Conoce todos los tipos de discriminación

La discriminación es un rechazo que se produce al tratar de forma diferente a una persona o grupo de personas en base a características particulares que pueden ser físicas, culturales, etc., algo que puede crear graves problemas psicológicos en la persona que es rechazada, razón por la cual es importante que conozcáis todos los tipos de discriminación para que hagáis lo posible por evitarlos y sobre todo también por detectarlos para poner remedio en caso de que sea necesario.

Los orígenes de la discriminación

Cabe destacar que la discriminación es tan vieja como la propia naturaleza, y es que se presenta no sólo en el ser humano sino también en otras especies animales que basan su comportamiento en función de criterios que pueden ir desde la diferenciación por características físicas, la presencia de minusvalías en algunos ejemplares, el no pertenecer al grupo, el sexo, la raza, los bienes que puede poseer o dejar de poseer, sus creencias religiosas o políticas, etcétera.

Básicamente debemos entender la discriminación como el rechazo hacia una persona en base a este tipo de características, y en este sentido lo podemos encontrar en tantos casos en la sociedad que resulta difícil que alguno de vosotros no haya podido ver un ejemplo de este tipo de situaciones.

Por ejemplo, esa persona tan inteligente a la que otros rechazan, o ese chico que acaba de llegar de otro país y nadie se hace su amigo, ese niño que quiere jugar con el grupo de niñas, pero no puede por ser de un sexo diferente, etcétera.

Cabe destacar que la discriminación se presenta en diferentes grados, de manera que hay casos en los que puede llegar a hacer mucho daño y otros en los que directamente no llegan a afectar a la persona marginada o discriminada, o incluso pueden afectar a un cierto nivel, pero con el paso del tiempo se corrige fácilmente ya que esa discriminación tiende a desaparecer de forma natural. Esto es muy habitual por ejemplo cuando llega un niño nuevo a un colegio y al principio es discriminado por los grupos que ya están formados (sin que haya desprecio), pero tarde o temprano acaba entrando fácilmente a alguno de ellos, con lo que generalmente se corrige el problema.

En cualquier caso es importante conocer los distintos tipos de discriminación para poder identificarlos lo antes posible y evitar que puedan afectar negativamente a las personas que haya en nuestro entorno. Incluso nosotros muchas veces discriminamos sin darnos cuenta, y es que se trata de un comportamiento demasiado asumido en la sociedad con lo que llegamos incluso a cometer pequeñas discriminaciones sin ser conscientes de ello, de manera que os animamos a que realicéis un ejercicio de reflexión y estudiéis esas situaciones en las que quizás vuestro comportamiento no es tan positivo como imaginabais.

Estos son los principales tipos de discriminación

A continuación vamos a clasificar los principales tipos de discriminación que se dan más frecuentemente en nuestra sociedad.

La discriminación colectiva

La discriminación colectiva es aquella en la que se discrimina a un grupo de personas en función de cualquier tipo de características. Por ejemplo, a una asociación dentro de un núcleo que pertenece a una cultura distinta o incluso a una raza diferente a la habitual en la zona.

La discriminación directa

En cuanto a la discriminación indirecta, estamos hablando de un tipo de discriminación en la que una persona trata de forma injusta descaradamente a otra en base a sus características. Es el tipo de discriminación más fácil de detectar, como por ejemplo el no aceptar que entre a jugar un partido un chico que presenta algún tipo de minusvalía.

La discriminación estructural

La discriminación estructural es aquella que parte de las instituciones políticas de manera que benefician a un grupo mientras que perjudican a otro. Por ejemplo, el hecho de que un determinado grupo dentro de la sociedad reciba unas ayudas sociales a las que no pueden acceder los que pertenecen a otro grupo diferente.

La discriminación indirecta

En cuanto a la discriminación indirecta hablamos de una discriminación que habitualmente pasa desapercibida debido a que llega a partir de ciertas normas que en principio no parece que vayan a afectar negativamente ni discriminar a nadie, pero en realidad si lo hacen.

Este asunto es muy delicado ya que muchas veces se produce la discriminación en base a la imposibilidad de ejecutar una tarea, de manera que la persona discriminada se siente afectada no ya por el hecho de ser rechazada sino por su condición, lo cual puede afectar negativamente a nivel emocional.

La discriminación individual

La discriminación individual es la que se realiza de un individuo a otro, de manera que una persona trata de malas maneras a otra habiendo o no terceras personas que apoyen este trato pero que en ningún momento participen en él.

La discriminación institucional

La discriminación institucional es un tipo de discriminación que llega desde las instituciones tanto públicas como privadas cuando se establecen unas normas que impiden el acceso a personas que estarían perfectamente capacitadas, pero dichas normas, las cuales habitualmente no tienen razón de ser, hacen que sea imposible su entrada.

Un buen ejemplo es cuando se pide que la persona que vaya a ocupar el puesto hable catalán cuando en realidad para ese puesto no es necesario debido a que hay una lengua oficial a nivel superior en España. Otro ejemplo es cuando se busca una camarera de grandes pechos discriminando a las que tienen los pechos de menor tamaño.

Básicamente, en ninguno de los casos se alteraría el normal funcionamiento, pero sin embargo se produce el rechazo.

La discriminación negativa

La discriminación negativa es aquella en la que la víctima o la persona discriminada es tratada de forma perjudicial, como por ejemplo no permitir la entrada a minusválidos en una determinada zona, o impedir la entrada a personas en función de su condición política, social, económica, cultural, etcétera.

La discriminación por creencias políticas

En cuanto a la discriminación por creencias políticas evidentemente hablamos de personas que son rechazadas por sus creencias políticas, de manera que reciben un trato desfavorable por no estar de acuerdo con la mayoría de opiniones.

Esto lo podemos ver muy a menudo en nuestra sociedad cuando una persona no puede expresar lo que verdaderamente siente debido a que no está bien visto en la sociedad, incluso aunque exista una evidencia clara de que sus palabras serían correctas, pero hay unas premisas sociales no escritas pero de obligado cumplimiento que implican la aceptación sin razonamiento alguno de determinadas formas de pensar, es decir, estamos obligados a aceptarlo “porque sí” y no podemos ponerlo a debate de ninguna de las maneras ya que seríamos criticados por ello y juzgados como personas que estamos en contra de la situación.

La discriminación por creencias religiosas

Se trata de un tipo de discriminación muy similar a la discriminación política, pero en este caso evidentemente cambiaríamos las creencias políticas por las creencias religiosas, de manera que la persona rechazada no comparte las mismas creencias (o ausencia de ellas) que los discriminadores.

La discriminación por discapacidad o enfermedad

Se trata de una de las discriminaciones más habituales en la actualidad, y se centra en el trato injusto que reciben algunas personas debido a que padecen algún tipo de enfermedad o discapacidad.

Un buen ejemplo de esto sería el no aceptar a una persona dentro de un grupo por tener SIDA, o excluir a una persona sorda de un grupo de trabajo porque se considera que puede costar más comunicarse entre todos los miembros.

La discriminación por edad

También existe la discriminación por edad que es muy frecuente entre los grupos jóvenes e incluso en el campo laboral, de manera que en el primer caso lo que ocurre es que se impide la entrada dentro de un grupo a un chico o a una chica por el hecho de que tengan más o menos edad de la media del resto del grupo, mientras que en el segundo caso, lo que encontraremos es el hecho de que en la sociedad se rechaza a personas de mayor edad para ocupar puestos de trabajo aunque en realidad estén mucho mejor capacitados, ya que tienen una experiencia que los más jóvenes todavía no han tenido la oportunidad de vivir, pero aun así, no se les tiene en consideración.

La discriminación por la apariencia física

Por supuesto, la apariencia física es una de las razones de discriminación que más se dan en nuestra sociedad, de manera que una persona que decide tener un estilo diferente o incluso alguien que presenta alguna característica o peculiaridad como por ejemplo no ser muy agraciado, ser obeso, etcétera es rechazado por el resto del grupo.

La discriminación por racismo

Aunque cada vez es menos frecuente en los países desarrollados, la discriminación por racismo sigue existiendo sobre todo en núcleos pequeños, de manera que la persona que pertenece a una raza diferente a la habitual en la zona puede recibir rechazo por parte del resto de personas.

La discriminación por sexismo

Básicamente se centra en que la persona que discrimina considera que su sexo es superior al opuesto, como el hecho de que una mujer piense que es más inteligente que un hombre o un hombre piense que es más inteligente que una mujer por el mero hecho de pertenecer a dicho sexo.

La discriminación positiva

Finalmente tenemos la discriminación positiva que es la que discrimina buscando establecer una igualdad. Esta discriminación, aun denominándose positiva, en realidad no tiene precisamente ese carácter, ya que se traduce por ejemplo en la reducción de requisitos para entrar a un determinado sitio u ocupar una plaza laboral a personas en función de su condición, ya sea sexo, características, etcétera., desfavoreciendo a un determinado grupo de personas, mientras que al otro grupo, al que se favorece, se le trata como si estuviese menos capacitado para poder ocupar esa plaza.

Con esto terminamos nuestro listado en el que os hemos expuesto los principales tipos de discriminación, pero recordad que hay que profundizar mucho más y analizar mejor cada una de ellas para llegar al fondo y entender exactamente el modo en que influyen en la sociedad, de manera que os animamos a que abráis un debate y compartáis con nosotros o con vuestros compañeros las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos tipos de discriminación.


2 comentarios

  1.   Anónimo dijo

    que bien

    1.    Anónimo dijo

      que we que feo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.