Todos los tipos de insulina

Para todos aquellos que estén interesados, vamos a realizar un breve recorrido para conocer todos los tipos de insulina, un tipo de hormona que se produce de forma natural en el páncreas y tiene como objetivo la regulación de la cantidad de glucosa presente en el torrente sanguíneo.

Qué es la insulina y características principales

Tal y como decíamos, la insulina es una hormona que se produce en el páncreas y cuyo objetivo es la regulación de la glucosa en sangre. Está formada por 51 aminoácidos y se sintetiza llevando a cabo diversas etapas.

Debido a la existencia de enfermedades y problemas de salud que provocan una deficiencia en la producción de forma natural de la insulina, existen análogos que se utilizan como reemplazo de insulina.

Cabe destacar que estos análogos son necesarios debido a que la insulina tanto humana como animal se aglutina cuando se encuentra en altas concentraciones como por ejemplo una ampolla, de manera que la absorción es impredecible de la misma forma que también es complicado calcular su duración. Sin embargo, en el caso de los análogos se puede predecir toda esta información de una forma mucho más precisa, existiendo análogos de insulina de acción rápida y los análogos de insulina de acción prolongada, de manera que los primeros tienen una acción mucho más rápida mientras que los segundos tienen una mayor duración y no existen picos durante su actuación.

Cabe destacar que para llegar a los análogos de insulina ha habido que esperar bastante tiempo, ya que la insulina fue utilizada por primera vez en el año 1925 y se obtenía a partir de los páncreas de las reses. Sin embargo, en los años 80 se comenzó con la producción de insulina humana sintética, la cual mejoraba mucho los resultados. Poco después nacían los análogos de insulina que son los que se utilizan en la actualidad.

Tipos de insulina

La insulina se puede dividir en distintas categorías en función de detalles como son el inicio, es decir, lo rápido que empiezan a actuar, el pico, lo que significa el momento en el que se produce el efecto más intenso, la duración o tiempo que tarda en dejar de hacer efecto, la concentración y el modo de aplicación, es decir bajo la piel o intravenosa.

Es importante tener en cuenta que en total hay tres tipos de insulina que son la insulina de acción rápida, la insulina de acción intermedia y la insulina de acción prolongada. Con sus nombres ya podemos entender bastante bien en qué se basa cada una de ellas, pero os aconsejamos que sigáis leyendo ya que existen algunas particularidades muy interesantes que vale la pena que tengáis en cuenta.

La insulina de acción rápida

La insulina de acción rápida es aquella que se absorbe rápidamente por lo que al momento pasa a la corriente sanguínea. Se trata de un tipo de insulina que tiene como objetivo el control del azúcar en sangre durante las comidas y aperitivos, así como para corregir los niveles altos de azúcar en sangre.

Dentro de la insulina de acción rápida tenemos dos tipos que son los siguientes:

  • Los análogos de la insulina de acción rápida: su inicio de acción es de entre 5 y 15 minutos, produciendo un pico entre una y dos horas después de su aplicación. En cuanto a la duración de su acción es de una media de cuatro horas, aunque puede llegar hasta las seis horas en el caso de dosis mayores.
  • Insulina humana normal: el inicio de la acción es a partir de la media hora y hasta una hora después de su aplicación. El pico llega a partir de las dos horas y hasta un máximo de cuatro horas, y la acción parte de entre las seis y hasta las ocho horas.

La insulina de acción intermedia

Es un tipo de insulina que se absorbe con mayor lentitud pero tiene una duración más prolongada. Su objetivo es el de controlar el azúcar en sangre durante la noche, en el momento en el que se está en ayunas, y entre comidas.

En este caso tenemos también dos tipos de insulina que son las siguientes:

  • Insulina humana NPH: el efecto comienza a partir de entre una y dos horas, alcanzando el pico entre las cuatro y las seis horas desde su aplicación. Su duración es superior a las 12 horas.
  • Insulina premezclada: básicamente se trata de insulina humana NPH mezclada con insulina humana normal o con un análogo de insulina de acción rápida. En este caso la acción dependería de la combinación entre las insulinas de acción rápida y acción intermedia.

La insulina de acción prolongada

Finalmente tenemos la insulina de acción prolongada que tiene una absorción mucho más lenta, con un pico mínimo y muy estable durante prácticamente todo el día. Este tipo de insulina tiene como objetivo el control del azúcar en sangre durante la noche, durante las comidas o durante el periodo en que estamos en ayunas.

  • Análogos de insulina de acción prolongada: en este caso sólo encontramos este tipo de insulina de acción prolongada que comienza su efecto a partir de una hora y media o dos horas después de la aplicación. Su duración es de entre 12 y hasta un máximo de 24 horas y no presenta picos, sino que, como comentábamos anteriormente, es muy estable a lo largo de todo el día.

Básicamente estos son los tipos de insulina que debéis conocer, y por supuesto también es importante que prestéis atención a los distintos tipos dentro de cada clasificación, ya que os ayudará a entender el funcionamiento y sobre todo aprenderéis las razones por las que es más indicado utilizar uno u otro tipo de insulina en función del paciente.

Por supuesto esto es básicamente un resumen acerca de los distintos tipos de insulina que se pueden aplicar en la actualidad, de manera que desde aquí os animamos a que utilicéis esto a modo de esquema y como comprensión, pero por supuesto que aprendáis más ampliando vuestros conocimientos con un desarrollo más profundo acerca de cada uno de los tipos que os hemos mencionado anteriormente.


Un comentario

  1. Una artículo muy interesante… se lo pasaré a mi cuñada que vive en Colombia y tienen mucho desconocimiento sobre el tema de la diabetes. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.