Tepazepan: Qué es, para qué sirve y efectos secundarios

Si te han recetado tepazepan es posible que sea para iniciar un tratamiento de neurosis orgánicas y funcionales, un trastorno psicosomático o disponías neurovegetativas. También se utiliza para tratar alteraciones de la personalidad que están condicionadas por ansiedad, angustia o psicopatías. Está compuesta por cápsulas y se suelen tomar de 1 a 3 al día.

Acción farmacológica

Para entender la acción farmacológica del tepazepan es necesario tener en cuenta la fórmula que tiene. A continuación vas a entender para qué sirve teniendo presente sus componentes.

Sulpirida

La sulpirida es un derivado del grupo de la benzamidas sustituidas. Éstas actúan interfiriendo en la transmisión de dopamina en el cerebro de la persona y bloquean los receptores D2 de las regiones límbica y cortical, responsables de los efectos antisicóticos. De esta manera se estimula gracias a la sulpirida la producción de prolactina y se utiliza para prevenir úlceras.

Diazepam

El diazepam es una benzodiazepina que actúa directamente como un depresor del sistema nervioso central (SNC) estimulando los receptores para la activación del sistema reticular ascendente. Esta estimulación incrementa la inhibición y el bloqueo de la región cortical y límbica seguida de la estimación de formación del tallo reticular del cerebro. Por lo que en lugar de sentir ansiedad se produce un efecto hipnótico sedativo en la persona.

Piridoxina Clorhidrato

Que es lo mismo que vitamina B6. Se encuentra en la deficiencia en los estados de estrés y ansiedad, además de que favores la síntesis del GABA. (ácido gamma-aminobutírico).

Para qué sirve el tepazepan

Si te tienes que tomar tepazepan es posible que sea porque presentas algunas de estas características:

  • Tienes estados de neurosis con ansiedad o angustia que te alteran el estado de ánimo.
  • Presentas un cuadro psicofuncional: problemas gastrointestinales, cardiovasculares o nervioso.
  • Tienes trastornos funcionales digestivos de origen nervioso.
  • Presentas alteraciones de la conducta y comportamientos propios de un estado de ansiedad.

Qué debes tener en cuenta si tomas este medicamento con otros

Si tomas este medicamento con otros, debes saber que puede interaccionar. No solo interacción con los medicamentos, si no que con alimentos, también. En principio no debe asociarse a otros tranquilizantes o hipnóticos ni con la L-Dopa, por contener vitamina B6 (piridoxina). Los efectos del diazepam pueden ser potenciados por el alcohol y otros depresores del SNC.

  • También existen algunas contraindicaciones de la toma de este medicamento. Siempre que tomes tepazepan tendrás que tener en cuenta lo siguiente y comunicarlo a tu doctor antes de empezar el tratameinto:
  • Si tienes hipersensibilidad a algunos de los componentes
  • Si tienes miastenia grave
  • Si tienes epilepsia o antecedentes familiares de epilepsia
  • Si tienes hipoalbuminemia puede aumentar los efectos secundarios sedantes
  • Si tienes daños en el hígado
  • Si tienes apnea de sueño

Es muy importante tener en cuenta que durante el embarazo el diazepam puede atravesar la placenta y en una mujer embarazada deberá valorar el médico si receta el medicamento o no teniendo en cuenta los pros y los contras (riesgo/beneficio). Durante el primer trimestre el uso del tepazepan puede provocar malformaciones en el bebé. Es mejor evitarlo totalmente durante el embarazo, sobre todo durante el primer trimestre. Si se usa este medicamento el bebé puede nacer con el síndrome de abstinencia y otros síntomas peligrosos como problemas de salud o dificultad para alimentarse.

Tampoco es aconsejable tomar el medicamento durante la lactancia materna porque se distribuye en la leche para el bebé. El uso crónico de diazepam en mujeres que amamantan causa letargo y pérdida de peso en el bebé.

Si tienes que hacerte una prueba de prolactina o de hormonas tiroides en sangre, la toma de tepazepan puede alterar los resutlados.

Posibles efectos secundarios

Como todos los medicamentos, el tepazepan puede ocasionar efectos secundarios a las personas que lo toman. Es necesario estar atento/a a estos efectos secundarios para saber si realmente el medicamento sienta bien o es mejor cambiarlo por otro que no te presente tantos efectos secundarios. Las reacciones adversas o efectos secundarios más comunes son: Somnolencia, fatiga, ataxia y en raras ocasiones, sequedad de boca, hipotensión, visión borrosa o erupciones cutáneas.

También se pueden dividir en más frecuentes, menos frecuentes o raras.

Frecuentes

  • Ataxia especialmente en ancianos o personas débiles
  • Mareos
  • Somnolencia
  • Lenguaje poco entendible

Menos frecuentes o raros

  • Dolores o calambres abdominales
  • Visión borrosa u otros cambios en la visión
  • Cambios en la libido
  • Resfriados
  • Diarrea
  • Sequedad de boca
  • Euforia
  • Cefalea
  • Incremento de las secreciones bronquiales o excesiva salivación
  • Espasmo muscular
  • Náuseas o vómitos
  • Problemas con la micción
  • Temblores
  • Cansancio inusual

Si te ocurren algunas de estos síntomas cuando pasen dos o tres días desde el inicio del tratamiento, entonces deberás acudir a tu médico inmediatamente porque igual habrá que suprimirlo: insomnio, irritabilidad, nerviosismo, calambres abdominales o estomacales, confusión, despersonalización, depresión mental, calambres musculares, náusea o vómitos, disturbios preceptúales, incluyendo hiperacusia, hipersensibilidad al tacto y al dolor, parestesias, fotofobia, taquicardia y temblores. Convulsiones, delirio, alucinaciones o síntomas paranoides.

Si tienes estos efectos secundarios deberás ir a tu sala de urgencias cuanto antes:

  • Amnesia anterógrada
  • Ansiedad
  • Confusión
  • Depresión mental
  • Palpitaciones otaquicardia
  • Desorientación
  • Desilusión o despersonalización
  • Reacciones alérgicas
  • Cambios de conducta
  • Distonía muscular
  • Disfunción hepática; hipotensión
  • Debilidad muscular
  • Comportamiento agresivo
  • Ictericia
  • Movimientos musculares involuntarios
  • Alucinaciones
  • Trombosis venosa
  • Convulsiones

Peligro de dependencia

El uso de benzodiazepinas puede inducir a una dependencia. Esto ocurre, principalmente, tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo. Para prevenir al máximo este riesgo deben tenerse en cuenta estas precauciones:

La toma de benzodiazepinas se hará sólo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes) y nunca aconsejarlas a otras personas No aumentar, en absoluto, las dosis prescritas por el médico, ni prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado. Consultar al médico regularmente para que decida si debe continuarse el tratamiento.

Al cesar la administración puede aparecer inquietud, ansiedad, insomnio, falta de concentración, dolor de cabeza y sudores. No se recomienda interrumpir bruscamente la medicación, sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo siempre con las instrucciones del médico.

En caso de sobredosificación o intoxicación accidental se recurrirá a lavado gástrico y tratamiento sintomático. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de información Toxicológica. Teléfono 915 620 420.

Fuente sobre efectos secundarios


Categorías

Salud

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.