¿Que son las soluciones empíricas? Tipos, Propiedades y Ejemplos

Las soluciones en la química suelen ser binarias, esto quiere decir que se están conformadas por dos componentes, el soluto y el solvente, siendo uno a solución a disolver y la otra el factor disolvente.

Basándose en esto, estas se pueden dividir en dos tipos, los cuales son las valoradas y las empíricas, siendo estas últimas aquellas en las que no se toma en cuenta la cantidad de soluto y de solvente que puedan contener.

Normalmente en las soluciones empíricas los solutos y los solventes son relativos, debido a que estos pueden cambiar simplemente con las cantidades, si tenemos una solución con las mismas cantidades de ambos elementos se le puede asignar a cada uno cualquiera de los dos nombres.

¿Qué es una solución?

Para poder conocer bien el término de soluciones empíricas es necesario conocer que es una solución, la cual se define como una mezcla homogénea, que normalmente están conformados por partículas menores de 10 átomos, estas normalmente están compuestas por dos sustancias como lo son los solutos y los solventes.

Solutos

Son las sustancias que se disuelven en una mezcla, debido a que estas se encuentran mayormente en menor cantidad.

Solventes

Son las sustancias que disuelven al soluto, estas se encuentran en mayores proporciones que el ya mencionado.

Las soluciones se dividen en dos tipos, que son las que se puede determinar la cantidad exacta de soluto y solvente en una mezcla, las cuales llevan por nombre las valoradas, y también están las empíricas, que son las que no se puede determinar la cantidad de estos.

¿Qué es una solución empírica?

Son mezclas en las cuales no se puede determinar la cantidad exacta de soluto y solvente, en las cuales pueden ser separar elementos de solido en liquido, liquido en liquido, gas en liquido y gas en gas, siendo la de mayor volumen la que disuelve a la de menor.

Las variaciones de tiempo de disolución variaran con respecto a factores de temperatura, la presión y la naturaleza del soluto, así como en el caso del gas se tienda a disolver el soluto, creando que el solvente obtenga mayor espesor.

Existen cinco tipos de soluciones empíricas que se dividen dependiendo de las cualidades del solvente y del soluto, entre ellas están las diluidas, las concentradas, las saturadas, las insaturadas y las sobresaturadas.

Si una mezcla tiene como componentes líquidos a las dos sustancias, estas pierden el sentido de los materiales, y solamente se conoce cual es cual, por el que tenga mayor cantidad en la mezcla.

Tipos de soluciones empíricas

Estos tipos se dividen según la resistencia de las sustancias, y de la cantidad que exista de soluto en las mismas, entre las cuales se puede mencionar a las siguientes.

Soluciones diluidas

Son aquellas en las que las cantidades de solvente opacan a las de soluto, las cuales también son conocidas como soluciones débiles, debido a la poca cantidad del mismo, un ejemplo de esta pudiera ser cuando se agrega una cucharada de azúcar a un café que este en una temperatura alta o caliente, la cual se disolverá extremamente rápido gracias a la cantidad de solvente.

Soluciones concentradas

Son las que poseen una cantidad de soluto grande en comparación a la cantidad de solvente que existe en la mezcla o también se puede interpretar como la máxima cantidad de la sustancia que se disuelve en la cantidad disolvente, un ejemplo de esto podría ser cuando se colocan 10 gramos de sal en ½ litro de agua.

Cabe destacar que no existe un límite exacto entre las soluciones diluidas y las concentradas.

Soluciones insaturadas

Estas se caracterizan por tener la mínima cantidad de soluto que esta pudiera contener, en situaciones de presión y temperatura determinadas, un ejemplo pudiese ser 30 gramos de sal en 2 litros agua.

Soluciones saturadas

Son totalmente contrarias a las insaturadas, debido a que poseen la máxima cantidad de soluto que esta pudiera albergar, en situaciones de presión y temperatura determinadas, cabe destacar que cuando una solución se satura el soluto no se disuelve más, creando un equilibrio entre el soluto y el solvente.

Soluciones sobresaturadas

Estas contienen incluso mayor cantidad de soluto que las soluciones saturadas. La única manera de que el soluto vuelva a entrar en acción disolvente es calentando la mezcla, pero al momento de dejarla enfriar este volverá a su estado original por la sobresaturación de la misma. Son soluciones inestables que al recibir el más mínimo golpe o movimiento brusca, se convertirán en soluciones saturadas.

Propiedades de las soluciones

Las soluciones poseen muchas propiedades, pero la más importante es la solubilidad que es la cantidad de soluto que a cierta temperatura dada se puede disolver en un solvente, teniendo capa compuesto su nivel de solubilidad propio.

También existen otras del soluto como la conductividad eléctrica, la presión del vapor, entre otras, así como también del solvente como lo son el punto de ebullición, o el punto de la fisión, que es cuando un sólido pasa a líquido.

Para que una solución homogénea se forme, debe existir cierta atracción entre las moléculas del soluto y del solvente, que llegue a superar la fuerza de las moléculas de atracción del soluto solo, haciendo que se vayan dispersando y a su vez uniéndose a las del disolvente.

Por ejemplo tenemos al agua y al azúcar, que como se sabe, al momento de colocarle una cucharada de azúcar a un vaso de agua estas se disolverán, debido a que las moléculas del agua tienen la suficiente fuerza como para atraer a las de la azúcar, logrando que se mezclen y que esta pase a ser un liquido conjunto con el agua.

8 Ejemplos que ayudan a determinar las soluciones empíricas

  1. Cuando se prepara un café con leche, se ve como el soluto al café que es un sólido, y la leche como el solvente que es un líquido.
  2. Chocolate y agua, siendo el chocolate el soluto y el agua el solvente.
  3. Cuando se somete a una disolución al agua y al aire, se obtiene la niebla.
  4. Pintura y tiner, para poder utilizar la pintura de aceite con más facilidad esta debe pasar por un proceso de disolución con el tiner que es el solvente.
  5. Agua jabonosa, en la cual el agua es el solvente y el jabón un soluto, esta también puede servir como ejemplo de solución insaturada.
  6. Café con agua, al momento de preparar un café de tipo normal, también se está diluyendo, pero esta vez es con agua, la cual actúa como solvente.
  7. Agua con azúcar, siendo la azúcar la sustancia a disolver y el agua el disolvente
  8. Agua con zumos artificiales, siendo estas bebidas productos deshidratados, que funcionan como una azúcar con sabor, actúa de la misma manera que la anterior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.