Qué es la tricotilomanía y por qué ocurre

La tricotilomanía es un trastorno que tiene que ver con el cabello de la persona, también es conocido como ‘el trastorno del tirón del cabello’. Es un trastorno mental clasificado como trastorno-obsesivo compulsivo e implica impulsos que la persona afectada describe como incontrolables para tirar el cabello.

Qué es

Las personas que sufren este trastorno se tiran el pelo de la cabeza, de las cejas, de los párpados y cualquier otra área del cuerpo donde exista pelo. Aunque la persona afectada quiera voluntariamente detener ese impulso, le resulta casi imposible y acaba siempre volviendo a tirarse del cabello.

Cuando esto ocurre, la persona puede eliminar total o parcialmente parte de su pelo en el cuerpo, como en cejas o pestañas. En cuanto a los tirones que se da en la cabeza puede ocasionar diversos grados de parches en el cuero cabelludo, generándose pérdida de cabello. Se arranca el pelo y al perderlo, esto genera gran angustia a la persona y esto puede afectar muy negativamente al funcionamiento social y a la calidad de vida de la persona afectada.

Para algunas personas los síntomas pueden llegar a contorlarse, pero para otros, sienten que no podrán controlarlo nunca porque creen que los impulsos son superiores a ellos.

Síntomas

Los síntomas de esta afección son bastante evidentes porque tienen que ver con el deseo irrefrenable de tirarse del propio cabello. La característica principal de la tricotilomanía es la extracción recurrente del propio cabello. El vello puede ocurrir en cualquier región del cuerpo en la que crece el cabello; Los sitios más comunes incluyen el cuero cabelludo, las cejas y los párpados. Las áreas menos comunes incluyen las regiones faciales, púbicas y perirrectales.

Otros síntomas a tener en cuenta son:

  • Intentos repetidos para detener este deseo impulsivo.
  • Arrancarse el cabello causa angustia o deterioro de la calidad de vida de la persona afectada.
  • Sensación de tensión momentos antes de tirar del cabello o intentar resistirse a tirar.
  • Sensación de alivio después de tirar del cabello.
  • Pérdida notable de cabello.
  • Jugar con el pelo tirado o frotarlo sobre la cara o la piel.
  • Morder, masticar o comer el pelo tirado o arrancado.
  • Tirar o frotarse con diferentes tipos de cabello o diferentes texturas.
  • Los tirones de pelo a menudo se producen en privado por vergüenza social.

Tipos de tirones

Cuando se arranca o se come el cabello puede estar acompañado de estados emocionales. Puede ir precedido de ansiedad, aburrimiento, estrés, tensión o dar lugar a sentimientos de gratificación, alivio o placer después de hacer los tirones. Tirar del pelo también puede implicar diversos grados de conciencia: arrepentimiento.

Tirones de cabello concentrado. Las personas se dedican a tirar del cabello con la intención de experimentar alivio emocional o aliviar la tensión al tirar.  En este caso, la extracción del cabello puede incluir rituales específicos, incluida la extracción de ciertos tipos de cabello.

Tracción automática del pelo. Algunas personas se dedican a comer el cabello sin darse cuenta. Esto puede ocurrir cuando están aburridos, mirando televisión o realizando otras actividades sin sentido.

Tracción mixta. Muchas personas se involucran en una mezcla de ambos estilos de comportamiento.

Algunas de las personas diagnosticadas con tricotilomanía también tienen otras conductas repetitivas centradas en el cuerpo, como el corte de piel, morderse las uñas o los labios.

Factores de riesgo

Como en la gran mayoría de afecciones, existen algunos factores de riesgo que puede hacer que la persona tenga más probabilidades de padecer este tipo de afección. Si se cree que se tienen estos factores de riesgo y que la persona está padeciendo este problema, entonces será necesario que se tengan en cuenta los síntomas mencionados más arriba. Los factores son:

  1. La edad. El inicio de esta afección suele ocurrir entre los 10 y los 13 años y durar toda la vida.
  2. Trastornos de salud mental. Puede haber otros trastornos de salud mental asociados. Las personas con tricotilomanía a menudo también presentan ansiedad, depresión o trastorno obsesivo compulsivo.
  3. Estrés. Los niveles altos de estrés pueden desencadenar la tricotilomanía en algunas personas.

¿Se tiene que buscar ayuda?

Si te has dado cuenta de que tú o alguien cercano a ti no puede dejar de peinarse, experimenta sensaciones negativas en la vida social o en cualquier área de funcionamiento laboral u otras áreas de la vida debido a esto, será importante buscar ayuda.

La tricotilomanía no desaparecerá por sí sola. Es un trastorno de salud mental que requiere tratamiento por parte de los profesionales correspondientes.

Tratamiento

El tratamiento de la tricotilomanía puede ser complicado, y la mayoría de las opciones de tratamiento requieren tiempo y práctica. Las personas a menudo intentan varias estrategias para hacer frente a sus impulsos antes de encontrar algo que funcione. Trata de no desanimarte si los síntomas aparecen y desaparecen. Algunos tratamientos son los siguientes:

  • Cambio de hábitos. Este es a menudo el tratamiento primario de la tricotilomanía. Las personas aprenden a reconocer las situaciones en las que es probable que se tiren del cabello y sustituyan otras conductas. Muchas personas utilizan el registro en un diario, las alertas y otras estrategias para aumentar el conocimiento de los desencadenantes. En lugar de tirar el cabello, una persona puede sustituir comportamientos como; apretar los puños o apretar una banda elástica en la muñeca.
  • Terapia cognitiva. Este tipo de terapia puede ayudar a las personas a explorar creencias distorsionadas relacionadas con la extracción del cabello.
  • Entrenamiento de autoconciencia. Las personas aprenden a ser más conscientes de los patrones de arrancado de su cabello mediante el seguimiento cuando tiran y detallan las emociones y otra información importante para ser consciente de este hábito.
  • Entrenamiento de relajación. Esto ayuda a las personas a aprender a concentrarse y calmar sus sistemas nerviosos centrales en respuesta a los factores desencadenantes del estrés.
  • Entrenamiento de respiración profunda. Consiste en aprender la forma correcta de participar en la respiración profunda que ayuda a aumentar la relajación y la concentración sobre superar el hábito.
  • Terapia de conversación orientada a los procesos. La terapia de conversación puede ser eficaz para ayudar a las personas a explorar sus factores desencadenantes y sus emociones.
  • Medicación. Si bien no existen medicamentos específicos para el tratamiento de la tricotilomanía, se pueden usar algunos para tratar algunos de los síntomas de ansiedad que acompañan.
  • Terapia familiar. Para niños y adolescentes, la terapia familiar ayuda a los padres a aprender a responder y manejar mejor los síntomas.
  • Terapia de grupo. La tricotilomanía puede sentirse aislada. Los grupos ayudan a las personas a conectarse con otros que soportan una lucha similar y se brindan apoyo mutuo.

El tratamiento dependerá de la persona afectada, ya que no todos los tratamientos son igual de eficaces para todo el mundo.



Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.