Saltar al contenido

Un bebé recién nacido no quiere separarse de su madre

recien nacido

En la actualidad hay una gran cantidad de estudios que muestran que las madres y los bebés deben estar en contacto físico inmediatamente después del parto, así como más tarde. El bebé es más feliz y su temperatura es más estable.

El contacto físico entre la madre y su bebé al nacer reduce el llanto y ayuda a la madre a amamantarlo con éxito. Aquí os dejo con un vídeo que muestra el llanto de un bebé al separarse de la madre:

Si te ha gustado este vídeo, ¡compártelo con tus amigos!
[social4i size=”large” align=”align-left”]

En muchas culturas, los bebés generalmente se depositan desnudos en el pecho de la madre nada más nacer. En los últimos tiempos, sobre todo en los países más desarrollados, los bebés son envueltos en una manta y separados de la madre.

Desde el punto de vista de la lactancia materna, los bebés que se mantienen en contacto físico con la madre inmediatamente después del parto, por lo menos una hora, son más propensos a aferrarse sin ninguna ayuda al pecho de la madre.

A esta costumbre de colocar el bebé recién nacido sobre el pecho de la madre se le conoce como el método canguro. Es una técnica practicada en el recién nacido, por lo general con los prematuros. Se llama método canguro por la similitud con la que estos animales llevan a sus crías.

El método canguro para los bebés prematuros puede estar restringido a unas pocas horas al día, pero si son médicamente estables, este tiempo podrá ser prorrogado. Algunas madres pueden quedarse con sus bebés en brazos durante muchas horas al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.