación sobre el sexting

Además de tener en cuenta todo lo anterior, también es importante tener en cuenta otros puntos clave:

  • Nunca debe creer a nadie que le diga que nunca compartirá las imágenes que envía.
  • Debe pensar que aunque crea a esa persona hay muchas maneras de que esa imagen sea vista por los demás, como si un hermano coge accidentalmente el teléfono de la persona receptora de las imágenes.
  • Todas las imágenes tienen huella digital y no se pueden eliminar de Internet.
  • Dile a tu hijo que antes de enviar nada que piense si lo que está enviando es adecuado y cómo se sentiría si lo viera otra persona (u otras personas) que no es el receptor directo de la imagen.
  • Habla sobre la presión social que puede sentir y equilibra la presión con las consecuencias, que siempre son más graves. Enséñale a soportar mejor la presión social, comenzando con mejorar su autoestima.
  • Anima a tu hijo a hacer lo correcto, como eliminar imágenes o mensajes inapropiados y dejarle claro que tú siempre estarás de su lado para ayudarle en lo que necesite.

Si tu hijo te comenta que conoce a alguien o que él o ella han estado bajo las circunstancias del sexting, resuelve el problema con él. Pregunta sobre las circunstancias y lo que llevó a enviar o recibir la foto o el mensaje. Quizá tu hijo está siendo acosado y no se da cuenta de ello, es necesario resolver el problema juntos para saber qué hacer y cómo prevenir que vuelva a suceder. Los adolescentes normalmente no son conscientes de los riesgos que conlleva por lo que como padre o madre, es necesario que le hagas entender las consecuencias emocionales, sociales y también, legales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.