Las personas con trastornos mentales son más propensas a padecer enfermedades cardiovasculares

El director de la fundación británica del corazón, el doctor Mike Knapton, ha declarado que deberían producirse cambios radicales en el ámbito de la medicina para evitar que personas con problemas de salud mental mueran demasiado jóvenes a causa de enfermedades evitables.

Los sistemas sanitarios se centran en el tratamiento de la salud física en lugar de la salud mental porque los resultados son más sencillos de medir, dice Mike Knapton:

“Estamos haciendo un flaco favor a los pacientes y al Sistema Nacional de Salud si no ponemos remedio a esto. La salud mental y física están relacionadas y se hace evidente en el hecho de que los médicos de cabecera dedican una tercera parte de su tiempo a tratar a personas con problemas mentales”.

Las personas con trastornos mentales son más propensas a padecer enfermedades de corazón, diabetes y accidentes cardiovasculares porque suele ser más complicado para ellos llevar un estilo de vida saludable. En relación al establecimiento de unas pautas de vida sana, los estudios han revelado que algunos servicios psiquiátricos reconocen que ofrecer consejos para mejorar la salud física no es una parte fundamental de su trabajo.

Es sorprendente que las personas con enfermedades mentales severas sean, en algunos casos, tres o cuatro veces más propensas a morir prematuramente en comparación con la población general. Esto quiere decir algo y no solamente acerca de los servicios de salud mental, sino también sobre cómo tratamos a las personas con enfermedades mentales. Esto tiene que cambiar.

30 mil personas con problemas de salud mental mueren innecesariamente cada año en los EEUU.

Las estadísticas son bastante abrumadoras; las personas con enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, son de dos a tres veces más propensas a morir por problemas coronarios que el resto de la población.

La mayoría de las personas no muere por la enfermedad mental que padecen sino por algo más. Puesto que la enfermedad física también está asociada a la depresión y ansiedad (las cuales suelen pasar desapercibidas y dificultan la recuperación del paciente), la Fundación Británica del Corazón ha incluido apoyo psicológico y asesoramiento de hábitos saludables en su programa de rehabilitación cardiaca. Este nuevo programa ha conseguido una reducción del 26% en la tasa de mortalidad de estos pacientes.

“Si padeces alguna enfermedad coronaria eres más propenso a padecer una enfermedad mental. Después de un suceso como un ataque al corazón, alrededor de un 20% sufrirá un episodio de depresión mayor ya que las enfermedades mentales son de dos a tres veces más frecuentes en personas con problemas cardiovasculares.”

Fuente

Artículo escrito por Nuria Álvarez. Más información sobre Nuria aquí


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.