¿Qué son las teorías de la personalidad?

Es un hecho innegable, que lo que distingue al ser humano de sus semejantes es su forma de pensar, de sentir y de percibir la realidad. Es nuestra forma de relación con el entorno lo que nos diferencia, y la manera en que una persona reacciona los estímulos, es una definición general de lo que se considera personalidad.

Por eso vemos que de un individuo a otro varía la reacción a un estímulo determinado. Algunas personas se paralizan ante el miedo, otras lloran y algunos reaccionan con eficacia y rapidez ¿Por qué reaccionamos en diferente manera a una misma situación?

Esta interrogante ha ocupado la mente de grandes pensadores, quienes han tratado de descubrir la raíz de esta diferencia ¿Qué es lo que la origina? Y por ellos se han desarrollado múltiples teorías de la personalidad.

Estudio teórico de la personalidad

Muchos autores han establecido como agente causal de las variaciones de personalidad a las diferencias individuales, que se definen como la resultante del contexto social, familiar, histórico y ambiental que rodean el desarrollo de la persona, y que determinan su interacción y reacción ante los diferentes estímulos.

Las interacciones humanas, son un proceso clave en muchos aspectos que involucran el orden y creación de diversos sistemas en el ámbito cotidiano de la sociedad, es por ello que grandes exponentes de la rama psiquiátrica y psicológica, como Freud, Maslow y Jung, prestaron especial atención en los factores que determinan el desarrollo del ser humano, sobre los que basaron diversas teorías de la personalidad. El campo de la psicología que estudia esta área, engloba desde una búsqueda empírica simple de las diferencias entre seres humanos, hasta la indagación filosófica que busca dar respuesta al sentido de la vida.

Muchas teorías parten sus estudios, desde la definición de la influencia en las reacciones socio- afectivas que determinaron el desarrollo y evolución de un individuo; hasta el contexto histórico y ambiental, que expusieron al individuo a determinados eventos que pudieron empujarle a generar ciertos rasgos característicos de su personalidad. La constitución genética, se dice en nuevas tendencias que limita nuestro aprendizaje, ya que se supone que los genes, en su carácter de estructura que transmite información, actúan como vectores, a través de los cuales nuestros antepasados nos heredaron parte del aprendizaje que ellos desarrollaron en su contexto.

Como puede notarse, este es un ramo extenso, y en cierta forma goza de imprecisión en sus criterios, debido  a la carencia de instrumentos y métodos que determinen parámetros absolutos, lo que hace de la subjetividad un de una característica presente, en mayor o menor medida, en los estudios psicológicos. Sin embargo, los métodos de observación, y de comprobación de postulados a través de métodos de ensayo y error, han permitido la construcción de teorías generalizadas, que se considera,  dan respuestas a las interrogaciones sobre el tema de la personalidad.

Aspectos que influyen en el postulado de teorías de la personalidad

El desarrollo de una teoría en el ramo de la psicología de la personalidad, resulta una tarea delicada, por lo que el científico en su carácter de ente evaluador, debe buscar mantener la imparcialidad de juicio evitando los fallos, o incurrir en el desarrollo de un postulado no acorde con el fenómeno evaluado. El desarrollo de una hipótesis fallida supone una pérdida de prestigio para el psicólogo que la propone, y adicional a esto contribuye a generar un estado de caos y confusión en el medio sobre la que es planteada.

En el desarrollo de las teorías de la personalidad, se han identificado tres factores que condicionan el juicio imparcial en el individuo que realiza el estudio:

  • Dogmatismo: está muy ligado al concepto del arquetipo, ya que el ser humano se aferra a los conceptos que han funcionado en tiempos pasados. Por eso al estudiar cómo se desenvuelve el ser humano en su medio, nuestro carácter dogmático puede buscar anteponer juicios pasados como justificación de los eventos observados. Esto limita la veracidad del estudio, y nos somete al riesgo de guiarnos por dogmas desactualizados.
  • Egocentrismo: Acá se engloban los factores característicos de la personalidad individual (experiencias,  factores genéticos y fisiológicos e historia familiar), ya que se considera que la personalidad propia influye en el enfoque del estudio realizado, y las conclusiones obtenidas.
  • Etnocentrismo: Se considera que el aspecto cultural que rodea el desarrollo del científico que efectúa la evaluación, influye fuertemente en sus criterios y percepciones. La cultura determina incluso los temas que son capaces de evaluar las personas, ya que en otras épocas, los psicólogos no se atrevían a tocar abiertamente temas de carácter sexual o religioso, debido al gran tabú que rodeaba el contexto de su estudio.

Basadas es los estudios particulares de cada científico, a continuación, se da explicación a las teorías planteadas sobre este tema por los principales exponentes en el área.

 

Perspectiva analítica

Las teorías de la personalidad basadas en esta perspectiva, giran en torno al desarrollo de acciones inconscientes. Se cree que el ser humano desconoce los factores que afectan su personalidad, se considera  el auto-conocimiento y auto-concepto como limitados.

 

Personalidades arquetípicas de Jung: Este científico creía que la personalidad se desarrollaba en la fase adulta. Jung experimento con procesos del inconsciente, basándose en estudios sobre los sueños y fantasías. Jung consideró el inconsciente una herramienta poderosa para desentrañar los misterios que rodeaban al psique.

 

Este científico, cuyos estudios no forman parte de la corriente principal de la psicología, desarrolló una teoría basada en arquetipos que son imágenes establecidas en un sentido general que representan la visión general de la sociedad sobre un evento, concepto o principio Los principales arquetipos definidos por Jung son: la madre, el padre, la sombra, el ánima y el ánimus, el héroe y el trickster.

Sigmund Freud: Es el padre del psicoanálisis, creía que la fase de desarrollo de la personalidad (a diferencia de lo establecido por Jung) ocurría en la infancia, y creó una teoría basada en objetos, en la que se concibe la estructura psíquica dividida en 3 partes:

Ello: Es la parte de la personalidad determinada por pulsiones y deseos básicos (hambre, sueño, sed, sexo), y que no establece acciones basadas en juicios racionales. El ello actúa en base a una satisfacción inmediata, y no considera efectos ni consecuencias. Por muchos es definida como la parte animal e instintiva del ser humano.

Superyó: Es la parte consciente y moral del psique humano, definida como la estructura que pone en tela de juicio los actos, tomando como principio las reglas, y otros parámetros éticos, considerando si su realización es adecuada.

Yo: Estructura intermedia que pone en juicio ambos extremos, el de las reglas, y el instintivo (de satisfacción de necesidades básicas). A esta estructura le atribuye el desarrollo de mecanismos de defensa a situaciones psicológicas complejas (negación, reacción, identificación, racionamiento), definiendo la ansiedad como la respuesta al fracaso de adaptarse a la realidad.

 

Perspectiva psico-analítica y social: Las teorías de la personalidad de esta rama se basan en la combinación de los postulados del psicoanálisis, con el medio social que rodea al individuo:

 

 

Alfred Adler: Su teoría se conoce como psicología individual, ya que el científico enfocó su atención en que cada persona es única, sosteniendo que cada persona debe entenderse desde una perspectiva social y no biológica. Este científico se basa en que el individuo se desarrolla bajo un deseo evolutivo que lo induce a superar su complejo de inferioridad. Este autor introdujo los conceptos de estos complejos (de superioridad e inferioridad) como determinante en el desarrollo de psicosis, la cual puede influir en el desarrollo de estilos de vida errados (tipo gobernante, tipo de quien consigue, tipo evasivo) o a un estilo de vida sano (tipo útil).

 

Erik Erikson: Para el desarrollo de su aporte a las teorías de la personalidad, realizó un análisis de las perspectivas sociales de las etapas del desarrollo definidas por Freud, es decir, para cada etapa freudiana estableció una analogía desde la perspectiva social.

El enfoque de este científico acercó el enfoque psicoanalítico que considera las relaciones sociales y culturales en lugar de enfocarse únicamente en los procesos individuales de la persona.

Karen Horney: Ella emitió una teoría que enfoca el psicoanálisis desde un punto de vista interpersonal. Consideró que la conducta era afectada por los conflictos y las alteraciones de la conducta surgían a raíz de problemas no resueltos. Estableció tres tipos de acciones neuróticas: Ir hacia la gente, ir en contra de la gente o alejarse de la gente.

Perspectiva de los rasgos

 

 

Los rasgos son variables que en suma moldean las características de una persona, en esta corriente, los investigadores se centraron en el estudio de los mismos:

 

Allport: Este científico estableció una teoría en lo que se ha definido como basada en el “sentido común”, afirmando que desde la infancia temprana hay consistencia en el desarrollo de la personalidad. El creía en la influencia de factores biológicos y psicológicos sobre la personalidad.

 

 

Cattell: Este científico pensaba que la personalidad era un factor que permitía predecir cómo sería la reacción de una persona ante unas circunstancias en específico, donde los rasgos son las unidades a las que podemos dar un valor predictivo. La contribución más importante que él realizó fue la sistematización de la personalidad, y trabajó el contraste de estos rasgos en diversos individuos.

 

 

Perspectiva cognoscitiva:

 

Las teorías de la personalidad desarrolladas en esta corriente, se centran en el factor cognoscitivo como determinante en el proceso, en el que el individuo se asume como el ente capaz de moldear las características que definirán su conducta. Entre las teorías planteadas en esta perspectiva, tenemos:

Kelly:  Su teoría es conocida como “de los constructos personales”, y estuvo basada en el estudio de los pensamientos del individuo. Difiere de los enfoques cognoscitivos, en el hecho de que se centra en el individuo, y no en las circunstancias que los rodean, ya que, para Kelly, la personalidad es la resultante de procesos internos.

 

Mischel y Bandura: Psicólogos conocidos por su enfoque cognoscitivo del aprendizaje social. Aportando con su teoría, el apoyo a el hecho, de que el factor cognoscitivo constituye una variable importante en la definición de la personalidad. Son conocidos por romper con las variables de estudio, definidas en función de rasgos.

 


Un comentario

  1.   Apolo Zuleta Navarro dijo

    Sin ser experto en este tema, creo que casi todas estas teorías tiene coherencia con la realidad de la formación de la personalidad pero me parecen más correctas y claras las afirmaciones de Freud y Erikson es decir la mayor parte del sistema mental, incluida la personalidad, se desarrolla entre los 0 y los 5, o , 6 años y evidentemente existe influencia social como dice Erikson, pero eso es lo mismo que el entorno ambiental que tengo entendido que Freud ya lo había considerado en su teoría. Me extraña que NO aparezca en estas teorías la influencia inmensa que tiene el software del ADN en la construcción de la personalidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.