Qué es la toxicomanía: entendiendo la adicción a las drogas

toxicomania o adiccion a las drogas

La adicción, tanto a la prescripción como a las drogas ilegales, es un problema creciente. Hay señales que delatan que una persona es un adicto a las drogas o un toxicómano. La toxicomanía es un problema social que cada vez afecta a personas más jóvenes, siendo un problema que debería ser abordado cuanto antes por las instituciones.

Las drogas son sustancias químicas que afectan el cuerpo y el cerebro. Diferentes medicamentos pueden tener diferentes efectos. Algunos efectos de las drogas incluyen consecuencias para la salud que son duraderas y permanentes. Incluso pueden continuar después de que una persona haya dejado de tomar la sustancia.

ser adicto a las drogas

Tomar drogas: toxicomanía

Hay algunas formas en que una persona puede tomar drogas, incluidas la inyección, la inhalación y la ingestión. Los efectos de la droga en el cuerpo pueden depender de cómo se administra la droga. Por ejemplo, la inyección de medicamentos directamente en el torrente sanguíneo tiene un impacto inmediato, mientras que la ingestión tiene un efecto retardado. Pero todas las drogas afectan el cerebro.

Provocan grandes cantidades de dopamina, un neurotransmisor que ayuda a regular nuestras emociones, motivación y sentimientos de placer, para inundar el cerebro y producir un “parón”. Finalmente, las drogas pueden cambiar la forma en que funciona el cerebro e interferir con la capacidad de una persona para tomar decisiones, lo que lleva a los antojos intensos y el uso compulsivo de drogas. Con el tiempo, este comportamiento puede convertirse en una dependencia de sustancias o adicción a las drogas.

Hoy en día, más de 7 millones de personas padecen un trastorno de drogas ilícitas y una de cada cuatro muertes se debe a la toxicomanía. De hecho, más muertes, enfermedades y discapacidades están asociadas con el abuso de drogas que cualquier otra condición de salud prevenible. Las personas que sufren de adicción a las drogas y el alcohol también tienen un mayor riesgo de lesiones no intencionales, accidentes e incidentes de violencia doméstica.

mono por tomar drogas

Señales de toxicomanía

  • Sigues tomando un medicamento después de que no sea necesario para un problema de salud.
  • Necesitas más de una sustancia para obtener los mismos efectos.
  • Te sientes extraño cuando no tienes la droga a mano. Puedes temblar, sentirte triste, sentir mal del estómago, sudor o tener dolores de cabeza. También puedes estar cansado o no tener hambre. En los casos más graves, incluso podrías confundirte, tener convulsiones o fiebre.
  • No puedes dejar de consumir la droga, incluso si quieres dejar de hacerlo. Eso hace que te pasen cosas malas como tener problemas con personas, el trabajo o la ley.
  • Piensas mucho en la droga: cómo tener más, cuándo tomarla, lo bien que te sientes cuando la tomas, etc.
  • Tienes dificultades para ponerte límites. Intentas ponerte límites pero después consumes la droga incluso más.
  • Pierdes interés por otras cosas que te gustaban hacer.
  • Has empezado a tener problemas para hacer cosas cotidianas normales, como cocinar o trabajar.
  • Pides prestado o robas dinero para pagar las drogas.
  • Ocultas el consumo de las drogas a tus seres queridos.
  • Tienes problemas en tus interacciones diarias y las personas que te conocen se quejan de que has cambiado.
  • Duermes poco y mal o demasiado en comparación a antes del consumo de las drogas.
  • Comes mucho más o menos que antes.
  • Te ves diferente, puedes tener los ojos inyectados en sangre, tener mal aliento constante, temblores, que te sangre la nariz o perder o ganar peso.
  • Tienes otro grupo de amigos con los que consumes drogas.
  • Acudes a más de un médico para que te recete el mismo medicamento o por tu mismo problema.
  • Buscas medicamentos en casas ajenas  para ver con qué te puedes drogar cuando no tienes la sustancia que te estimula a mano.
  • Tomas medicamentos con alcohol u otras drogas.
  • Cambios en la personalidad y el comportamiento como falta de motivación, irritabilidad y agitación.
  • Cambios en sus rutinas diarias.
  • Falta de preocupación por la higiene personal.
  • Necesidad inusual de dinero; problemas financieros
  • Cambios en amigos y actividades.

Si crees que puedes tener problemas de toxicomanía es necesario que busques ayuda de inmediato. Cuando antes un adicto recibe ayuda se sentirá mucho mejor. Pide ayuda a un programa de rehabilitación de drogas en tu localidad para que puedas salir cuanto antes del pozo oscuro de la toxicomanía.

Efectos en tu salud de ser toxicómano

Los trastornos por el uso de sustancias están asociados con una amplia gama de efectos a corto y largo plazo para la salud. Pueden variar según el tipo de droga, la cantidad y la frecuencia con que se toma y la salud general de la persona. En general, los efectos del abuso y la dependencia de las drogas pueden ser de gran alcance. Pueden afectar a casi todos los órganos del cuerpo humano.

persona mal porque quiere tomar drogas

Los efectos secundarios de la adicción a las drogas pueden incluir:

  • Un sistema inmunológico debilitado, aumentando el riesgo de enfermedades e infecciones.
  • Afecciones cardíacas que van desde ritmos cardíacos anormales hasta ataques cardíacos y venas colapsadas e infecciones de vasos sanguíneos por drogas inyectadas
  • Náuseas y dolor abdominal, que también pueden provocar cambios en el apetito y pérdida de peso
  • Mayor presión sobre el hígado, lo que pone a la persona en riesgo de daño hepático significativo o insuficiencia hepática
  • Convulsiones, apoplejía, confusión mental y daño cerebral.
  • Enfermedad pulmonar
  • Problemas con la memoria, la atención y la toma de decisiones, que dificultan la vida diaria.
Artículo relacionado:
Descubre las consecuencias de las drogas en los diferentes ámbitos

Efectos de las drogas y el alcohol en el cerebro

Todas las drogas (nicotina, cocaína, marihuana y otras) afectan el circuito de “recompensa” del cerebro, que forma parte del sistema límbico. Esta área del cerebro afecta el instinto y el estado de ánimo. Las drogas atacan este sistema, que causa grandes cantidades de dopamina, una sustancia química del cerebro que ayuda a regular las emociones y los sentimientos de placer, para inundar el cerebro. Es una de las principales causas de la adicción a las drogas.

El alcohol puede tener efectos a corto y largo plazo en el cerebro e interrumpe las vías de comunicación del cerebro. Estos pueden influir en el estado de ánimo, el comportamiento y otras funciones cognitivas.

El daño cerebral también puede ocurrir a través de deficiencias nutricionales inducidas por el alcohol, convulsiones inducidas por el alcohol y enfermedad hepática. En las mujeres embarazadas, la exposición al alcohol puede afectar los cerebros de los bebés por nacer, lo que resulta en trastornos del espectro alcohólico fetal.

Se informa que los problemas cerebrales inducidos por el alcohol a menudo se pueden corregir con el tratamiento adecuado. La abstinencia del alcohol durante meses o años puede ayudar a reparar parcialmente las habilidades de pensamiento, como las habilidades de memoria.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.