Conoce los 11 tipos de libertad

Hay que partir de la base de que el concepto libertad puede tener muchos significados y apreciaciones en base a la dimensión a que lo apliquemos. No obstante, uno de los principales es el que está relacionado con el individuo o el grupo de individuos así como en relación con sus derechos. Nuestro objetivo en esta ocasión va a ser el de presentar todos los tipos de libertad más usuales y que todos debéis conocer.

Definición de libertad

La palabra libertad viene del latín: ‘Libertas, liberatis’. Ya por aquel entonces se le daba un significado de permiso. Pero si queremos definir una palabra como éste, no siempre será sencillo porque tiene diversos matices. Se dice que es la posibilidad que tiene cada individuo para decidir cómo debe actuar en diferentes ocasiones. Tendrá que valorar los pros así como los contras hacia su beneficio. Aunque no solo el suyo propio sino también cara a los que lo rodean.

Libertad es una manera de actuar por voluntad, sin acatar órdenes pero siempre respetando la propia  conciencia, así como el deber. Aunque pensemos lo contrario, libertad no siempre es hacer lo que uno quiere, sino lo que debe. Para los filósofos, la libertad era uno de los grandes bienes que tenía el ser humano. A grandes rasgos, se puede decir que todo aquello que permite que una persona haga o no algo, es la libertad. Pero también le dará la responsabilidad de sus actos. Libertad es sinónimo de hacer el bien.

La libertad académica

Vamos a comenzar por la libertad académica, un concepto relacionado con la libertad a partir del cual aprendemos que todos tenemos derecho a enseñar o incluso a debatir acerca de cualquier tipo de tema en el que podamos expresar nuestra opinión personal.

De igual manera, también somos libres de realizar cualquier tipo de investigación a través de la cual se puedan mostrar una serie de resultados que sean los que defiendan nuestra postura con respecto al tema académico a tratar.

De esta manera, cualquiera que tenga la necesidad de realizar alguno de estos trámites, no deberá encontrarse con limitación alguna ni censura además de que tampoco será sometido a juicio siempre y cuando los métodos utilizados entren dentro de la ley y de los derechos que siempre deberán ser respetados.

La libertad de asociación

Todo ser humano debe ser libre de asociarse y agruparse en función de ideologías, tendencias o cualquier otro concepto a partir del cual se creen instituciones, partidos políticos, organizaciones y en general cualquier tipo de grupo siempre y cuando se cumpla la legalidad y no se busque afectar a otras personas.

De igual manera, cualquiera de los miembros que hayan decidido asociarse a un determinado grupo, deberá tener la libertad de poder abandonar dicha organización en el momento en el que consideren sin ningún tipo de coacción por parte de dicho grupo. Esto significa que ningún individuo puede ser forzado a pertenecer a una organización determinada si no está de acuerdo o no quiere formar parte de ella.

La libertad de culto

Todo ser humano debe tener la libertad plena de elegir su religión o incluso no formar parte de ninguna de ellas. No deberá existir presión en este sentido, y de igual manera también podrá abandonar la agrupación en el momento en el que lo decida.

Por supuesto, el hecho de pertenecer a otras agrupaciones de culto diferentes no implicará que puedan coartarse las libertades del resto de grupos, sino que la libertad se basa en que cada persona será libre de elegir y de ser respetado igualmente independientemente de su decisión.

La libertad de elección

Cualquier hombre debe poder disfrutar de la libertad de elección, es decir, de tomar sus propias decisiones y determinaciones en función de todo lo que acontezca en relación con su vida privada y pública.

La libertad de expresión

Es quizás el tipo de libertad más reivindicado y que en cierto modo engloba buena parte del resto de tipos de libertad que podemos ver en esta clasificación.

Evidentemente estamos hablando de que una persona debe tener la libertad que le permita expresar su ideología independientemente de sus formas.

Básicamente, todos debemos poder expresar nuestros pensamientos y nuestras ideas, pero en cualquier caso es importante tener en cuenta que la libertad de expresión tiene un límite que no se debe rebasar, es decir, es respetable siempre y cuando cumpla con las normas básicas tanto de convivencia como de respeto hacia el resto de la sociedad.

La libertad de manifestación

Todo el mundo debe ser libre para expresar su opinión, y de la misma manera, también debe tener la libertad de poder manifestarse contra aquello que considere negativo para sí mismo o para su entorno, no habiendo restricción o censura a su expresión.

Como ocurre en el resto de tipos de libertad, es esencial que tengamos en cuenta que la libertad de manifestación también alcanzará su límite en el momento en el que afecte a la libertad de otras personas. De esta forma, todos vamos a poder manifestarnos siempre y cuando no afectemos a la libertad de otros. Un buen ejemplo de concepto erróneo de libertad de manifestación es cuando se crea la figura conocida popularmente como piquete informativo que teóricamente tendría como objetivo informar de las razones por las que se lleva a cabo la manifestación, pero que, a la hora de la práctica, lo que hace es amenazar, coaccionar o incluso llegar a agredir a las personas que, por elección libre y personal, no quieren secundar dicha manifestación. En este caso, la manifestación pierde valor debido a que no se respeta la libertad del resto de personas.

La libertad de movimiento

La libertad de movimiento se refiere a que todo ser humano debería poder moverse con libertad dentro del planeta, independientemente del sitio, con independencia de las creencias e independientemente de cualquier tipo de concepto.

Eso sí, esto siempre implica que esa persona deberá respetar en todo momento las normas exigidas por las autoridades de cada uno de los lugares a los que se desplace, entre los que destacan la documentación y permisos tanto para entrar como para salir de los países.

La libertad de opinión

En cuanto a la libertad de opinión, evidentemente se refiere a que todos los seres humanos debemos tener la libertad que nos permita discutir cualquier punto de vista en relación con cualquier tipo de tema, teniendo derecho a una postura diferente.

En este caso también debemos tener muy claro que hay un límite que no debemos pasar ya que siempre es imprescindible respetar la libertad de los demás, de manera que no podemos expresar una opinión si esta entra en conflicto con los derechos de otro ser humano, animal, u objeto protegido por la ley o por la propia sensatez.

Básicamente estos son los principales tipos de libertad que es importante que conozcáis. Eso sí, como podéis observar, lo que hemos hecho es ofreceros un resumen y una clasificación bastante simple con el objetivo de que entendáis de forma generalizada cada uno de ellos, de manera que ahora os aconsejamos que comencéis a profundizar y a analizar cada uno de los indicados o, al menos, los tipos de libertad que os resulten más interesantes o relevantes en la actualidad.

En cualquier caso, es necesario que nos demos cuenta de que la libertad es una parte esencial en el ser humano, de manera que todos y cada uno de los elementos relacionados con ella y de todos estos tipos y clasificación, deberán ser respetados y defendidos por todos y cada uno de nosotros si queremos garantizar un futuro con derechos en los que el respeto de la mayoría prime por encima de los privilegios de una minoría.

Otros tipos de libertad

  • Libertad externa: Este tipo de libertad respeta totalmente las leyes así como las costumbres. No habrá ningún estímulo exterior que impida cumplir con este tipo de libertad. Actuaremos como cada uno crea conveniente según esta libertad.
  • Libertad interna: En este caso, cada persona tomará las decisiones que considera oportunas. En este caso hablamos de un tipo de libertad que es moral y que nadie puede interferir en ella, solo nosotros mismos.
  • Libertad de conciencia: Sabemos que la conciencia se viene a definir como el conocimiento que una persona tiene de sí misma. Así que, cuando usamos ese conocimiento para poder tener una vida estable y equilibrada, entonces hacemos referencia a la libertad de conciencia.  Porque tener equilibrio en nuestro interior nos permitirá actuar siempre en consecuencia.


4 comentarios

  1.   Gisel dijo

    Gracias me sirvieron para un trabajó

  2.   juana valles toledo dijo

    publiquen mas sobre este tema de la libertad que por cierto es muy bueno

  3.   Anónimo dijo

    Me encanta

  4.   Guillermo dijo

    Gracias Es Muy Útil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.