Tipos de aprendizaje más efectivos

La gran mayoría piensa que el aprendizaje tiene un único camino, pero lo cierto es que existen distintos tipos de aprendizaje a través de los cuales una persona puede adquirir los conocimientos necesarios para evolucionar, adquiriendo no sólo los conocimientos sino también los valores, habilidades y actitudes necesarios para poder convivir en sociedad y llevar a cabo cualquier tipo de actividad o proceso al que nos queramos dedicar.

El aprendizaje implícito

Se trata del que podríamos considerar como aprendizaje inicial, ya que el aprendizaje implícito es aquel que tiene lugar sin que exista una intención o consciencia de que se está aprendiendo.

Es decir, ese tipo de aprendizaje tiene lugar sin que nos demos cuenta, como el hecho por ejemplo de aprender a andar o incluso aprender a hablar.

El aprendizaje explícito

Sin embargo, en el caso de que exista un interés por aprender algo determinado, evidentemente aparecen la consciencia y por tanto hablaríamos de un aprendizaje explícito, de manera que vamos a obtener una información de forma voluntaria y forzaremos a nuestro cerebro a que la aprenda.

En este caso, para el aprendizaje explícito es necesario activar los lóbulos prefrontales, lo que significa que tendremos que hacer uso de la parte más evolucionada de nuestro cerebro. Esto significa que la gran mayoría del resto de animales no tienen la capacidad o, al menos, no la misma capacidad que el ser humano para el aprendizaje explícito.

El aprendizaje asociativo

En este caso hablamos de que la persona aprende la asociación existente entre los estímulos o entre un estímulo y un comportamiento, y se presenta en diversas modalidades que dependen de los diversos desarrolladores de este tipo de aprendizaje.

El aprendizaje no asociativo

En este caso, el aprendizaje se centra en el cambio de respuesta frente a un estímulo determinado que se repite.

Este tipo de aprendizaje también tiene una parte inconsciente que es el hecho de que tiene lugar sin que lo forcemos, de manera que, al vernos sometidos a un mismo estímulo de forma constante, finalmente se crea un hábito que permite normalizar la situación aunque en realidad nada haya cambiado en el exterior.

Como ejemplo podríamos poner el hecho de tener un vecino que toca un determinado instrumento, lo cual al principio posiblemente pueda molestarnos, pero con el paso del tiempo al final lo aceptamos de forma inconsciente de manera que muchas veces no nos damos cuenta de si ese día ha estado tocando o no.

El aprendizaje significativo

Pasamos a este otro de los tipos de aprendizaje más interesantes en el que la persona obtendrá una información la cual procederá a seleccionar en función de sus necesidades, crear una organización y seguidamente establecerá unas relaciones en base al conocimiento que ya había obtenido anteriormente, lo cual significa que está utilizando unos conocimientos ya existentes en su persona para adquirir otros totalmente nuevos.

El aprendizaje cooperativo

Es un tipo de aprendizaje en el que la persona aprenderá en compañía de otros individuos, para lo cual se suelen crear grupos que generalmente no excederán de seis miembros, de manera que cada uno tendrá una responsabilidad dentro del mismo. Todo será gestionado y controlado por parte del profesor.

El aprendizaje colaborativo

Se trata de un tipo de aprendizaje que tiene similitudes con el aprendizaje cooperativo, pero en este caso serán los integrantes del grupo los que tomarán la decisión acerca del modo en que se abordará la solución al problema planteado por el profesor.

El aprendizaje emocional

Damos un salto en este caso hacia el aprendizaje emocional, un tipo de aprendizaje que se centra en mejorar la capacidad para administrar nuestras emociones con la mayor eficiencia posible.

Se trata de una modalidad esencial que además tiene una gran relevancia a nivel psicológico, pudiendo beneficiar considerablemente todos los aspectos de nuestro día a día, logrando así una mejor calidad de vida y por supuesto una mayor capacidad para relacionarnos y para desarrollarnos de forma personal.

El aprendizaje observacional

Como su nombre indica, el aprendizaje observacional se basa en el aprendizaje a través de la imitación y observación de una o varias personas que serán las denominadas “modelo, de manera que se observan conductas para posteriormente adquirirlas e introducirlas en los hábitos individuales.

El aprendizaje experiencial

Es un tipo de aprendizaje que se basa en nuestras experiencias, de manera que aprendemos tanto de nuestros aciertos como de nuestros errores, dando lugar a la reflexión y a la valoración personal en función de nuestros conocimientos, características y capacidades.

Eso sí, es importante tener en cuenta que este aprendizaje puede ser positivo o negativo en función de las experiencias vividas por la persona, y muy especialmente de su capacidad para analizar con detalle la cara válida y la que puede suponer un perjuicio para nosotros o cualquiera de las personas que puedan pasar por nuestra vida.

El aprendizaje por descubrimiento

Se trata de un tipo de aprendizaje muy activo, ya que es la persona la que se encarga de buscar el conocimiento, de manera que toma una actitud activa con el objetivo de descubrir, relacionar y organizar los conceptos para conseguir adaptarlos a su propio esquema cognitivo.

El aprendizaje memorístico

Pasamos a este tipo de aprendizaje que se basa en fijar en nuestra memoria los conceptos que queremos aprender sin la necesidad de entenderlos, de manera que tan sólo memorizamos aunque realmente no le estemos dando un valor a ese conocimiento que nos sirva más que para repetir posteriormente.

El aprendizaje receptivo

Y terminamos el listado con el aprendizaje receptivo, que es aquel en el que el individuo recibe una determinada información que será la que deberá absorber, de manera que estamos hablando de un aprendizaje pasivo, y un buen ejemplo de ello es cuando el profesor facilita una serie de fotocopias o se centra en una determinada página de un libro, y va explicando todo el contenido pero centrándose exclusivamente en los textos facilitados, es decir, aporta un texto y el alumno va leyendo a la vez que el profesor va explicando lo leído, de manera que el alumno tan sólo tiene que seguir la lectura e ir entendiendo todo para que entre en acción lo que denominamos aprendizaje receptivo.

Estos son todos los tipos de aprendizaje más efectivos y que habréis observado tiene lugar en la actualidad, y dentro de todo es importante que tengamos en cuenta que lo ideal es realizar una buena combinación que nos permita absorber los conocimientos necesarios garantizando que también trabajamos nuestra capacidad para descubrir, sintetizar, averiguar y en general para enfocar nuestro aprendizaje en la dirección que más nos interese, consiguiendo de esta forma alcanzar nuestros objetivos.


Un comentario

  1.   Mará Abrigo dijo

    Gracias la información ayuda a entender mehor sobre los aprendizas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.