Consejos para solucionar problemas de pareja

Los problemas de pareja surgen por multitud de razones, y es que con el paso del tiempo es inevitable que aparezcan pequeñas diferencias que puedan hacer que entremos en controversia por lo que al final acaba produciéndose el enfrentamiento. Dependiendo de la manera en que lo administremos, conseguiremos una mejor o peor resolución. Por esa razón vamos a daros algunos consejos para solucionar problemas de pareja con los que os intentaremos ayudar a que podáis salir de cualquier tipo de situación de este estilo en el que os encontréis.

Las principales razones de la aparición de los problemas de pareja

En realidad son muchas las razones por las que pueden aparecer los problemas dentro de una pareja, y es que debemos tener en cuenta que cada pareja es un mundo por lo que no se puede sacar una conclusión ni una teoría exacta en este sentido.

No obstante hay algunas razones que podríamos considerar como habituales o comunes en la mayor parte de los casos, como por ejemplo los problemas que surgen a partir de terceras personas, y en este sentido lo habitual es que esa tercera persona sea alguien que pertenece a la familia.

Son muchos los problemas que surgen por decisiones que se toman de forma unilateral en relación con el trato con personas de la familia o incluso de fuera de ella, pero también hay que tener en cuenta que hay otras razones bastante frecuentes como por ejemplo que la situación se tuerza por otros problemas entre los que también podríamos destacar las enfermedades.

Aunque no parezca sensato, lo cierto es que hay muchas enfermedades que pueden acabar provocando problemas en la pareja, de la misma forma que otros factores como el estar sin trabajo o el no tener suficiente dinero afecta muy negativamente a la relación.

Pero hay una razón que podríamos considerar como la principal culpable de este tipo de situaciones que es el hecho de que los años pasan, y al final la monotonía nos acaba absorbiendo, de tal manera que inevitablemente comienzan a surgir pequeños problemas que, bien orientados, no tienen porque llegar a hacer daño, pero si dejamos que se vayan acumulando, al final nos encontramos con que efectivamente se convierten en un muro entre nosotros.

Desde el modo en que organizamos las vacaciones, el salir o quedarse en casa, el pasar más tiempo juntos o respetar la intimidad de cada uno, esas personas que no encajan para alguno de los dos, las actividades que llega un momento que nos aburren, etcétera.

En definitiva, son tantas las razones por las que se van produciendo estos problemas, que no existe ninguna pareja que no haya tenido que pasar por ellos, y de igual manera también os recordamos que todas las parejas llegan a un momento en el que tienen que superar una crisis fuerte que parte de habitualmente de un problema que no es tan serio. Este es el punto de inflexión a partir del cual, si no conseguimos superarlo, la relación se romperá por completo, pero si lo conseguimos, automáticamente se fortalece tanto que difícilmente en el futuro se acabará rompiendo.

Por ello ya sabéis que, con los años, os tendréis que enfrentar a una o varias de estas crisis, con lo que es bueno que aprendáis una serie de trucos para solucionar problemas de pareja con el objetivo de que la crisis sea lo menor posible y que, por supuesto, podamos salir de ella victoriosos.

Trucos para solucionar problemas de pareja

Existen distintos trucos a través de los cuales vamos a poder solucionar esta situación. Os recordamos que es muy importante que tengáis en cuenta que, dependiendo de cada relación, los trucos que vamos a detallar a continuación se adaptarán en mejor o peor grado, de manera que, en base a los problemas que han surgido entre vosotros, os aconsejamos que vayáis teniendo en cuenta todos ellos y escojáis sobre todo los que penséis que pueden ser más beneficiosos para vuestra relación.

La monotonía, uno de los principales problemas

No hay duda alguna de que la monotonía es uno de los principales problemas que se pueden presentar en una pareja, de manera que es precisamente por aquí por donde vamos a atacar con mejor resultado.

Romper con la monotonía va a ser nuestro principal objetivo, y es que al hacer esto vamos a volver a renovar esos sentimientos y sensaciones que vivíamos hace años, con lo cual el muro caerá por su propio peso.

La idea sería cambiar por completo la rutina diaria, pero evidentemente tenemos que hacer frente a una serie de responsabilidades que no podemos dejar de lado. Sin embargo podemos analizar la posibilidad de cambiarlas ligeramente y, por supuesto, el tiempo libre lo deberemos enfocar de una forma más adecuada.

Deberemos escuchar a nuestra pareja para saber qué es lo que le apetece hacer, o simplemente podemos sorprenderle con un regalo relacionado con alguna actividad que hacíais en el pasado y que os llenaba, ya que el objetivo es básicamente empezar a cambiar la forma en que se desarrolla vuestra vida, lo cual no sólo va a beneficiarnos como pareja, sino que también tiene un importante beneficio individual.

Hay que tener en cuenta que generalmente la rutina la podemos cambiar aumentando la actividad, ya que el sedentarismo es algo que por norma general nos sigue automáticamente con el paso de los años, por lo que debemos hacer un pequeño esfuerzo para volver a aumentar la actividad y hacerlo con la persona a la que amamos.

El objetivo es que volváis a pasar tiempo juntos haciendo cosas que os gusten a los dos, con lo cual veréis que las cosas se solucionan mucho mejor de lo que podría parecer en un principio.

Cambiad de aires y renovad vuestra relación

Romper con la monotonía es uno de los mejores consejos que os podemos dar, pero queremos ir un poco más allá y animaros a que cambiéis de aires por completo en todos los sentidos.

Es decir, si estáis convencidos de que queréis seguir juntos y las obligaciones o la situación no os permite romper del todo la monotonía, una buena opción es la de dejar de salir por los sitios que salís y empezar a cambiar cualquier destino, pero por supuesto también vamos a hacer un esfuerzo adicional y vamos a mudarnos, ya sea de forma definitiva o de forma temporal.

Esta es la mejor forma de cambiar la rutina por completo, de manera que comenzaremos un nuevo proyecto entre los dos que nos volverá a dar muchas energías y nos recordará aquellas sensaciones que hace tiempo ya no hemos vuelto a vivir.

Vuelve a tener detalles con tu pareja

Con el tiempo también perdemos la costumbre de tener detalles con nuestra pareja, y eso hace que ambos nos sintamos solos. Acuérdate de la alegría que le daba cuando le regalabas aquellos pequeños detalles, y piensa que hay muchas cosas que todavía les siguen gustando pero que ha acabado olvidando porque habéis dejado que queden en el pasado.

Desde regalar una simple flor o un ramo o un peluche, unas vacaciones, una pequeña escapada, o en general cualquier tipo de detalle, sin duda será un gesto que mejorará mucho vuestra relación, pero para ello es esencial que tengáis en cuenta que el regalo tiene que ser de forma inesperada, es decir, no debemos esperar a una celebración, cumpleaños, etcétera, sino que un día cualquiera os debéis presentar con ese pequeño gesto, un fuerte abrazo y un beso de aquellos que os dabais hace no tanto tiempo como pueda parecer.

Es el momento de trabajar de nuevo la comunicación

Muchas veces las relaciones se rompen por la falta de comunicación. La comunicación dentro de una pareja es esencial, ya que de lo contrario nunca podemos saber qué es lo que realmente está pasando, ni que es lo que siente la otra persona.

A través de la comunicación vamos a obtener una información muy valiosa que podremos trabajar con el objetivo de seguir manteniendo esa chispa y esa magia que siempre nos ha caracterizado.

En ese sentido debemos ser sinceros con nuestra pareja, pero recordad que debemos hacerlo desde la perspectiva de lo que sentimos por ella, es decir, no debemos dejarnos llevar por las sensaciones que tenemos en este momento en el que el problema ya existe entre nosotros, sino que debemos pararnos, respirar y empezar a pensar como lo habríamos hecho unas semanas antes de que todo esto hubiese estallado.

Por esa razón es muy importante trabajar la comunicación en todo momento, ya que de esa forma no sólo vamos a evitar llegar a este tipo de tensiones y problemas de pareja, sino que además, en el caso de que nos encontrásemos con ellos, existirán más posibilidades de solucionarlos con un buen resultado y renovando de nuevo nuestro amor, entre otras cosas porque ya intuiremos las razones por las que se han producido.

En caso de que sea necesario, tomaos un tiempo de reflexión

Y si tras aplicar todos los trucos anteriores vemos que la cosa no se llega a solucionar del todo, quizás sea el momento de tomarnos un tiempo de reflexión, para lo cual es importante que nos separemos una temporada para pensar por nuestra cuenta acerca de lo que sentimos verdaderamente por esa relación.

Esto no quiere decir que cada uno se vaya por su lado a pegarse la juerga con los amigos, sino que debe ser un momento para meditar sin sentir la presión de la pareja sobre nosotros, y sobre todo es una experiencia a través de la cual nos daremos cuenta de si realmente queremos seguir con esa persona y la echamos de menos durante su ausencia, o por contra en realidad ya ha dejado de significar lo que significaba para nosotros.

Sea cual sea la decisión que toméis, lo importante es que lo hagáis con conciencia y que estudiéis todos estos consejos que os damos para solucionar problemas de pareja que estamos totalmente convencidos de que, si los cumplís con el corazón y con la ilusión de seguir adelante, vais a conseguir superar este bache y, como os decíamos al principio, vuestra relación se volverá mucho más sólida y fuerte con lo que mejorará considerablemente a partir de ahora.


Un comentario

  1.   Rafael Ramos dijo

    Me permito dejar este comentario, José Miguel, me pareció un enfoque muy enriquecedor.

    ¿Por qué son importantes los detalles?

    Toda relación, o al menos la gran mayoría, nacen en la atracción, se ve una persona, ésta nos causa una impresión positiva, agradable, que nos permite pensar en la posibilidad de establecer una relación de pareja.

    A partir de este proceso de atracción, las personas se abren a la posibilidad de establecer un proceso de acercamiento, que está cargado de muchísimos ritos sociales:

    • Empiezan las llamadas.
    • Se coordinan salidas a tomar café o al cine.
    • Se hablan al empezar y al terminar el día.
    • Se desarrolló un lenguaje cada vez más efectivo.
    • Hay mayor cercanía.
    • Se abren espacios para conocer a la familia de uno y otro.
    • Hay centenas de mensajes.

    La lista es enorme, si esto se da progresivamente, el nivel de interés e intimidad crece, todo empieza así, en esta primera etapa, además, forma parte de este proceso inicial, una progresiva expresión detalles, cuyo objetivo central es hacerle sentir a la persona agrado, bienestar, comunicar un te quiero y un posible te amo.

    Aparecen las tarjetas, los mensajes de texto, las flores, los chocolates, los peluches, los libros, conforme la pareja se conoce, los detalles se personalizan, porque aprendemos a conocer el gusto y la preferencia de la otra persona, cada detalle se convierte en un “te presto atención”, en un “te quiero”, en un “aquí estoy” en un “me veo con vos”.

    Tristemente pasada está etapa, una vez que la relación se establece, hay una fuerte tendencia a que la rutina nos atrape, y dejamos los detalles ¡Cuidado! Los detalles son una expresión importantísima del afecto, ahora ¿Por qué soy importantes? Es muy sencillo:

    • Estos expresan atención.
    • Se hace sentir a la otra persona que está presente en nuestro día a día.
    • Son una muestra de que progresivamente conocemos mejor a la otra persona.
    • Los detalles le hacen ver a la pareja que estamos comprometidos.
    • Expresan un te amo, un te quiero, expresan un estoy aquí y vamos para adelante.
    • Expresan compromiso, confianza, apertura para la construcción de la relación.

    Pero, cuando éstos desaparecen, tristemente el mensaje es el contrario:

    • Surgen las ideas y los sentimientos que cuestionan las bases de la relación.
    • Se alimenta la desmotivación.
    • Es muy posible que el desamor empiece a formar parte de este proceso de relación de pareja.

    Los detalles son una muestra activa de la construcción de una relación:

    • Posibilitan que un ser humano mantenga la motivación activa.
    • Favorecen que se tenga una fuerte tendencia al afecto, a la apertura.

    Pero cuando se pasa de la riqueza de detalles, a la ausencia de ellos el mensaje es completamente otro:

    • Surgen los fantasmas.
    • Los cuestionamientos.
    • La irritabilidad se va apoderando de nosotros.
    • Si no se le da un giro a esta conducta, es posible que las fisuras emocionales se apoderen de la relación.

    Las muestras de afecto tienen que ser constantes y frecuentes, cotidianas no hay que esperar fechas especiales, o momentos únicos, claro que estos son importantes, pero los detalles simbolizan una elección positiva y fortalecen la motivación para estar juntos. No podés descuidar estas expresiones de afecto, pues son las que le dan sentido y contenido a la relación.

    ¿Vos estás activo en este proceso?
    ¿Vos estás atento a lo que es importante para tu pareja?
    ¿Vos tenés claro la importancia de los detalles en tu vida de pareja?
    ¿Vos has descuidado los detalles en tu relación de pareja?

    Revisalo, y si es así, si han desaparecido de parte tuya, esta expresión a través de los detalles requiere una reactivación emocional, ya, es momento de retomarla, y hacerlo ya, porque el desamor aparece cuando se deja de trabajar en la construcción positiva del afecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.