Síndrome de Otelo — Qué es, causas, síntomas y tratamientos

Los celos forman parte de las conductas humanas, los cuales tienen como función defender aquellas cosas que nos importan. Sin embargo, además de ser tóxicos también pueden llegar a convertir en una enfermedad; la cual se conoce como el síndrome de Otelo.  A lo largo del artículo hablaremos acerca de varios aspectos sobre el mismo, los cuales ayudarán a entender qué es, los síntomas, causas y mucho más.

Conoce qué es el síndrome de Otelo

También conocido con el nombre de “celopatía”, este síndrome se conoce por ser un trastorno donde el individuo posee una preocupación fuera de lo común, con respecto a una posible infidelidad por parte de su pareja.

Se considera un delirio crónico y se caracteriza por la paranoia. Las personas incluso pueden presentar cuadros demenciales, algo que se debe a problemas internos del organismo o a factores externos como el alcoholismo.

Los individuos que presentan el síndrome llegan a perder gran parte de su tiempo intentado conseguir alguna prueba o indicio que refute su teoría con respecto a la infidelidad de su pareja. Por lo tanto, tienen poca capacidad de analizar lógicamente dichas situaciones, sino que se dejan guiar por su padecimiento, teniendo conductas y comportamientos irracionales.

La enfermedad de los celos afecta a ambos géneros, aunque los hombres son mucho más propensos a desarrollarla; según algunos expertos, debido a varios factores tanto culturales como psicológicos. A pesar de ello, las mujeres también pueden verse afectadas de igual forma y con los mismos grados de gravedad que dan origen a los problemas de relación y finalización de la misma.

¿Qué tipos de celos existen?

Principalmente se puede decir que los celos no una patología, por lo que sentirlos es completamente normal. Sin embargo, depende del tipo de celos y la gravedad de los mismos; aspectos que en casos específicos suelen ser más severos de lo normal.

Se puede decir que existen cuatro tipos de celos, de los cuales los tres primeros podríamos clasificarlos dentro de lo “normal”; mientras que el último, ya es un verdadero problema para nosotros, nuestra relación y la pareja.

  1. Personas que de vez en cuando sufren de celos por una situación específica, pero tiene una corta duración y no condiciona al individuo.
  2. Personalidad celosa, siendo personas que se comportan de esa manera todo el tiempo y esto afecta todos los tipos de relaciones que sostienen.
  3. Individuos que tienen celos desmedidos de vez en cuanto debido a sus inseguridades y dependencia en la relación. Es muy común en las mujeres.
  4. Por último, las afectadas por el síndrome de Otelo que tienen ideas delirantes, este trastorno condiciona sus vidas y además puede llegar a ser peligroso para ambas personas.

¿Cuáles son las causas de la celopatía?

Es difícil hallar causas específicas que puedan producir u originar el síndrome de Otelo. Principalmente porque el área cerebral aún es un sector de la ciencia que está en desarrollo; mientras que también influye el hecho de que no se han logrado encontrar causas fisiológicas que originen la afección.

Algunos expertos consideran que el problema está en el cerebro, siendo un campo desconocido que apenas está siendo explorado. Sin embargo, otros han logrado asociar enfermedades de mayor y agentes externos que pueden producir el síndrome.

  • Entre las enfermedades asociadas se encuentran las dos neurodegenerativas más conocidas: el Párkinson y el Alzheimer.
  • Los factores externos pueden ser problemas con abuso de sustancias, tanto alcohol como drogas y problemas esquizofrénicos.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Otelo?

Las personas que sufren de la enfermedad de los celos tienen características o presentan síntomas bastante evidentes; por lo que diagnosticar este trastorno es mucho más sencillo de lo que parece. Incluso, la mayoría de personas saben cuándo sus parejas sufren de celopatía debido a las conductas de las mismas.

  • Una persona con celopatía no es consciente de que tiene dicho problema. Al tratarse de un trastorno mental, el individuo está convencido de lo que sucede y piensa es la absoluta verdad; por lo que no analizará ni prestará atención a recomendaciones hecha por personas cercanas.
  • La cotidianidad de la pareja suele ser malinterpretada por la persona afectada, debido a que su percepción de los hechos es completamente errónea.
  • Algunos de ellos pueden llegar al punto de inventar una tercera persona en la relación, la cual supuestamente tiene encuentros con su pareja. Esto sin necesidad de haber experimentado problemas de infidelidad con esa u otra pareja en el pasado.
  • No tiene control de sus emociones, pensamientos o sentimientos. La falsa percepción de la realidad se coloca por encima y sus conductas se basan en ella. Por lo que en algunos casos pueden ser agresivos.
  • Tiene la falsa creencia que “posee” a su pareja y controla cada uno de sus movimientos. Por lo que limita la libertad de la misma para que salga con otras personas, siendo muy común el uso de la manipulación.
  • Suele revisar e invadir el espacio personal de la pareja. Por ejemplo, registrar su bolso, carro, móvil, entre otros. Algunos incluso llegan a hacer uso de productos geolocalizadores.
  • Siempre realizan preguntas con desconfianza a la pareja e intentar buscar que la misma se equivoque para obtener un “falsa prueba” que afirme su preocupación.

 


Un comentario

  1.   jeimmmy dijo

    una buena alluda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.