Saltar al contenido

Partes, funciones y enfermedades del sistema excretor

El sistema excretor es de suma importancia para todos los seres vivos, debido a que es el encargado de deshacerse de sustancias que el cuerpo no necesita, después de haber absorbido los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento y las aportaciones de energía que el mismo amerita.

Este se compone por diferentes partes del cuerpo, como por ejemplo las vías excretoras y el aparato urinario, que este a su vez se conforma de la vejiga, la uretra, los uréteres y los riñones, que entre todos se encargan de expulsar todas las sustancias que pueden resultar toxicas para el cuerpo, o que simplemente no son necesarias.

Además, se pueden considerar algunos órganos extra como participantes del sistema excretor, debido a que secretan y expulsan al igual que los otros, sustancias que el cuerpo ya no amerita, o tienen funciones de limpieza dentro del organismo.

¿Qué es el sistema excretor?

El sistema excretor es un conjunto de órganos muy complejo que se encarga de realizar un proceso muy importante para la vitalidad del cuerpo tanto humano como de cualquier animal, debido a que este desecha todas aquellas sustancias que sobran de los alimentos, ya sean solidos mediante los ductos de excreción como el ano, y las vías urinarias.

Los procesos de formación de estas sustancias son un poco complejos, pero necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, debido a que algunas sustancias que contienen los alimentos, pueden ser mortales para el mismo, o simplemente no necesarias, por lo que no aportan nutrientes o energías.

Órganos que conforman el sistema excretor

El sistema excretor es muy complejo, ya que está compuesto por diversos órganos del cuerpo, que tienen funciones de limpieza y/o expulsión de algunas sustancias que el cuerpo no necesita de estas.

Entre los órganos que conforman al sistema excretor se pueden mencionar a las siguientes.

Aparato urinario

Este es el principal encargado de eliminar residuos en las sustancias liquidas que consume el ser humano diariamente, debido a que el exceso del mismo pudiese ser nocivo para la salud, entre los componentes están los riñones y las vías urinarias.

Vías urinarias

Las vías urinarias están compuestas por tres órganos, entre los cuales se encuentran la uretra, los uréteres y la vejiga urinaria, que cumplen la función de expulsión de los líquidos.

  • Uretra: gracias a esta el orine tiene la capacidad de poder ser expulsado del cuerpo, para evitar su almacenamiento en los riñones que pueden causar complicaciones severas para los mismos.
  • Uréteres: debido a los uréteres es que la orina puede ser conducida por el camino que se encuentra desde los riñones, hasta la vejiga, para poder completar su ciclo de traslado hasta su salida por la uretra.
  • Vejiga: la capacidad de almacenamiento de esta varía según cada persona, pudiendo existir algunas capaces de guardar 500 ml de agua, llegando a haber otras que tienen la increíble capacidad de 1 litro de esta sustancia. La vejiga se considera como el principal órgano del sistema excretor, y uno de los más importantes de este.

Los riñones

Es un órgano el cual para poder hacerle sus respectivos estudios se le ha divido en tres diferentes partes, que son la pelvis, la medula y la corteza. Este se compone de órganos suprarrenales y a su vez se encuentra rodeado de capsulas renales, tiene un peculiar peso de 150 gramos aproximadamente y mide unos 6 centímetros de ancho, y 12 centímetros de largo. Los riñones son dos órganos, por lo que cada persona debería tener un par de estos para un óptimo funcionamiento del sistema excretor.

Los riñones cumplen con funciones muy importantes para la desintoxicación y limpieza del cuerpo, como lo son la fomentación para crear nuevos glóbulos rojos, la capacidad de regular el líquido corporal y liberar presión arterial, puede equilibrar los electrolitos y es el responsable de crear la orina para poder liberar las toxinas del cuerpo.

Las vías urinarias

Estas vías están compuestas por un largo camino por el cual viaja la orina para poder ser expulsada del cuerpo, tal recorrido está comprendido desde los cálices menores, las cuales son estructuras con una forma peculiar parecidas a las de una trompeta, que se encuentran rodeadas por una única papila renal, para luego pasar por las cálices mayores, que son las funciones que pueden existir entre dos o más cálices menores, llegando así a la pelvis renal, terminando tal travesía en la vejiga, abriéndose paso por los uréteres.

Los pulmones

Estos son también un par de órganos, que desde el punto de vista del sistema excretor, cumplen con una función muy importante de limpieza en el cuerpo, que es la de retirar la mayor cantidad de sustancia posible de dióxido de carbono CO2 en el torrente sanguíneo.

La piel

La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo, debido a que rodea toda la superficie del mismo, este cumple con la principal función de proteger al cuerpo de posibles problemas y dificultades que puedan afectar al cuerpo, aunque también posee la función de expulsar líquido no necesario para el organismo mediante las glándulas sudoríparas.

Entre la funciones específicas de las glándulas sudoríparas se encuentran dos, que son la de regular la temperatura del cuerpo gracias que, al momento de sentir calor, el cuerpo mediante la secreción de líquido puede calmar la sensación, refrescando el cuerpo, así como la de expulsar toxinas que pueden ser ingeridas incluso voluntariamente como el alcohol.

El hígado

Es el encargado de procesar, y a su vez de degradar la hemoglobina obtenida, logrando formar dos diferentes sustancias como lo son la biliverdina y la bilirrubina, los cuales son destinados a ser destruidos conjunto con las heces fecales, gracias a que terminan por ser arrojados a la bilis.

Proceso de formación del orine y las heces

Estos dos procesos son de suma importancia vital para que el cuerpo se mantenga con los niveles de toxinas y otras sustancias en los números normales o moderados. Los dos resultados de estos procesos son expulsados mediante las vías excretoras, y las vías urinarias.

Proceso de la orina

Todo el proceso comienza con un primer filtrado, que tiene lugar una vez que la sangre llega al riñón, para luego ser dirigido al tubo renal, para que luego gran parte del líquido generado logre ser reabsorbido gracias a que también se procesa un poco de agua, y la otra parte sobrante es excretada por el riñón, que luego comienza su recorrido por las papilas renales, para poder llegar hasta las vías urinarias  para poder al fin ser expulsado del cuerpo.

Proceso de las heces

Las heces fecales comienzan su proceso de formación en el intestino grueso, mediante unos movimientos que son de origen natural del cuerpo, conocidos como los movimientos peristálticos, que para su mejor entendimiento son contracciones renales involuntarias, y la digestión. Se puede decir que los alimentos ingeridos pueden empezar a tomar la característica forma de las heces fecales luego de que pasan por el intestino delgado, para pasar al grueso, donde comienza en si su formación.

Enfermedades del sistema excretor

Cuando una persona no cuida adecuadamente su cuerpo, puede traer complicaciones de todo tipo, y el sistema excretor no está exento de esto, pudiendo presentar algunas enfermedades como las siguientes.

  • Cistitis: esta es una enfermedad de carácter infeccioso la cual es leve y puede ser tratada con medicamentos antibióticos mandados para el hogar de vía oral, que suele ser provocada por mala higiene personal, descuido de las parte intimas, consumo de alimentos sólidos y líquidos dañinos para este sistema como por ejemplo las gaseosas como la cola, entre otros.
  • Uretritis: esta caso suele ser la complicación de una enfermedad más leve del sistema excretor, debido a que la uretra se inflama a causa de una infección del tracto urinario, de cálculos renales, problemas al orinar generando una acumulación de orina, entre otros.
  • Cálculos renales: los cálculos renales se deben a la creación de partículas de carácter rígido y duro como el de una piedra, aunque son muy diferentes, debido a que son punzo-cortantes por lo que al momento de expulsarlas puede dañar severamente las vías urinarias, esto se debe principalmente a sustancias dañinas como la de las gaseosas, el consumo excesivo de productos derivados de la leche como el queso, o la leche en polvo, sobres de jugos deshidratados.

Cuidados

Las enfermedades del sistema excretor suelen ser asintomáticas por lo que resulta muy complicado el detectarlas antes de que se desarrollen por completo, por esta razón resulta de suma importancia que se mantenga un cuidado absoluto de los mismos.

Para el cuidado del mismo se pueden dar algunas recomendaciones, entre las cuales están las siguientes.

  • Beber las cantidades de agua recomendadas por los médicos, aunque nunca sobrepasándose del límite, debido a que puede ser peligroso de igual manera.
  • Acostumbrarse a tener una muy buena higiene personal, durante y después de las relaciones sexuales, al momento de acudir a baños ajenos, o de instalaciones que puedan estar sucias, entre otros.
  • Evitar el consumo de los alimentos anteriormente mencionados, o por lo menos no consumirlos en excesos.
  • No aguantar durante extendidas cantidades de tiempo las ganas de ir al baño.
  • Comer sano
  • Tener una forma de vida saludable, lo que requiere la realización de constante actividad física, por lo menos 30 minutos al dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.