Saltar al contenido

Tendido en mi lecho de muerte

Tendido en mi lecho de muerte

A todos nos va tocar tarde o temprano acostarnos en eso que llaman “el lecho de la muerte”. Serán momentos intensos, de incertidumbre, quizás angustia, quizás dolor. Espero que en mi lecho de muerte me acuerde y me sienta orgulloso de estos 9 pensamientos. Algunos son momentos vitales de mi vida, otros son decisiones importantes.

Algunos puede que no los entiendas. Seguro que tú tienes tus propios pensamientos. Quizá compartas conmigo algunos de ellos. Forman parte de mi vida.

1) Tendido en mi lecho de muerte pensaré que la ruptura de la convivencia con mi “Ex” fue de las mejores cosas que me han pasado en la vida. No tanto por ella sino por sus acólitos.

2) Tendido en mi lecho de muerte no me acordaré de los años que perdí en mi juventud haciendo tonterías de gran calibre y malgastando mi tiempo en personas que no merecían la pena.

3) Tendido en mi lecho de muerte no me acordaré de las miles de horas improductivas que he malgastado en mi vida.

4) Tendido en mi lecho de muerte me acordaré del día en que tomé la decisión de no tomarme la vida en serio.

5) Tendido en mi lecho de muerte me acordaré de los buenos momentos que pasé en mi infancia, de mis amigos en la niñez, de mis primos/as, de las rodillas sucias, las bombas de arena, la construcción de canales artificiales de agua tras una tormenta, de mis primeros enamoramientos, de mis partidos de football… Seguiría sin parar hasta el amanecer.

6) Tendido en mi lecho de muerte estaré orgulloso de haber ido contracorriente y haber defendido mis ideas y opiniones frente a la incomprensión de la mayoría.

7) Tendido en mi lecho de muerte recordaré esos momentos de placer que tuve al realizar cosas prohibidas.

8) Tendido en mi lecho de muerte me sentiré orgulloso por no amar al dinero.

9) Tendido en mi lecho de muerte miraré a los ojos de las personas que quiero y les diré un “hasta luego”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.