Signos y síntomas del alcoholismo

beber alcohol

Hay personas que se vuelven alcohólicas pero no se dan cuenta de ello. Afortunadamente, existen algunas señales que se conocen como signos y síntomas que puede ayudar a una persona o a la gente de alrededor a identificar si alguien está teniendo un posible abuso del alcohol. Es cierto que hay signos que son más fáciles de detectar que otros, por eso, será necesario prestar atención a lo que está sucediendo.

La gravedad del abuso del alcohol también dependerá de las circunstancias y de las señales de advertencia. No es lo mismo reconocer a una persona que bebe a todas horas delante de cualquier persona que a una que se esconde y bebe en solitario. Las señales de advertencia no se deben pasar por alto, y buscar tratamiento lo antes posible también es imprescindible para la recuperación de la persona que se ha vuelto adicta al alcohol.

El alcoholismo no tratado puede descontrolarse de forma rápida. Cuando el abuso del alcohol comienza a afectar a la vida de una persona de forma negativa y le causa daño, se le diagnostica como un trastorno por consumo del alcohol. Por este motivo, se reconocen las señales de advertencia para obtener el tratamiento adecuado y que la persona afectada se pueda recuperar lo antes posible.

Artículo relacionado:
Alcoholismo — Tipos, causas, síntomas y tratamiento

Señales de advertencia más evidentes

No existe una fórmula específica para saber si alguien está sumido en el alcoholismo o no… un síntoma puede pasar rápidamente de un grano de arena a ser toda una montaña enorme y causar problemas en el futuro.

beber alcohol y tener adiccion

Algunos síntomas o señales de advertencia más comunes del abuso del alcohol son los siguientes:

  • Bebes más o más de lo que planeas
  • Intentas reducir o detener más de una vez el beber y no lo consigues
  • Pasas mucho tiempo bebiendo, enfermo o con resaca
  • Quieres tanto alcohol que no puedes pensar en otra cosa
  • Tienes problemas con el trabajo, la escuela o la familia debido a tu hábito (o porque te pones enfermo después de consumir alcohol)
  • Sigues bebiendo aunque haya causado problemas para ti o tus relaciones
  • Dejas o reduces otras actividades que fueron importantes para ti para beber
  • Te has encontrado en situaciones mientras bebías o después que te hacían más propenso a lastimarte
  • Sigues consumiendo alcohol a pesar de que te deprimió o te puso ansioso, perjudicó tu salud o te provocó un desmayo
  • Tienes que beber más de lo que solías beber para el efecto que quieres
  • Has descubierto que tenías síntomas de abstinencia cuando desapareció el zumbido, como problemas para dormir , temblores, inquietud, náuseas , sudoración, palpitaciones, convulsiones o alucinaciones auditivas o visuales.

Si has tenido dos o tres de esos síntomas en el último año, es un trastorno leve por consumo de alcohol. Es un trastorno moderado si has tenido de cuatro a cinco. Si ha tenido seis o más, eso es grave y debes buscar ayuda profesional lo antes posible. No importa si parece que lo que tienes es un problema leve de abuso del alcohol, no debe ignorarse porque ya existe un problema.

Artículo relacionado:
Efectos del alcoholismo crónico: cuando la bebida se convierte en un trastorno

4 preguntas que te sacarán de dudas

Existen varias herramientas disponibles para saber si tienes un problema con la bebida y es importante que lo reconozcas. Hay cuatro preguntas que pueden ayudarte a medir la gravedad del problema con el alcohol. Si respondes “sí” a dos o más preguntas de estas cuestiones, entonces debes buscar inmediatamente asistencia médica profesional.

chica bebiendo alcohol

Las cuatro preguntas que debes hacerte son las siguientes:

  1. ¿Alguna vez has sentido que deberías reducir el consumo de alcohol?
  2. ¿Te ha molestado la gente que ha criticado tu consumo de alcohol?
  3. ¿Alguna vez te has sentido mal o culpable por beber?
  4. ¿Alguna vez has tomado alcohol o lo has hecho a primera hora de la mañana para calmar tus nervios o para superar una resaca anterior?

A menudo, un profesional médico también puede hacerte preguntas del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) para diagnosticar adecuadamente el abuso de alcohol. Las respuestas a estas preguntas deben basarse en el último año de consumo de alcohol. Las preguntas incluyen:

  • ¿Has continuado bebiendo a pesar de que lo estaba haciendo sentir deprimido o ansioso o que se sumaba a otro problema de salud?
  • ¿Ha habido situaciones en las que terminaste bebiendo mucho más de lo que pretendías?
  • ¿Has perdido interés en otras actividades y pasatiempos desde que comenzaste a beber?
  • ¿Has experimentado síntomas asociados con una abstinencia de alcohol?
  • ¿Has sentido la necesidad o el deseo de consumir alcohol?
  • ¿Te has metido en situaciones problemáticas mientras bebías que aumentaban tus posibilidades de dañarte a ti mismo o a otros (como por ejemplo, beber y conducir)?
  • ¿Has tenido problemas con la ley debido a problemas relacionados con el alcohol?

Cualquier consecuencia negativa en un solo área de su vida, independientemente de cuánto o con qué frecuencia beba, es motivo de preocupación y una indicación de que necesita la ayuda de un profesional.

El abuso de alcohol puede conducir a una variedad de problemas, que afectan tanto tu vida personal como profesional. El consumo prolongado te pone en riesgo de desarrollar complicaciones graves de salud y puede causar otras consecuencias potencialmente mortales.

hombre que bebe en el bar

La negación es una de las principales razones por las que millones de personas no reciben tratamiento para el alcoholismo. Algunas personas tratarán de racionalizar tus comportamientos de bebida. Por ejemplo, puedes culpar a otras personas o ciertas circunstancias por tu consumo de alcohol. En lugar de reconocer los problemas que has experimentado con el alcohol, te pones a la defensiva cuando alguien menciona tu patrón de consumo excesivo de alcohol. Al negarse a reconocer las consecuencias negativas del alcohol, se impide vivir una vida sana y sobria.

Es hora de dejar de inventar excusas para beber y obtener la ayuda que te mereces. No mires hacia otra parte y reconoce que tienes un problema con el alcoholismo que debes tratar cuanto antes para así, poder salir de ese círculo que te tiene atrapado en un pozo oscuro y sin fondo. Puedes salir de ese círculo de destrucción si realmente quieres hacerlo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.