Saltar al contenido

Síndrome de Poland — Definición, causas, síntomas y tratamiento

Existen una gran variedad de síndromes que afectan la salud de las personas de diversas maneras. En esta ocasión hablaremos sobre el síndrome de Poland, caracterizado por la ausencia de músculos en el pecho; dando tanto la definición de la patología, como sus causas, síntomas, tratamientos y otros datos de interés.

¿Qué es el síndrome de Poland?

Esta patología también conocida como anomalía de Poland, no es más que un extraño defecto que los individuos afectados tienen al nacer; donde el desarrollo muscular se ve afectado, específicamente en el área del pecho (normalmente está ausente una parte o totalmente el músculo pectoral).

Fue descubierto por Alfred Poland, un cirujano inglés por el que se le atribuyó el nombre a la anomalía. Este descubrimiento fue realizado en el siglo XIX. Sin embargo, debido a su “rareza” existe poca información acerca del mismo y los tratamientos utilizados para tratarlo.

Además, el síndrome también puede afectar la mano o antebrazo del mismo lado afectado del pecho. Esto significa que si existe ausencia del pectoral izquierdo, en algunos casos el antebrazo o mano también presentan una anomalía (en el caso de los dedos de la mano se conoce como webbing).

  • Según las investigaciones, el síndrome de Poland afecta a 1 de cada 25.000 a 100.000 recién nacidos, razón por la que se considera “extraña”.
  • La patología suele afectar más al género masculino que al femenino.
  • La enfermedad no es de carácter hereditario.
  • Aunque el síndrome fue registrado detalladamente por Alfred Poland, el médico Jean-Pierre Bouvet es de los investigadores más destacados del mismo; el cual utilizó los datos de Poland para poder ratificarlos e investigar más sobre él.

¿Cuáles son las causas de la anomalía de Poland?

Como comentábamos, existe poca información referente al tema, como el caso de las causas del síndrome, ya que son desconocidas.  Se cree que el origen del síndrome se debe a que en el embarazo existe una insuficiente aportación de sangre, específicamente en la arteria subclavia. Los motivos pueden ser dos según los investigadores:

  • Por el crecimiento anormal de las costillas puede existir una interrupción de la sangre que pasa por dichas arterias.
  • Debido a la mala formación de las arterias, las cuales provocan la insuficiente aportación de sangre.

Por otra parte, también se ha mencionado que aunque el síndrome no es hereditario, si los padres  presentan alguna patología o susceptibilidad que pueda afectar el flujo de sangre, es posible que el individuo tenga más probabilidades de desarrollar esta anomalía.

Síntomas del síndrome de Poland

Los individuos afectados principalmente tienen problemas en el desarrollo muscular en los lugares indicados. Siendo los siguientes los síntomas principales:

  • La deformación sólo se produce en uno de los lados del cuerpo, siendo la derecha la más común y frecuente.
  • Ya mencionado inicialmente, en algunas ocasiones también se presenta la hipoplasia (deformación en la mano o antebrazo). También se han visto casos en los que los individuos afectados tienen ausencia de músculos cercanos al hombro.

Entre los otros síntomas que han sido encontrados en los pacientes afectados con el síndrome de Poland podemos encontrar:

  • Problemas en la columna y riñones, así como también en el desarrollo de la caja torácica, omóplato o huesos del brazo.
  • Ausencia de vello en las axilas.
  • Problemas en el desarrollo del pezón, siendo incompleto o estando completamente ausente. En las mujeres puede faltar el seno completa o parcialmente.
  • Los dedos de las manos pueden presentar braquidactilia o sindactilia. La primera afecta el tamaño de los mismos, siendo más pequeños de lo habitual; mientras que la segunda es la unión de dos o más dedos.

Por último, existe una serie de síntomas que se muestran con más frecuencias que otros:

  • La mayoría de pacientes tiene ausencia del músculo pectoral mayor, algún problema en el pezón o seno y asimetría en la caja torácica.
  • La mitad de los casos de la anomalía de Poland las personas presentan dedos unidos o ausencia de algunos d ellos.

Tratamiento del síndrome de Poland

Existen diferentes tratamientos para tratar este síndrome, desde opciones quirúrgicas hasta tratamientos kinésicos, ejercicios físicos y fisioterapia. Además, se puede utilizar la cirugía plástica para tratar los problemas relacionados a las mamas o los dedos de la mano.

  • El tratamiento se escogerá dependiendo del paciente, es decir, su edad, género, severidad del síndrome de Poland, entre otros. Siendo la opción quirúrgica la más recomnedable en la mayoría de casos.
  • Existen diferentes tratamientos para tratar este síndrome, desde opciones quirúrgicas hasta tratamientos kinésicos, ejercicios físicos y fisioterapia. Además, se puede utilizar la cirugía plástica para tratar los problemas relacionados a las mamas o los dedos de la mano.

Cuando existe la ausencia del músculo pectoral mayor (o ausencia parcial), la mejor opción es diseñar uno a través del método CAD, el cual consiste en diseñar la prótesis mediante ordenador a la medida del cuerpo del afectado; para de esa manera poder implantarlo y lograr la tan ansiada simetría que estos pacientes anhelan. Pero además, también se puede necesitar opciones como el lipofilling o implantes mamarios.

Las ventajas de la cirugía son las siguientes:

  • El diseño de la prótesis se basa en la anatomía de cada paciente.
  • Se puede lograr un resultado que estéticamente perfecto, siendo invisible debido a que no se notan los bordes de la prótesis.
  • Hoy en día el implante suele ser de por vida, gracias a la utilización de goma de silicona.
  • Sólo se necesitan quince días de reposo para volver a trabar y 90 días para realizar ejercicio físico.

Algunas personas también optan por hacerse una mastoplatia con el objetivo de reducir el lado sano, de esa manera podrán lograr una simetría con el lado afectado parcialmente.

Se recomienda que las personas afectadas asistan a terapias con profesionales en el área de la psicología, ya que muchos de ellos tienen dificultades; debido principalmente a lo “extraño” de su enfermedad y además, la frustración generada por la anomalía que suelen hacerlos sentir “deformes” en comparación al resto de personas con las que socializan. Lo que significa que la mayoría de afectados tienen una autoestima baja.

Esperamos que la información suministrada haya sido lo suficientemente completa para que puedan comprender todo acerca de este síndrome tan extraño. Aunque sus estadísticas siguen siendo objeto de estudio, pues la falta de información arrojan resultados con una enorme separación (siendo posible que según la población, en algunos lugares sea mucho más frecuente de lo que se piensa).

Si te gustó la entrada te invitamos a dejar tu opinión en los comentarios o compartir el contenido en las redes sociales para dar a conocer esta anomalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (3)

Gracias por información tengo un sobrino de cuatro meses y padece esta extraña enfermedad pero decia el articulo que solo sale al lado derecho mi sobrino la padece al lado izquierdo y también le falta un pulmoncito su mano es de firme y le falta deditos.

Responder

hola, tengo 32 años de edad y estoy vinculado a la vida cotidiana como Trabajador Social en un policlinico cubano, he tenido una vida a plenitud. tengo una hija y familia. esta anomalia no ha sido impedimento para realizar mis sueños, solo hay que tener fe y elevar mucho tu autoestima.

Responder

Todo indica que tengo este sindrome, tengo 42 años y hasta hoy ( 24 de octubre 2017) conosco esto. Sí es dificil como mujer me siento incompleta, tengo muy poco busto y los pezones son “pecas” literalmente, no se desarrollaron. Intentaron abortarme no sé si eso pudo influir.?

Responder