¿Qué es el tabaquismo? Causas, síntomas, efectos y tratamiento

El tabaco es una planta, la cual puede ser consumida de cuatro formas diferentes: aspirada, lamida, fumada o mascada. Ésta está entre nosotros desde hace miles de años, donde los indígenas y otras poblaciones ya la consumían por el método de inhalación, es decir, fumada.

Por su parte, el tabaquismo es una adicción o dependencia al tabaco, considerada una de las enfermedades más adictivas y con mayor probabilidad de contraer complicaciones debido al daño que produce a la salud. Según un estudio, en los países desarrollados esta enfermedad es la principal causa de muerte prematura que puede ser evitada.

Debido a ello, hemos querido crear un artículo con información precisa y detallada, para de esa manera contribuir en informar a las personas sobre los daños que produce y cómo evitarlo.

Descubre todo acerca del tabaquismo

La dependencia al tabaco es un problema de salud que no sólo afecta a los consumidores de tabaco, sino también a las personas que se encuentran alrededor (en el caso de fumarla), los bebés de embarazadas que no pueden dejar el cigarrillo, entre otros. Además, no sólo se trata de un peligro para la salud, ya que el bolsillo del fumador es también uno de los más afectados.

El principal inconveniente, es que se trata de una adicción que produce más enfermedades, las cuales en su mayoría suelen ser crónicas o graves y aparte, se consume en la gran mayoría de países del mundo. A pesar de que cada país ha regulado la publicidad del mismo, la edad de consumo y los lugares donde es permitido fumar.

¿Cuáles son sus causas?

La principal causa es la nicotina, la cual es psicoactiva y a pesar de que aún no han encontrado relación con las enfermedades que produce el tabaco y las sustancias usadas en los cigarrillos, es la responsable de generar dependencia y adicción de tipo física, es decir, es el cuerpo el que necesita consumir la sustancia.

Por otra parte, también el hábito o costumbre y el factor social desempeñan un papel importante en las causas que incitan a la gente a fumar o consumir tabaco. Un ejemplo del hábito es el cigarrillo utilizado después de comer para la digestión; mientras que el factor social se refiere a fumar cuando se está con amigos, en fiestas u otros eventos, entre otros.

Sin embargo, las causas por las que una persona puede empezar a fumar son variadas. Según varias investigaciones, más de la mitad de fumadores empezaron antes de cumplir los 18 años de edad; lo que significa que el problema está latente en los jóvenes adolescentes.

Esto se puede deber principalmente a que esa etapa es una de las más difíciles, en donde los adolescentes no tienen bien claro cuáles son las consecuencias de sus actos o simplemente se trata de un acto de rebeldía. Por ejemplo, en dicha edad es posible considerar fumar por los siguientes motivos:

  • Los padres o representantes de los jóvenes consumen tabaco, lo cual hace que éstos tengan interés o curiosidad en probarlo.
  • El grupo de amistad empieza a fumar e invitan al joven a probar.
  • Los ambientes sociales están repletos de personas que fuman, algo que ellos pueden notar y deciden probar para no sentirse “fuera de ambiente”.

Por otra parte, es posible encontrar otras causas que podrían hacer que un individuo de cualquier edad empiece a fumar, como por ejemplo:

  • Predisposición genética.
  • Influencia generada por los medios de comunicación.
  • Influencia por publicidad.
  • Automedicación.
  • Desinformación.
  • Reducir o prevenir el estrés.

Sin embargo, ninguna de las causas debería ser suficiente como para realizar un acto que daña la salud, el bolsillo y afecta a las personas no fumadoras de nuestro alrededor. Por lo tanto si eres un afectado, te recomendamos ir al apartado de tratamientos para dejar este el tabaco.

Síntomas de la dependencia al tabaco

El tabaquismo, al igual que otras enfermedades como el alcoholismo, presenta síntomas que hace evidente que una persona consume tabaco de forma excesiva.

  • Existe una gran necesidad por consumir tabaco.
  • Dificultad para dejar de fumar.
  • Tos, bronquitis o silbidos en el pecho.
  • Fatiga general.
  • Extremidades frías.
  • Síntomas presentados por enfermedades producidas por la dependencia al tabaco.

Si una persona presenta alguno de estos síntomas, lo más seguro es que tenga un problema con el tabaco. Además, es fácil saber si una persona fuma con tan sólo oler su aliento o manos.

¿Qué enfermedades causa la adicción al tabaco?

Como mencionábamos, existen muchas enfermedades que pueden ser causadas por la dependencia al tabaco, entre las cuales encontramos diferentes tipos de tumores, como el del labio, faringe y boca, estómago, esófago, vejiga, riñón, tráquea, páncreas, laringe, entre otros; al igual que también enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Por ese motivo es que informábamos los datos presentados por la OMS, en la que se ubica el tabaquismo como la primera enfermedad crónica y adictiva que causa muerte prematura en varios países del mundo.

¿Qué tipo de fumadores existen?

Existen diferentes tipos de fumadores: el negativo, hedonista, crónico, drogodependiente y pasivo. Todos ellos con sus propias características, pero que se relacionan por inhalar humo de tabaco.

  • El negativo es aquel que sólo utiliza el cigarrillo como si se tratase de un método de relajación, lo cual suele ser en situaciones complejas.
  • El crónico es aquel que suele fumar gran cantidad de tabaco sin ser consciente del daño que está haciéndose a sí mismo.
  • El hedonista sólo fuma de vez en cuando, es decir, tiene control de la sustancia. Además, disfruta cada cigarrillo.
  • El drogodependiente, como su nombre lo indica, es aquél que es adicto y dependiente a la sustancia en mayor grado que todos los demás; al cual no puede faltarle los cigarros y puede estar fumando constantemente uno tras otro. Este estaría ubicado en lo más alto de la escala de tabaquismo.
  • Por último está el pasivo, el cual no fuma cigarro pero inhala el humo producido por la combustión del tabaco ya que está rodeado de fumadores. Como dato curioso, estos suelen ser los más afectados de todos los tipos de fumadores.

Tratamiento para el tabaquismo

Para curar una enfermedad crónica como ésta, primero se debe ser consciente del daño que éste produce y que el individuo es dependiente física, mental o ambas. Una vez aceptado el problema, se puede realizar diferentes tipos de tratamientos para la adicción al tabaco: sustituto de nicotina, terapias de grupo o individuales y medicación.

  • El sustito de la nicotina es un tratamiento en el cual se administra nicotina a través de otra vía, como por ejemplo con parches para la piel. Esto disminuirá los síntomas del síndrome de abstinencia y también reducirá la dependencia del individuo hacia el tabaco para lograr dejar de fumar con mayor facilidad.
  • El tabaquismo también puede ser tratado con medicamentos, los cuales ayudarán a sustituir la nicotina, evitar los síntomas de la abstinencia y dejar el tabaco debido a la anulación de dependencia física.
  • Por último también están las terapias de grupo o individuales, las cuales ayudarán al paciente a tratar la dependencia psicológica del tabaco.

Si te gustó la entrada te invitamos a difundirla en tus redes sociales para dar a conocer la información a todas las personas. Si cada quién pone su grano de arena, de seguro podremos lograr que más personas estén informadas de esta enfermedad tan desbastadora y tal vez en algún momento, cumplir el objetivo de eliminar el tabaco de la sociedad.


2 comentarios

  1.   carlos torres aguirre dijo

    me gustaria que en el caso de este artículo proporcionaran como se puede atacar psicológicamente el problema de la adicción del tabaco.

  2.   Laura Sofia Cano Dorado dijo

    esto es bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.