Qué es un trauma psicológico y cómo afecta

Muchas personas utilizan la palabra ‘trauma’ de forma coloquial para referirse a eventos que han sido altamente estresante, pero no tiene por qué ser un evento traumático aunque se utilice el término. En realidad un evento traumático ocurre cuando una persona es incapaz de sobrellevar una situación y le afecta emocionalmente de forma grave.

Es difícil dividir el estrés, el trauma y la adaptación a una circunstancia o evento traumático. Es una experiencia subjetiva de una persona lo que determina si se convierte un evento negativo o no. El trauma psicológico es la experiencia individual única de una persona de una situación en concreto que puede tener condiciones duraderas. La persona experimenta que lo que ocurre es una amenaza para su vida, su integridad corporal o su cordura.

Qué es y por qué ocurre

Por lo tanto un trauma es una respuesta emocional de una persona ante un evento extremadamente negativo (que así se percibe por la persona afectada). Si bien es una reacción normal a un evento horrible, los efectos pueden ser tan graves que interfieren con la capacidad de una persona para vivir una vida normal.

En un caso como este, se puede necesitar ayuda para tratar el estrés y la disfunción causados por el evento traumático y para restaurar al individuo a un estado de bienestar emocional.

Causas

El trauma puede ser causado por eventos negativos que causan un impacto duradero en la estabilidad mental y emocional de la persona que lo padece. Las causas pueden ser muy diversas ya que depende de la percepción de la persona afectada. Si bien muchas fuentes son de naturaleza físicamente violenta, otras son psicológicas. Algunas fuentes comunes de trauma incluyen: violación, maltrato físico o verbal, desastres naturales, enfermedades graves, la muerte de un ser querido, ser testigo de un evento horrible o un acto de violencia, etc.

El trauma a menudo, pero no siempre, está asociado con estar presente en el lugar de un evento que induce a uno. También es posible sostener un trauma después de presenciar algo a distancia. Los niños pequeños son especialmente vulnerables a ellos y deben ser examinados psicológicamente después de que haya ocurrido un evento traumático para asegurar su bienestar emocional.

La persona que padece un trauma puede sentirse emocional, cognitiva y físicamente estresado. Las circunstancias del evento comúnmente incluyen abuso de poder, traición de la confianza, atrapamiento, impotencia, dolor, confusión y / o pérdida.

Señales de padecer un trauma

Si bien las causas y los síntomas del trauma son diversos, hay algunas señales básicas que se deben tener en cuenta para diferenciar. Las personas que han sufrido eventos traumáticos a menudo se sentirán desorientadas y sacudidas emocionalmente Es posible que no respondan a la conversación como lo harían normalmente y, a menudo, parecerán retraídos o no presentes incluso cuando hablan.

Otra señal que merece la pena comentar es la ansiedad que padecen. Tendrán mucha ansiedad debido al trauma que puede manifestarse en terrores nocturnos, pesadillas, parálisis del sueño, nervios, irritabilidad, falta de concentración, cambios bruscos de humor, etc.

Si bien estos síntomas de trauma son comunes, no son únicos. Las personas responden de diferentes maneras. A veces, el trauma es prácticamente imperceptible incluso para los amigos y familiares más cercanos de la víctima. Estos casos tiene importancia de hablar con alguien después de que haya ocurrido un evento traumático, incluso si no muestran señales iniciales de alteración. El trauma puede manifestarse días, meses o incluso años después del evento real.

Síntomas emocionales del trauma

Aunque las señales comentadas más arriba son necesarias tenerlas en cuenta, también existen otro tipo de síntomas emocionales que también pueden indicar que una persona está padeciendo un trauma. Algunos síntomas comunes son:

  • Enfado
  • Negación
  • Tristeza
  • Arrebatos emocionales

En ocasiones, la víctima puede redirigir sus emociones negativas a personas cercanas como familiares y amigos, haciendo que la relación con estas personas sea muy complicado. Si los familiares y amigos no saben nada acerca del trauma no entenderán este cambio repentino en el comportamiento.

Es difícil ayudar a alguien que te aleja, pero comprender los síntomas emocionales que aparecen después de un evento traumático puede ayudar a facilitar el proceso.

Síntomas físicos del trauma

El trauma a menudo se manifiesta tanto física como emocionalmente. Algunos signos físicos comunes incluyen:

  • Tez pálida
  • Falta de concentración
  • Palpitaciones
  • Ansiedad
  • Ataques de pánico
  • No afrontar situaciones que antes sí se afrontaban
  • Lesiones físicas
  • Estrés extremo

Consecuencias de un trauma

Un trauma puede tener efectos a corto y largo plazo que se necesita conocer. Todos los efectos del trauma pueden ocurrir en un período corto de tiempo o en el transcurso de semanas o incluso años. Cualquier efecto de trauma debe abordarse de inmediato para evitar la permanencia. Cuanto antes se aborde el trauma, mayor será la probabilidad de que la víctima se recupere con éxito y de manera completa, cuanto más se tarde, más complicada será la recuperación.

Los efectos a corto y largo plazo del trauma pueden ser similares, pero los efectos a largo plazo generalmente son más graves. Los cambios de humor a corto plazo son bastante normales después de un trauma, pero si los cambios en el estado de ánimo duran más de dos meses, puede ocurrir un efecto a largo plazo.

Es necesario que si consideras que has vivido un evento traumático no guardes esos sentimientos en tu interior. Si no los exteriorizas o trabajas esas emociones negativas en tu interior, será un peso que te costará sobrellevar. Como no existen dos traumas iguales porque no existen dos personas iguales, es necesario que acudas a tu médico y le expliques qué es lo que te ocurre.

Tu médico valorará si derivarte a un profesional de salud mental y en el caso que lo haga, te evaluarán psicológicamente para saber en qué estado de trauma te encuentras y qué te ocurre exactamente. Una vez sabido esto, el profesional escogerá el tipo de tratamiento que mejor se adecue a tu situación particular. Esto puede ser terapia individual, terapia en grupo, medicamentos… Habla con el profesional de salud mental y comenzad el tratamiento lo antes posible para tener mejores resultados.


Categorías

Psicología, Trastornos

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

2 comentarios

  1.   Olga Gutiérrez dijo

    me encantó este articulo esta muy interesante me gustaría recibir mas

    1.    Maria Jose Roldan dijo

      muchas gracias!! 😀 Sigue leyéndonos ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.