Un enfoque radicalmente diferente para el tratamiento de la ansiedad a largo plazo

El cuerpo puede estar más íntimamente ligado a la mente que lo que se pensaba. Una nueva investigación ha encontrado que el sistema inmune puede desempeñar un papel crítico en el desarrollo y mantenimiento de la ansiedad a largo plazo.

Antes de seguir leyendo el artículo, te invito a que veas este breve vídeo de la Clínica Universidad de Navarra titulado “Cómo afrontar la ansiedad”.

En este vídeo, el doctor Felipe Ortuño nos habla de los síntomas físicos y psicológicos de la ansiedad y cuál es su tratamiento:

QUIZÁS TE INTERESE “10 factores que reconocerás si amas a una persona con ansiedad

El estudio

Los científicos descubrieron que una abundancia de células blancas en el bazo podría estar enviando señales al cerebro que desencadenen estrés y, posteriormente, una ansiedad crónica. Los ratones de laboratorio mostraron signos de ansiedad casi un mes después de experimentar el estrés.

Este estudio ayuda a clarificar la relación entre el estrés y la ansiedad. El estrés es una reacción a una amenaza en una situación, mientras que la ansiedad es la respuesta al estrés.

Sabemos que las células blancas en el bazo combaten las infecciones y las enfermedades. Sin embargo, otra investigación apoya las conclusiones de este estudio, que sugiere que la abundancia de estas células inmunes está causando cambios inesperados en la salud mental.

El vínculo entre el sistema inmunológico y la salud mental.

Un anterior estudio subrayó que los niños con altos niveles de una proteína liberada en el torrente sanguíneo en respuesta a la infección están en mayor riesgo de desarrollar depresión y sicosis en la edad adulta.

El autor principal del estudio, Golam Khandaker, comentó:

Nuestro sistema inmunológico actúa como un termostato. En algunas personas, el termostato se ajusta siempre de una manera ligeramente superior, comportándose como si tuviera una infección persistente de bajo nivel. Estas personas parecen tener un riesgo mayor de desarrollar depresión y psicosis.”

La inflamación puede ser el mecanismo común que vincule las enfermedades crónicas tales como la enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2, y las condiciones de salud mental como la ansiedad y la depresión.

El estrés psicológico crónico produce en el cuerpo la pérdida de su capacidad para regular la respuesta inflamatoria. Por lo tanto, el estrés repetido puede conducir a padecer enfermedades cardíacas y ansiedad. Sin embargo, Khandaker señala que no está claro si hay una relación causal entre el sistema inmunológico y la salud mental.

Aún así, estos resultados ofrecen una vía interesante para el tratamiento. El autor principal del estudio sobre la ansiedad, Daniel McKim, señaló:

Nuestros resultados enfatizan la posibilidad de que el sistema inmune representa una nueva diana terapéutica para el tratamiento de condiciones de salud mental.”

Posible tratamiento

El estudio sobre la depresión y la psicosis también apunta a este inusual método de tratamiento. Quizás los fármacos anti-inflamatorios puedan tratar la ansiedad y la depresión. De hecho, existe una investigación previa que reveló que los fármacos anti-inflamatorios, que se utilizan junto con la medicación antipsicótica, fueron más eficaces que los antipsicóticos solos.

Incluso hay una investigación más reciente llevada a cabo por Khandaker que muestra que los fármacos anti-inflamatorios tienen un efecto antidepresivo significativo.

Otros estudios tienen por objeto aclarar esta fascinante relación entre el sistema inmune y el bienestar mental. Pero hasta ahora parece claro que el cuidado del cuerpo significa cuidar de la mente. Y viceversa. Fuente

¿Te ha gustado este contenido?… Subscríbete a nuestra newsletter AQUÍ

Hoy en Recursos de Autoayuda Vídeo:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.