Saltar al contenido

Tengo un gran sueño… y nada de motivación

Objetivo

Así como todas las personas en este mundo, yo tengo un sueño de lo que quiero llegar a ser. Sin embargo, en mi caso, este sueño va más allá de una simple profesión. Realmente quiero que se convierta en una realidad.

ObjetivoMi problema es que no encuentro la suficiente motivación para realizar los pasos necesarios para alcanzarlo. No te voy a mentir, soy bastante perezoso. Sólo tengo la sensación de que es demasiado grande para mí. hay veces que emprendo algún proyecto, pero como era de esperar, me aburro y me doy por vencido.

No sé si lo que me falta es motivación o estoy buscando algo diferente, pero necesito ayuda desesperadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (6)

Estimado amigo/a:

En relación a tu consulta, me gustaría decirte que si tienes claro cuál es ese objetivo que determina quién quieres llegar a ser, tienes un buen camino andado frente a muchas otras personas que van llevando su día a día sin demasiada pasión ni felicidad; y que realmente no son conscientes de ello; o lo son pero no saben hacia dónde encaminar su vida.

Al decir: “como era de esperar” asumes inconscientemente que te aburres y te das por vencido siempre que afrontas un proyecto. Esto puede ser cierto en el pasado, pero no tiene por qué serlo en el futuro. Te pediría que reflexionaras sobre una cosa, y es que si hicimos varias acciones que no respondieron a nuestras expectativas en el pasado (imagina que tres veces trataste de prepararte para terminar una maratón y no lo conseguiste) eso no tiene por qué llevarte a la conclusión: “nunca terminaré una maratón”, o si te planteas de nuevo hacer otra, no quiere decir que “como era de esperar” no vayas a conseguirlo. Cada vez que afrontamos algo nos estamos dando el derecho de aprender de la experiencia, independientemente del resultado, y todo aquello que te ha llevado a ser quien eres hoy, no condiciona quien serás mañana.

Yo te aconsejaría que te concentraras de nuevo en ese sueño final, que realmente lo consigas ver nítido y completaras de él cualquier duda que pudieras tener sobre el resultado que querrías y, a partir de ahí, que antes de pasar a la acción, diseñes un plan. Un plan progresivo donde tengas puntos intermedios que te refuercen en la idea de que realmente estás avanzando hacia el objetivo, que vas pasando etapas. Es como si tuvieras una tarta enorme que quisieras comer, pero no pudieras comerla toda de golpe… hay que trocear e ir comiendo uno a uno. Después de eso, pasa a la acción con determinación y ve concentrándote en cada etapa… verás como aumentan muchísimo tus opciones de acercarte a la meta final.

Un cordial saludo, y mucha suerte!

Luis M. Gil – Inspira y Avanza

Responder

ciertamente lo que hay que hacer en estos casos, es intentar estar disponible a animarse, aunque, digo, aunque en el momento no haya en tu corazon un entusiasmo, pero declara que stas estas disouesto a animarte y repitetlo varias veces y siente que estas convencido.solo es intentarlo .si no intentas jamas sabras que tan cierto es.

Responder

ciertamente lo que podriamos hacer en estos casos , es intentar estar disponibles a animarse, aunque ,
digo,, aunque en el momento en tu corazon no ests entusiasmado, solo declara que estas dispuesto animarte
y repitetelo varias veces cada vez que lo recuerdes, a la vez intenta sentirte convencido que lo que estas
haciendo te dara los resultados esperados, solo intentalo, si no lo intentas como vas a saberlo. espero
te vaya bien

,

Responder

Hola, me siento un poco identificado contigo y creo que tengo la falta para que tus objetivos lleguen a buen puerto.

Busca un socio, un colaborador, un coach, un compañero, …, llámalo como quieras pero necesitas una persona con tus mismas inquietudes que sea tu compañero de viaje. El compromiso mutuo hará que cada parte se esfuerce para no defraudar al otro y para demostrar su valía.

Bajo mi punto de vista esta es la única estrategia que se puede utilizar cuando no somos capaces de generar la suficiente motivación por nosotros mismos.

Ánimo y fuerza para tus proyectos.

Responder

Hola, me siento un poco identificado contigo y creo que tengo la falta para que tus objetivos lleguen a buen puerto.

Busca un socio, un colaborador, un coach, un compañero, …, llámalo como quieras pero necesitas una persona con tus mismas inquietudes que sea tu compañero de viaje. El compromiso mutuo hará que cada parte se esfuerce para no defraudar al otro y para demostrar su valía.

Bajo mi punto de vista esta es la única estrategia que se puede utilizar cuando no somos capaces de generar la suficiente motivación por nosotros mismos.

Ánimo y fuerza para tus proyectos.

Responder

Tengo un hijo de 19 años hace 2 se fue a estudiar a la Coruña y ahí empezó el problema'siempre fue buen estudiante y ahora dice que no tiene motivación por nada esto es normal , dice que quiere estudiar pero que no puede

Responder