Los tipos de violencia más frecuentes en la actualidad

La violencia forma parte del ser humano al igual que del resto de animales sobre la Tierra. Sin embargo, en nuestro caso se presenta de múltiples formas de manera que la podemos clasificar en función de los tipos de violencia que consideramos más habituales o que presentan unos rasgos determinados para poder formar parte de cada una de estas clasificaciones.

El problema de la violencia en la sociedad actual

Erradicar la violencia en realidad es una utopía del ser humano, ya que forma parte de nuestra naturaleza, de manera que deberemos convivir con ella en sus múltiples formas. Sin embargo, está claro que sí se pueden corregir o castigar las conductas violentas que atañen a terceras personas, y de hecho ese es el objetivo de nuestra sociedad, el establecer penas para aquellas personas que practiquen la violencia para que no quede impune su comportamiento.

No obstante, socialmente se crea una sensación de que el objetivo de la sociedad es erradicarla, pero para ello habría que cambiar la propia naturaleza no ya sólo del ser humano, sino también del resto de animales, puesto en la violencia tiene muchos orígenes y muchos objetivos diferentes, y de ahí que los hombres podamos crear una clasificación en función de los distintos tipos de violencia.

Conoce todos los tipos de violencia

Cabe destacar que existen diversos tipos de violencia, dependiendo del tipo de acto que se cometa o del objetivo del mismo. Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta que no siempre es fácil identificar la violencia ni clasificarla adecuadamente, ya que estamos hablando de un concepto mucho más profundo de lo que podemos imaginar y con una amplitud considerable hasta el punto que resulta muy complicado encasillarla y organizarla.

No obstante, a través de esta clasificación nos vamos a poder hacer una idea en base a las características principales del acto violento. En ese sentido, tendríamos tres tipos de violencia principales que serían la violencia autoinfligida, la violencia interpersonal y la violencia colectiva.

La violencia autoinfligida es aquella que busca el daño propio, la violencia interpersonal es la que busca el daño de un determinado individuo, y la violencia colectiva es la que busca agredir a un grupo o a una comunidad completa.

Una vez que ya entendemos estos tres tipos de violencia, podemos pasar a la clasificación completa con las acciones violentas más habituales.

La violencia en base al poder

Comenzamos con la violencia en base al poder, la cual se basa efectivamente en la utilización del poder para abusar de terceras personas.

Este tipo de violencia es frecuente tanto dentro de la política como dentro de los negocios y, como máximo exponente, estarían las sectas y asociaciones en las que una o varias personas se aprovechan de la credulidad de terceros para obtener un beneficio, ya sea económico o de cualquier otro tipo.

La violencia física

La violencia física es uno de los tipos de violencia más frecuentes y que además también es más fácil de identificar, ya que hablamos de una violencia visual de manera que una o varias personas intentan hacer daño físico a otras a través de la agresión.

El objetivo es crear dolor y sufrimiento en esas personas, de manera que hay casos en los que se hace uso de esta violencia de forma desproporcionada hasta el punto de que puede llegar a causar la muerte.

Cabe destacar que el objetivo es el mismo tanto si hablamos de una persona que agrede o de una persona que se defiende, es decir, el cometido básico de la violencia física es causar daño físico o dolor a la otra persona, con el objetivo de disfrutar o sentir placer con ese hecho, o incluso de defenderse por evitar el ataque del agresor.

La violencia por internet

En la actualidad no podemos ignorar este tipo de violencia que generalmente se basa en el acoso y es conocida como ciberbullying.

Dentro de este tipo de violencia encontramos muchas posibilidades, pero por norma general se van a utilizar las redes sociales y foros con el objetivo de dañar la imagen de una persona determinada o de un grupo de personas.

El ciberbullying generalmente se caracteriza por mentir o por exagerar defectos o situaciones ocurridas sobre un tercero, de manera que se buscará la mofa pública, se intenta avergonzar a la persona y, por supuesto, también se empuja hacia la marginación.

Cabe destacar que este tipo de violencia, aun careciendo de violencia física, es uno de los que más puede afectar en la sociedad actual, de manera que, en el caso de que se identifique es importante ponerle solución lo antes posible.

La violencia por omisión

También hay que destacar la violencia por omisión que es un tipo de violencia en la que no se agrede directamente a una persona, pero no se llevan a cabo las acciones a las que estamos obligados para ayudar a una persona que se encuentra en una situación grave.

Un ejemplo de violencia por omisión sería la de encontrar a una víctima de accidente en la carretera y seguir nuestro camino sin atenderla y sin avisar a las autoridades, de manera que generalmente se estará incurriendo en un delito y en un acto de violencia por omisión.

Cabe destacar que en estos casos es importante ayudar a las víctimas, pero también debemos ser cautos, de manera que en todo caso tenemos la obligación de avisar a las autoridades, pero si no podemos actuar ya sea porque dudamos de la veracidad del accidente o, incluso, porque no disponemos de los conocimientos necesarios para prestar primeros auxilios, es mejor que no hagamos nada salvo dar el aviso para que, en caso de ser cierto, las asistencias sanitarias puedan actuar con la máxima rapidez posible.

La violencia sexual

La violencia sexual es otro tipo de violencia en el que existe contacto físico pero, en esta ocasión, la intención no es hacer daño sino buscar denigrar a la persona.

Habitualmente se trata de un tipo de violencia que desemboca en violación (hay que tener en cuenta que existen distintos tipos de violación) ya que se obliga a la persona a estar en una situación en la que no quiere estar, y frecuentemente el objetivo es crear un daño psicológico ya sea por el simple hecho de hacer daño a esa persona como venganza o directamente porque el agresor es una persona que disfruta haciendo daño a otras personas.

La violencia verbal

Y para terminar, como complemento a la violencia física tenemos la violencia verbal, la cual se puede dar o no a la vez junto al resto de violencias que hemos enumerado anteriormente.

La violencia verbal generalmente viene acompañada de insultos, pero no es un elemento imprescindible, puesto que es considerada violencia verbal aquella que intenta hacer daño a través de palabras a terceras personas, buscando crear un malestar psicológico y dañar tanto la imagen pública de esa persona como su autoestima.

Por ello, la violencia verbal se puede expresar sin ningún tipo de insulto, pero siempre y cuando presenten estas características.

Estos son los principales tipos de violencia que podemos observar en la sociedad, y como podéis observar, algunos de ellos son más fáciles de identificar, razón por la cual deberemos prestar especial atención a aquellos que pueden permanecer ocultos durante más tiempo, evitando de esta forma que el daño profundice.


Un comentario

  1.   thalia yajhaira carrillo aldava dijo

    La violencia en realidad no me gusta porque discrimina
    a nuestros compañeros o a nuestras compañeras

    NO ME GUSTA NADA EN REALIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.