Los principales tipos de motivación según el factor psicológico y biológico

¿Te has preguntado por qué hay personas que logran todo lo que se proponen? ¿Qué es lo que los empuja a trabajar por sus objetivos?

La respuesta a estas interrogantes, se pueden resumir en una palabra: motivación. Pero ¿qué es la motivación y cómo se origina? Se puede entender por motivación a esa fuerza que conduce a una persona a elegir y realizar una acción entre las diversas alternativas que se pueden presentar en una determinada situación. En efecto, la motivación está relacionada con el impulso, porque éste provee eficacia al esfuerzo orientado a conseguir los objetivos planteados, y empuja a la persona a la búsqueda continua de mejores situaciones a fin de realizarse profesional y personalmente.

Este concepto está muy ligado a los patrones de conducta del ser humano, y existen muchas teorías que intentan definir y explicar los factores que afectan y despiertan la motivación en el ser humano, y derivado de estos estudios se han determinado los tipos de motivación que pueden estar presentes en el individuo. Algunas personas tienden a apoyar las teorías biológicas del comportamiento que consideran las reacciones bioquímicas ocurridas a nivel cerebral que impulsan ciertos estados de ánimo que propician la ejecución de actividades, sin embargo otras corrientes apoyan teorías que consideran factores emocionales y sociales.

El motivo como causa de acción

El motivo es la disposición relativamente estable para ejecutar una acción, muy relacionada con las características de personalidad, es una de las variables que determinan en el individuo la necesidad de moverse hacia el alcance de un objetivo.  Para entender un poco mejor este concepto abstracto, diversos estudios han determinado que los motivos pueden clasificarse según la naturaleza de las causan que los originan:

  • Motivos primarios: están directamente involucrados con una necesidad básica en el ser humano, y son generados por el instinto de preservación del individuo o de la especie se relacionan con sistemas motivacionales como el hambre, sed, o sueño, tienen un componente innato importante y dependen en gran medida de bases fisiológicas.
  • Motivos secundarios: son aprendidos y no surgen de una necesidad propiamente dicha, se originan a partir de motivos primarios y pueden ser personales o sociales. Cabe destacar, que no por el hecho de no derivar de una necesidad estrictamente biológica, los motivos sociales carecen de relevancia motivacional, incluso han llegado a considerarse más determinantes que los motivos primarios a la hora de impulsar una decisión. Desde la moda en el vestir, modales de conducta propios de una determinada situación, los motivos sociales modulan o determinan el comportamiento.

La necesidad causa de un motivo

Múltiples teorías motivaciones establecen que este fenómeno es producto del surgimiento de una necesidad en el individuo, y que partiendo de ello, el organismo reacciona en busca del restablecimiento del equilibrio alterado. Las necesidades del ser humano engloban distintos ámbitos, ya que como seres de pensamiento diferenciado, buscamos satisfacciones en diversas áreas:

  • Necesidades de seguridad: Es el instinto básico de conservación, y este despierta la ejecución de acciones orientadas la protección contra riesgos físicos, a lograr estabilidad, organizar y estructurar el entorno; es decir, de asegurar la sobrevivencia.
  • Necesidades de amor y pertenencia: El ser humano es un ser social, por ello las personas experimentan la necesidad de relacionarse con las demás, de ser aceptadas, de pertenecer. Se relacionan con el deseo de recibir el afecto de familiares, amigos y amigas y de una pareja.
  • Necesidades de estima: Están asociadas al deseo de sentirse bien acerca de sí mismo, de sentirse un ser digno con prestigio. Todas las personas tienen necesidad de una buena valoración de sí mismas, de respeto, de una autoestima positiva, que implica también la estima de otros seres humanos.
  • Necesidades de autorrealización: También se les conoce como necesidades de crecimiento, de realización del propio potencial, de realizar lo que a la persona le agrada y poder lograrlo. Se relacionan con la autoestima. Entre estas pueden citarse la autonomía, la independencia y el autocontrol.

Tipos de motivación

Existen diversos tipos de motivación que influyen en el comportamiento del ser humano, los cuales determinan su forma de conducirse en su ambiente habitual. De los múltiples estudios realizados respecto a este tema, surge la siguiente clasificación.

Según los aspectos psicológicos

Motivación intrínseca

Es aquella fuerza que impulsa al desarrollo de una acción sin esperar una recompensa o beneficio directo de su realización, las personas que tienen este tipo de motivación se dedican con gran interés y esfuerzo a una actividad, sin que aparentemente obtengan beneficio alguno por realizarla, por lo que se asume que en ocasiones existe una motivación interna y personal para ejecutar determinadas conductas, simplemente por el mero interés por llevarlas a cabo.

Desde un punto de vista práctico, la utilidad de la motivación intrínseca se ha evidenciado por ejemplo en la intervención de adicciones, entrenamiento deportivo, o habilidades académicas. Al momento de evaluar los tipos de motivación, se determina que alguien actúa por un impulso intrínseco cuando esa persona dedica tiempo y esfuerzo a actividades como tocar un instrumento, dedicarse plenamente a la lectura, realizar una actividad física o deportiva sin que se obtenga incentivo alguno por ello, explorar sin que se tenga como objetivo conseguir nada en concreto, ya que la recompensa común de todas estas actividades está en obtener deleite en la ejecución de la acción que se ha emprendido, un disfrute que emana de la propia acción

Motivación extrínseca

La motivación intrínseca se diferenciaría de la extrínseca, básicamente porque en esta última el incentivo es independiente de las características que tenga la tarea y es externo a la misma, y es la recompensa que puede obtenerse por la ejecución de la acción la que empuja a la persona a actuar, y no el disfrute de la actividad a realizar. Usualmente el incentivo es ofrecido por un agente externo, el cual será otorgado cuando se cumpla el objetivo planteado.

Motivación positiva

Las personas ejecutan acciones porque consiguen estímulos positivos al alcanzar su meta. Está basado en la teoría biológica del incentivo, ya que la persona se ve motivada por el deseo de un refuerzo positivo por su esfuerzo.

Motivación negativa

Las personas actúan motivadas a evitar consecuencias negativas y represalias. Ante la posibilidad de recibir un castigo la persona ejerce las acciones orientadas a evitarlo.

Según los factores biológicos

Explicación homeostática de la motivación

Esta teoría define la conducta como el resultado de una serie de desequilibrios fisiológicos (hambre, sed), pero también para la explicación de las conductas que originadas en desequilibrios psicológicos o mentales producidos por emociones o por enfermedades mentales en las que se supone ocurre la reducción de una tensión que reequilibra el organismo.

La homeostasis puede ser definida como un mecanismo orgánico y psicológico de control, cuyo objetivo es mantener el equilibrio dentro de las condiciones internas del cuerpo humano, los cuales también controlan los procesos cerebrales; se trata de un proceso regulador  que busca mantener el bienestar mediante el control de una serie de elementos y funciones que de no estar perfectamente alineados, su desequilibrio traería consecuencias fatales para la vida. Esta teoría establece que el ser humano actúa motivado a satisfacer sus necesidades básicas (motivos primarios).

Ciclo motivacional homeostático

Si enfocamos la motivación como un proceso para satisfacer necesidades, surge lo que se denomina el ciclo motivacional, cuyas etapas son las siguientes:

  • Homeostasis, Es decir, en cierto momento el organismo humano permanece en estado de equilibrio.
  • Estímulo, Es cuando aparece un estímulo y genera una necesidad.
  • Necesidad, Esta necesidad (insatisfecha aún), provoca un estado de tensión.
  • Estado de tensión, La tensión produce un impulso que da lugar a un comportamiento o acción.
  • Comportamiento, El comportamiento, al activarse, se dirige a satisfacer dicha necesidad. Alcanza el objetivo satisfactoriamente.
  • Satisfacción, Si se satisface la necesidad, el organismo retorna a su estado de equilibrio, hasta que otro estimulo se presente. Toda satisfacción es básicamente una liberación de tensión que permite el retorno al equilibrio homeostático anterior.

Teoría de la motivación por emociones

Las emociones cumplen un papel importante en las funciones biológicas, ya que preparan al individuo para su defensa a través de importantes cambios de la fisiología del organismo y desencadenando los comportamientos adecuados, necesarios para el restablecimiento del equilibrio del cuerpo.

Cuando se presentan estados emocionales desagradables, el organismo intenta reducirlos con un mecanismo más o menos equivalente al de la reducción del impulso, y es por ello que las emociones son consideradas como factores motivantes.

Teoría psicoanalítica de la motivación

Entre los tipos de motivaciones evaluadas, esta se basa en los procesos mentales correspondientes al plano del subconsciente. Según la teoría psicoanalítica las tendencias primarias son el sexo y la agresión, y el desempeño en el ámbito sexual sigue un modelo evolutivo que supone diversas elecciones de objeto hasta que se logra un afecto sexual maduro.

La tarea básica del sistema nervioso es preservar al organismo de elementos desequilibradores, propiciando a su vez impulsos que permitan el alcance del placer, evitando estados de dolor. Según esta teoría, esto desencadena un conjunto de pulsiones, que son conductas instintivas que guían y movilizan la conducta del hombre. Los impulsos del subconsciente pueden actuar como agentes motivantes. La función de la pulsión (en este caso vista como motivación) es facilitar al organismo la satisfacción psíquica, producto de la anulación de la condición de estimulo somática negativa. Para ello cuenta con una capacidad energética capaz de orientarse hacia el objeto cuya consecución remueve o anula la condición estimular dolorosa, provocando así placer.

Teoría del incentivo

En su mayoría, los tipos de motivación citadas, hablan de la conducta como resultado de la necesidad de preservación, ahora bien, muchos estudios científicos han relacionado la importancia de una recompensa como impulso para ejecutar una acción, ya que existe una relación profunda entre la psicología de la afectividad y el concepto de incentivo.

Un incentivo es un elemento importante en el comportamiento motivado. Básicamente consiste en premiar y reforzar el motivo mediante una recompensa al mismo. El mono que ha realizado una tarea que se le ha impuesto, espera inmediatamente su porción de fruta, el  mesero que trajo a la mesa tu comida espera la propina por un trabajo bien hecho; todos éstos son incentivos y refuerzos de la conducta motivada. Los incentivos más importantes o comunes son el dinero, el reconocimiento social, la alabanza, el aplauso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.