Me permito dejar este comentario, José Miguel, me pareció un enfoque muy enriquecedor.

¿Por qué son importantes los detalles?

Toda relación, o al menos la gran mayoría, nacen en la atracción, se ve una persona, ésta nos causa una impresión positiva, agradable, que nos permite pensar en la posibilidad de establecer una relación de pareja.

A partir de este proceso de atracción, las personas se abren a la posibilidad de establecer un proceso de acercamiento, que está cargado de muchísimos ritos sociales:

• Empiezan las llamadas.
• Se coordinan salidas a tomar café o al cine.
• Se hablan al empezar y al terminar el día.
• Se desarrolló un lenguaje cada vez más efectivo.
• Hay mayor cercanía.
• Se abren espacios para conocer a la familia de uno y otro.
• Hay centenas de mensajes.

La lista es enorme, si esto se da progresivamente, el nivel de interés e intimidad crece, todo empieza así, en esta primera etapa, además, forma parte de este proceso inicial, una progresiva expresión detalles, cuyo objetivo central es hacerle sentir a la persona agrado, bienestar, comunicar un te quiero y un posible te amo.

Aparecen las tarjetas, los mensajes de texto, las flores, los chocolates, los peluches, los libros, conforme la pareja se conoce, los detalles se personalizan, porque aprendemos a conocer el gusto y la preferencia de la otra persona, cada detalle se convierte en un “te presto atención”, en un “te quiero”, en un “aquí estoy” en un “me veo con vos”.

Tristemente pasada está etapa, una vez que la relación se establece, hay una fuerte tendencia a que la rutina nos atrape, y dejamos los detalles ¡Cuidado! Los detalles son una expresión importantísima del afecto, ahora ¿Por qué soy importantes? Es muy sencillo:

• Estos expresan atención.
• Se hace sentir a la otra persona que está presente en nuestro día a día.
• Son una muestra de que progresivamente conocemos mejor a la otra persona.
• Los detalles le hacen ver a la pareja que estamos comprometidos.
• Expresan un te amo, un te quiero, expresan un estoy aquí y vamos para adelante.
• Expresan compromiso, confianza, apertura para la construcción de la relación.

Pero, cuando éstos desaparecen, tristemente el mensaje es el contrario:

• Surgen las ideas y los sentimientos que cuestionan las bases de la relación.
• Se alimenta la desmotivación.
• Es muy posible que el desamor empiece a formar parte de este proceso de relación de pareja.

Los detalles son una muestra activa de la construcción de una relación:

• Posibilitan que un ser humano mantenga la motivación activa.
• Favorecen que se tenga una fuerte tendencia al afecto, a la apertura.

Pero cuando se pasa de la riqueza de detalles, a la ausencia de ellos el mensaje es completamente otro:

• Surgen los fantasmas.
• Los cuestionamientos.
• La irritabilidad se va apoderando de nosotros.
• Si no se le da un giro a esta conducta, es posible que las fisuras emocionales se apoderen de la relación.

Las muestras de afecto tienen que ser constantes y frecuentes, cotidianas no hay que esperar fechas especiales, o momentos únicos, claro que estos son importantes, pero los detalles simbolizan una elección positiva y fortalecen la motivación para estar juntos. No podés descuidar estas expresiones de afecto, pues son las que le dan sentido y contenido a la relación.

¿Vos estás activo en este proceso?
¿Vos estás atento a lo que es importante para tu pareja?
¿Vos tenés claro la importancia de los detalles en tu vida de pareja?
¿Vos has descuidado los detalles en tu relación de pareja?

Revisalo, y si es así, si han desaparecido de parte tuya, esta expresión a través de los detalles requiere una reactivación emocional, ya, es momento de retomarla, y hacerlo ya, porque el desamor aparece cuando se deja de trabajar en la construcción positiva del afecto.

Responder