La traición: cómo superarla y confiar nuevamente

chica decepcionada por traicion

Una traición duele y puede dañar definitivamente la relación entre dos personas, sea cual sea el tipo de relación que se tenga. La deslealtad y el engaño son problemas comunes en todo tipo de relaciones. Cuando alguien que te importa rompe tu confianza, tu corazón se puede sentir devastado. Una traición es como atropellar a la confianza, dejarla en coma y darse a la fuga. ¿Cómo puedes superar la traición y sanar emocionalmente? ¿Será posible perdonar lo que te han hecho?

Ya sea una traición por parte de un miembro de la familia, el mejor amigo, la pareja u otra persona, los pasos que tienes que seguir para superar el dolor son los mismos. La traición puede tener un impacto duradero en ambas partes porque causa un intenso dolor emocional. Recuerda que lo primero que debes tener en cuenta es querer realmente salir de tu dolor emocional y recuperar tu vida.

Mira con perspectiva

Inmediatamente después de cualquier traición, las emociones se aceleran y se vuelven muy intensas. Es posible que sientas ira, frustración, enfado y otras emociones que consideras negativas a un nivel muy intenso. Querrás enfrentarte a la persona que te traicionó pero estando “en caliente” nunca se consiguen cosas buenas.

persona mentirosa que traiciona

Lo más probable es que si no piensas las cosas bien antes de actuar, empeores la situación si permites que la ira y la tristeza controlen tus reacciones. En lugar de seguir esas emociones, da un paso hacia atrás y mira con perspectiva. Es mejor centrarse en una conversación productiva pero tener antes un tiempo para calmarte y tener los sentimientos bajo control.

Ponle nombre a tus sentimientos

Para poder entender lo que te ocurre primero debes saber qué nombre tiene. Cuando te traicionan sentirás una gran ventana de emociones y debes saber exactamente cuáles son. La traición en sí es un acto frustrante y desagradable, pero no es un sentimiento. En cambio, el acto de ser traicionado provoca ciertos sentimientos dentro de ti, todos los cuales deben reconocerse si tienes alguna esperanza de avanzar. La ira, la tristeza, la vergüenza y el disgusto son algunas de las emociones más comunes, pero puedes sentir cualquier cosa, desde sorpresa hasta inseguridad o confusión total.

El primer paso para avanzar es darle un nombre a tus emociones y reconocer qué cosas sientes con más fuerza. Después, puedes trabajar para abordar esos sentimientos específicos y trabajar para mejorarlos, en lugar de ignorar todos los pensamientos individuales y colocarlos bajo el paraguas de víctima de traición.

traicion en un bote lleno de mentiras

Olvida la venganza

Es probable que lo primero que quieras hacer ante una traición es vengarte e intentar infligir a la otra persona el dolor que tú estás sintiendo a causa de sus actos. La traición es un problema particularmente doloroso que puede hacer que busques venganza de inmediato contra tu traidor. Rompieron tu confianza, por lo que quieres hacer algo igual de atroz para que puedan entender exactamente cómo te estás sintiendo.

Desafortunadamente, buscar represalias es la peor respuesta que se te puede ocurrir. No solo no hará nada para arreglar su relación, sino que también hará que te rebajes a su nivel, creando vergüenza y culpa que ralentizarán enormemente tu proceso de recuperación. La venganza te distraen de tratar con la fuente de tu problema y, en cambio, te mantienen atrapado en un estado emocional agresivo y de enfado, lo que finalmente evita que encuentres una solución y que sigas adelante.

Tu confianza es un preciado tesoro

Cuando te traicionan es posible que después te cueste más confiar en las personas, pero no hagas que “paguen justos por pecadores”. Ademas, cuando te traicionan es posible que te cueste pensar con claridad, por lo que es mejor que encuentres a alguien de confianza y que le expliques qué ha pasado.

Esto te dará la oportunidad de desahogarte y sacar algunas de esas emociones que te atormentan. Antes de tomar cualquier decisión también puede ser buena idea que escuches el punto de vista de un tercero antes de decidir qué hacer sobre la relación con la persona que te ha traicionado.

Evalúa la relación con esa pierdan

Después de haber calmado tus emociones, es necesario que evalúes la relación que tienes con la persona que te ha traicionado. Si bien es necesario tener una conversación acerca de la traición para poder hacer un cierre emocional del conflicto, también debes pensar: ¿Qué le llevó a traicionarte? ¿Te hicieron algo parecido antes? ¿Se disculpan y después se siente indiferente a tus emociones?

pareja rota por traicion

Tendrás que tomarte tu tiempo para poder evaluar la relación y pensar si merece la pena acabar con la relación o reconstruir la confianza con el tiempo en caso de que la otra persona realmente se arrepienta de lo que te ha hecho.

Perdona desde el corazón

Perdonar no significa que aceptes o toleres la traición que te han hecho. Perdona es un acto que te beneficia más a ti que a la otra persona que te ha traicionado. Significa aceptar lo que ha sucedido y seguir hacia adelante en tu camino, siendo el dueño de tus emociones y no dándole el poder de tus sentimientos a otros.

Ya sea que quieras continuar la relación con esa persona o no, necesitas perdonar lo que ha ocurrido. Aunque a la otra persona le puedas otorgar paz interior porque le has perdonado lo que ha hecho, también es necesario que entierres el hacha de guerra por tu propio bien emocional. Si te niegas a perdonar a alguien que te ha hecho daño, solo te estarás aferrando a un montón de emociones negativas permitiendo que el rencor acabe con tu salud a corto o largo plazo.

El perdón no sucede de inmediato y puede tardar mucho tiempo… pero es necesario dejar la amargura a un lado para poder seguir hacia adelante. Para perdonar a una persona no es necesario que le digas “te perdono”, es un sentimiento que se lleva desde muy interior y que solo tú acabarás sintiéndolo en último momento. Puedes perdonar a alguien que ya no está a tu lado, porque es el sentimiento de perdón lo que te permitirá continuar tu camino en paz. Recuerda que el perdón no absuelve al otro de la culpa, solo te da la oportunidad de que sigas adelante con felicidad y claridad en tu mente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.