El sueño polifásico; ¿buena o mala opción?

Son muchas las personas que actualmente no duermen lo suficiente. El estilo de vida actual impide que una persona pueda tener un ritmo de vida tranquilo, por lo que esto también perjudica en las horas de descanso nocturnas. Las personas necesitamos dormir bien por las noches para poder funcionar durante el día siguiente, pero parece que no hay tiempo suficiente en esta ajetreada vida ni para dormir lo que el organismo necesita diariamente. En este sentido hay personas que han encontrado salida a este problema con el sueño polifásico.

Hay personas que intentan pasar menos tiempo en la cama, son las personas con sueño polifásico. Se rumorea que el sueño polifásico alimentaron a grandes mentes como la de Leonardo Da Vinci. Es un extraño hábito de dormir poco tiempo para poder ser más productivos durante el día y que el sueño no te reste tanto tiempo. Pero no es todo tan bueno como parece.

Qué es el sueño polifásico

La mayoría de las personas son personas que duermen de forma monofásica, lo que significa que descansan en una sola parte, generalmente de noche. Mientras tanto, los durmientes polifásicos duermen en breves ráfagas a lo largo del día en lugar de dormir toda la noche. Hay muchos horarios de sueño polifásicos diferentes, pero uno de los más populares consiste en un sueño “central” más prolongado de 90 minutos a seis horas, complementado con siestas de 20 minutos.

La duración del sueño central y el número de siestas varía, pero las personas en este programa pasan un total de tres a siete horas dormidas. Otro programa consiste solo en siestas de 20 minutos espaciadas a lo largo del día, con un total de dos a tres horas de sueño por día.

Los defensores dicen que espaciar el sueño puede maximizar la cantidad de tiempo que pasa en el sueño de movimientos oculares rápidos (REM) y en el sueño de ondas lentas, ya que el cuerpo toma por defecto estas etapas cuando está cansado. El sueño, el almacenamiento de memoria y la regulación del estado de ánimo ocurren durante el sueño REM, mientras que la onda lenta es la etapa más profunda y reparadora del sueño. Muchos durmientes polifásicos creen que las otras fases del ciclo del sueño son innecesarias y que, al eliminarlas, pueden pasar más horas productivas despiertas.

¿Es buena idea probar este tipo de descanso del sueño?

La respuesta es fácil: NO. Hay muy poca información (o más bien ninguna en absoluto en la literatura médica) de estudios clínicos que demuestren que el sueño polifásico tiene alguna ventaja en la medicina del sueño en humanos.

Si las personas que duermen de manera fragmentada terminan durmiendo menos en general, eso tiene consecuencias para la salud seguras, como por ejemplo: el deterioro cognitivo, los problemas de memoria y un mayor riesgo de accidentes cardiovasculares o cerebrovasculares.  Las personas que no duermen al menos siete horas cada día pueden incluso tener un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes y la obesidad. La falta de sueño altera los niveles hormonales y aumenta el nivel de azúcar en la sangre, además de aumentar el hambre.

Incluso si fueses capaz de ‘activar’ directamente el sueño REM, hacerlo no es natural, y los otros ciclos de sueño también tienen valor y significado en el descanso de las personas. Si se empiezan a alterar las etapas del sueño y no se disfruta de un período normal de sueño, se cambian también las  funciones fisiológicas diferentes que están muy ligadas a las etapas de sueño. Todo esto podría tener graves consecuencias para el sistema endocrino y la función metabólica.

Quizá no seas de mucho dormir…

En realidad no todo el mundo necesita dormir las mimas horas. Hay quienes pueden funcionar bien durante el día con menos de 8 horas de sueño, peor es la excepción de la regla. La mayoría de personas deben de dormir un mínimo de 7 horas ininterrumpidas para poder tener una buena salud física y emocional.  Para la mayoría de las personas, la falta de sueño, ya sea por sueño polifásico u otras razones, simplemente continuará acumulándose, lo que eventualmente afectará la salud.

Dormir no debe ser ininterrumpido. No puedes dormir durante una hora, luego dos horas, combínalo con otras cuatro horas y decir que son siete horas, porque en realidad no son siete horas reales lo que se ha descansado. Si se tiene una ‘deuda’ de sueño, es como una cuenta bancaria… se están pidiendo préstamos a una tasa de interés muy alta. Para una hora de sueño, se necesita una noche completa de recuperación normal del sueño para compensar la diferencia.

¿De dónde viene?

En la naturaleza, muchos animales duermen de forma polifásica de forma natural. Este tipo de sueño es el estado de alerta constante que requiere la naturaleza para poder sobrevivir. Los perros o los gatos duermen varias veces a lo largo del día durante cortos períodos de tiempo, además que tienen un sueño ligero para poder estar atentos a lo que sucede a su alrededor.

Los seres humanos quizá hace miles y miles de años también éramos polifásicos y con los cambios de estilo de vida nos volvimos monofásicos. Aunque los primates también son monofásicos por lo que el misterio aún está sobre la mesa. El sueño polifásico está asociado a un estado de alerta constante y así evitar peligros.

En la literatura y la investigación sugiere que las personas tengan un sueño bifásico (acostarse temprano, levantarse temprano y luego dormir la siesta por un período prolongado más tarde en el día), pero hay sospechas de que las raíces son más ambientales que biológicas. Probablemente solo estaba relacionado con las necesidades ambientales, la falta de aire acondicionado, y cuándo sería más cómodo trabajar en un entorno de recolección de cazadores o en un entorno agrícola en horas menos intentas de calor o frío.

Las personas que trabajan en el turno nocturno tienden a tener más problemas de salud, como problemas cardíacos y disfrutan de vidas más cortas que las personas que trabajan durante el día. Hay genes circadianos que expresan ciertas señales para liberar melatonina cuando aparece la oscuridad, y esa es una señal es para dormir. Eso aparece alrededor de las 9 de la noche: un preludio para dormir dentro de las próximas dos horas y una hora para despertarse entre las 6 y 8 de la mañana.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.